Aná­li­sis de ADN so­bre un an­ti­guo esque­le­to hal­la­do en Bir­ka: con­fir­ma­da exi­sten­cia de mu­je­res guer­re­ras...

La Gente d'Italia - - ATTUALITA -

Cien­tí­fi­cos

sue­cos anun­cia­ron que los tests de ADN efec­tua­dos so­bre un esque­le­to hal­la­do en la tum­ba de un guer­re­ro vi­kin­go de­mo­stra­ron que se tra­ta de una mu­jer, de al­to ran­go, en tor­no a los 30 años.

Si bien pre­via­men­te al­gu­nos exá­me­nes efec­tua­dos so­bre los hue­sos plan­tea­ron la hi­pó­te­sis de que el cuer­po pu­die­ra ser de una mu­jer, la hi­pó­te­sis de mu­je­res vi­kin­gas guer­re­ras ha­bía si­do de­ja­da de la­do.

Aho­ra los in­ve­sti­ga­do­res usa­ron nue­vos mé­to­dos pa­ra ana­li­zar el ma­te­rial ge­né­ti­co so­bre los re­stos, que da­tan de al me­nos mil años y fue­ron hal­la­dos en el si­tio vi­kin­go co­no­ci­do co­mo Bir­ka, cer­ca de Esto­col­mo.

Char­lot­te He­den­stier­na-Jon­son, de la Uni­ver­si­dad de Upp­sa­la, pre­ci­só que los tests per­te­ne­cen "sin som­bra de du­da a una mu­jer" y que la tum­ba está bien de­co­ra­da, con una espa­da, escu­dos, va­rias ar­mas y ca­bal­los.

No eran, por lo tan­to, so­lo guer­re­ros vio­len­tos o ma­ri­ne­ros: los vi­kin­gos, an­ti­guos do­mi­na­do­res de Eu­ro­pa del nor­te, pa­re­cen ha­ber da­do prue­bas de aper­tu­ra ha­cia la pa­ri­dad de se­xos, co­mo una mu­jer guer­re­ra co­mo je­fa, o en to­do ca­so de al­to ran­go. El tra­ba­jo de los in­ve­sti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad de Esto­col­mo, en­ca­be­za­dos por Jan Sto­ra, se de­scri­be en el Ame­ri­can Jour­nal of Phy­si­cal An­th­ro­po­lo­gy. Du­ran­te 130 años, los ar­queó­lo­gos se pre­gun­ta­ron si los hue­sos y ob­je­tos hal­la­dos jun­to al cuer­po de BJ 581 (así co­mo se lla­ma­ba el in­di­vi­duo en la tum­ba), es de­cir una espa­da, un ha­cha, una lan­za, fle­chas, un cu­chil­lo, dos escu­dos y dos ca­bal­los de guer­ra eran de un hom­bre o una mu­jer. Los re­stos de al­gu­nas mu­je­res sol­da­do vi­kin­gas fue­ron sa­ca­dos a la luz en el pa­sa­do, pe­ro nin­gu­na de el­las te­nía ter­mi­na­cio­nes de al­to ran­go co­mo las hal­la­das en esta tum­ba del pue­blo de Bir­ka, y no so­lo pa­ra las ar­mas o ar­ma­du­ras si­no tam­bién peo­nes y una ta­bla usa­da pa­ra pla­ni­fi­car tác­ti­cas y estra­te­gias. Los nue­vos aná­li­sis rea­li­za­dos en los úl­ti­mos años so­bre el esque­le­to su­ge­rían que el cuer­po po­día ha­ber si­do de una mu­jer, co­mo con­fir­mó aho­ra el aná­li­sis de ADN.

Pa­ra los ex­per­tos aún es pron­to pa­ra de­cir si esta era una ex­ce­p­ción a la nor­ma o una con­di­ción di­fun­di­da, aun­que a prin­ci­pios de la Edad Me­dia hay re­la­tos de fe­ro­ces mu­je­res vi­kin­gas que com­ba­tían jun­to a los hom­bres, y que ali­men­ta­ron el mi­to de las val­ki­rias.

El pue­blo de Bir­ka, don­de se pro­du­jo el hal­la­z­go, era un im­por­tan­te nu­do co­mer­cial en­tre los si­glos VIII y X, con una po­bla­ción de un mil­lar de ha­bi­tan­tes, que eran co­mer­cian­tes, ar­te­sa­nos y guer­re­ros. Su cul­tu­ra, sin em­bar­go, era di­fe­ren­te a aquel­la de la re­gión, y tal vez este hal­la­z­go pa­re­ce con­fir­mar­lo.

Newspapers in Italian

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.