¿Qué tan­to in­ves­ti­ga­mos en el agua?

El Pais (Uruguay) - - QUÉ PASA -

Al­var Ca­rran­za no da ro­deos cuan­do di­ce que Uru­guay es­tá atra­ve­san­do su “má­xi­mo his­tó­ri­co de in­ves­ti­ga­ción en cien­cias del mar”. Lo que fal­ta, opi­na, es au­nar los dis­tin­tos gru­pos de in­ves­ti­ga­ción dis­per­sos en la Uni­ver­si­dad, un es­fuer­zo que ya dio el pri­mer pa­so tras una jor­na­da in­tra Ude­lar en la que se hi­zo una pues­ta en co­mún de los pro­yec­tos de in­ves­ti­ga­ción que es­tán en mar­cha en es­pa­cios ma­ri­nos. “Te­ne­mos que cru­zar to­das las vi­sio­nes que te­ne­mos pa­ra fi­jar una es­tra­te­gia con­jun­ta”, plan­tea. Es­ta­mos bien, pe­ro los ex­per­tos sa­ben que en el ran­king mun­dial que mi­de el ín­di­ce de sa­lud de los océa­nos, es de­cir, qué tan sos­te­ni­ble es el uso que ca­da país ha­ce de su te­rri­to­rio azul, Uru­guay ocu­pa el pues­to nú­me­ro 170 de 220.

¿Es que es­tán subin­ves­ti­ga­das las áreas ma­ri­nas en nues­tro país? “En 2010 vino un bar­co de in­ves­ti­ga­ción es­pa­ñol, el Mi­guel Oliver, con una tec­no­lo­gía es­pec­ta­cu­lar, y nos per­mi­tió ha­cer un ma­peo tri­di­men­sio­nal del fon­do ma­rino y ahí des­cu­bri­mos que te­nía­mos 20 arre­ci­fes de co­ral en nues­tras aguas pro­fun­das. Has­ta 2010 no lo sa­bía­mos: es co­mo ig­no­rar que te­nés un mon­te de ár­bo­les ra­rí­si­mos. Allí vi­ven cien­tos de es­pe­cies y es un área de cría de es­pe­cies de in­te­rés co­mer­cial, co­mo el can­gre­jo ro­jo”, ex­pli­ca. El des­co­no­ci­mien­to sub­acuá­ti­co no es un mal ex­clu­si­vo de nues­tro país: el mun­do des­co­no­ce el 91% de las 3.000.000 de es­pe­cies ma­ri­nas que exis­ten. En­ton­ces, ¿có­mo son nues­tras investigaciones? Die­go Ler­ca­ri lo re­su­me así: “Se in­ves­ti­ga a la me­di­da del mon­to”. Aun­que se mul­ti­pli­ca­ron los fon­dos pa­ra in­ves­ti­gar, Ler­ca­ri se­ña­la que el mon­to no sue­le su­pe­rar los US$ 50.000, lo que ha­ce im­po­si­ble cos­tear una in­ves­ti­ga­ción ocea­no­grá­fi­ca. Los in­ves­ti­ga­do­res que es­tu­dian océa­nos lo ha­cen a tra­vés de da­tos sa­te­li­ta­les o que to­man otros gru­pos y los com­par­ten, por­que en esos pro­yec­tos, US$ 50.000 po­dría ser el cos­to de un día de fun­cio­na­mien­to del bar­co na­ve­gan­do en al­ta mar.

Los pro­yec­tos que abun­dan son cos­te­ros, por­que son los más fac­ti­bles de rea­li­zar sin lo­gís­ti­ca. Uru­guay tie­ne un so­lo bar­co pa­ra in­ves­ti­gar, pro­pie­dad de la Di­na­ra —con un cos­to de US$ 6.000 dia­rios— pe­ro los in­ves­ti­ga­do­res di­cen que el 90% de las ve­ces que sa­le a na­ve­gar se rom­pe, y no aguan­ta más de 200 me­tros de pro­fun­di­dad. Las investigaciones más am­bi­cio­sas que se han rea­li­za­do son a par­tir de con­ve­nios con gru­pos ex­tran­je­ros o ges­tio­nes que en­ca­be­za An­cap pa­ra bus­car hi­dro­car­bu­ros. Los in­ves­ti­ga­do­res re­cla­man que la ANII ten­ga un fon­do sec­to­rial es­pe­cí­fi­co pa­ra el área. Des­de la ANII, su di­rec­tor, Fer­nan­do Brum, ex­pli­ca que es­tos fon­dos re­quie­ren un so­cio pú­bli­co o pri­va­do. An­drés Do­min­go, de la Di­na­ra, anun­cia que lan­za­rán fon­dos con­cur­sa­bles en so­cie­dad con la ONU, con te­má­ti­cas de­fi­ni­das y por un va­lor de US$ 80.000 y US$ 100.000 por pro­yec­to.

NO­VE­DAD. En 2010 Uru­guay des­cu­brió que tie­ne 20 arre­ci­fes de co­ral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.