Una mi­ra­da ne­ga­ti­va: “Es­to da­rá pé­si­mos po­lí­ti­cos”

El Pais (Uruguay) - - QUÉ PASA -

La idea de re­clu­tar can­di­da­tos por cas­ting no es nue­va, di­ce Luis Cos­ta Bo­nino, un po­li­tó­lo­go uru­gua­yo con am­plia ex­pe­rien­cia en cam­pa­ñas elec­to­ra­les a ni­vel in­ter­na­cio­nal, que fue ase­sor es­tra­té­gi­co del pre­si­den­te fran­cés Em­ma­nuel Ma­cron en su ca­mino ha­cia la pre­si­den­cia pe­ro hoy es crí­ti­co de sus de­ci­sio­nes. Cos­ta Bo­nino afir­ma que el mé­to­do se ha uti­li­za­do en va­rios lu­ga­res con el ob­je­ti­vo de “ciu­da­da­ni­zar”el per­so­nal po­lí­ti­co y los par­ti­dos, ge­ne­ral­men­te co­exis­tien­do con otros pro­ce­di­mien­tos. En Mé­xi­co, uno de los par­ti­dos que ha usa­do con más fre­cuen­cia es­te mé­to­do es el Par­ti­do Ac­ción Na­cio­nal (PAN).

“Es­te pro­ce­di­mien­to, que se rea­li­za­ba con per­fil ba­jo en mu­chos lu­ga­res, co­bró no­to­rie­dad in­ter­na­cio­nal a me­dia­dos de 2017 con el pro­yec­to po­lí­ti­co EM, En Mar­che!, el mo­vi­mien­to que lle­vó a la pre­si­den­cia a Em­ma­nuel Ma­cron”, plan­tea Cos­ta Bo­nino pa­ra es­te informe. Lue­go el mo­vi­mien­to se con­vir­tió en par­ti­do con el ob­je­ti­vo in­me­dia­to de ob­te­ner la ma­yo­ría par­la­men­ta­ria. Aun­que ha­bía te­ni­do una “asom­bro­sa suer­te” (an­tes de la elec­ción ha­bían per­di­do los can­di­da­tos fa­vo­ri­tos de iz­quier­da y de de­re­cha) y re­ci­bi­do im­por­tan­tes apo­yos, una vez pre­si­den­te, Ma­cron “qui­so dar la ima­gen de que ha­bía ga­na­do so­lo”. “Tra­tó de bo­rrar las hue­llas de la cam­pa­ña, hi­zo su do­cu­men­tal Les Cou­lis­ses d’une vic­toi­re pa­ra pos­tu­lar que ha­bía ga­na­do sin nin­gún es­tra­te­ga elec­to­ral, sin so­cios po­lí­ti­cos, sin par­ti­dos, sin na­die más que su gru­pi­to de jó­ve­nes ayu­dan­tes”, di­ce Cos­ta Bo­nino. Y “qui­so or­ga­ni­zar su ma­yo­ría par­la­men­ta­ria con can­di­da­tos que le de­bie­ran to­do ex­clu­si­va­men­te a él”, des­car­tan­do li­de­raz­gos pre­vios. Así fue que se de­ci­dió por el mé­to­do del cas­ting. “El ob­je­ti­vo de­cla­ra­do fue ciu­da­da­ni­zar la po­lí­ti­ca. El ob­je­ti­vo po­lí­ti­co no de­cla­ra­do fue per­so­na­li­zar el po­der”, di­ce el es­pe­cia­lis­ta.

Afir­ma: “El cas­ting es­tu­vo guia­do esen­cial­men­te por la aje­ni­dad a los par­ti­dos y por la co­rrec­ción po­lí­ti­ca, con el de­bi­do por­cen­ta­je de mu­je­res, de jó­ve­nes, de hi­jos de in­mi­gran­tes, de ca­te­go­rías so­cio­pro­fe­sio­na­les, so­cio­de­mo­grá­fi­cas. En la ac­ción po­lí­ti­ca, sin em­bar­go, la au­sen­cia com­ple­ta de ex­pe­rien­cia de los par­la­men­ta­rios, aje­nos al co­no­ci­mien­to po­lí­ti­co, a la ne­go­cia­ción, a la leal­tad po­lí­ti­ca, fue­ron po­ten­cian­do el pro­ble­ma prin­ci­pal de Ma­cron co­mo pre­si­den­te, que qui­so per­so­na­li­zar al má­xi­mo el po­der y ter­mi­nó con­si­guien­do una so­le­dad y un ais­la­mien­to ex­tre­mos. Los par­la­men­ta­rios que eli­gió no le han si­do lea­les en ab­so­lu­to, en su ma­yo­ría”.

Pa­ra Cos­ta Bo­nino, “el cas­ting es un pé­si­mo me­ca­nis­mo de re­clu­ta­mien­to de per­so­nal po­lí­ti­co” y el me­jor sis­te­ma es “la par­ti­ci­pa­ción, la for­ma­ción po­lí­ti­ca, la mi­li­tan­cia, la preo­cu­pa­ción y el in­te­rés por la so­cie­dad”. Con­clu­ye: “Can­di­da­tos se­lec­cio­na­dos por cri­te­rios psi­co-la­bo­ra­les, por eva­lua­do­res que no co­no­cen en ab­so­lu­to la esen­cia de lo po­lí­ti­co, van a ge­ne­rar, pre­su­mi­ble­men­te, ma­los po­lí­ti­cos, lo que se­rá fi­nal­men­te un muy mal ne­go­cio pa­ra las fuer­zas po­lí­ti­cas que uti­li­cen es­te mé­to­do”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.