“No com­par­to lo que di­ce Ta­ba­ré”, di­jo De los San­tos

Des­de el Con­se­jo de Mi­nis­tros de San Luis, el Pre­si­den­te en­vió su men­sa­je a la in­ter­na del Fren­te Am­plio.

La Republica (Uruguay) - - PORTADA -

El pre­si­den­te Ta­ba­ré Váz­quez se re­fi­rió ayer al en­fren­ta­mien­to po­lí­ti­co y pú­bli­co que vie­nen man­te­nien­do Da­río Pé­rez (dipu­tado del Fren­te Am­plio por la Li­ga Fe­de­ral) y Óscar de los San­tos, exin­ten­den­te de Mal­do­na­do, por los su­pues­tos víncu­los de es­te úl­ti­mo con el se­na­dor co­lo­ra­do fa­lle­ci­do Wil­son Sa­na­bria.

Váz­quez la­men­tó la dispu­ta y di­jo que es "un hecho que se da fue­ra de la es­fe­ra del go­bierno", pe­ro que sien­te "enor­me tris­te­za y ver­güen­za aje­na". "Los pro­ble­mas per­so­na­les se arre­glan de otra ma­ne­ra", di­jo Váz­quez y agre­gó que el in­ci­den­te "da­ña" al Fren­te Am­plio.

Es­te lu­nes, tam­bién De Los San­tos ha­bló de es­ta con­tro­ver­sia, en en­tre­vis­ta con el programa Re­pú­bli­ca Ra­dio (en la­ca­tor­ce 10), y tam­bién res­pon­dió al pre­si­den­te Ta­ba­ré Váz­quez. “No com­par­to lo que di­ce Ta­ba­ré Váz­quez, más allá de su ver­güen­za aje­na, por­que lo que ha en­con­tra­do en mí el go­bierno, siem­pre, es la de­fen­sa del go­bierno, en tér­mi­nos de ase­gu­rar la go­ber­na­bi­li­dad, pe­ro eso no sig­ni­fi­ca que yo ten­ga que man­te­ner un si­len­cio lar­go, eterno y pro­fun­do mien­tras se me agra­via en tér­mi­nos po­lí­ti­cos y éti­cos lo que yo no es­toy dis­pues­to a acep­tar”, afir­mó.

De los San­tos afir­mó que la Me­sa Po­lí­ti­ca De­par­ta­men­tal de Mal­do­na­do so­li­ci­tó a la Pre­si­den­cia de la fuer­za po­lí­ti­ca que me­dia­ra en es­te asun­to aun­que du­da “que exis­ta mu­cho mar­gen” pa­ra lle­gar a un acuer­do en vir­tud de las di­fe­ren­cias sur­gi­das con Da­río Pé­rez. Agre­gó que la Cor­te Elec­to­ral de­mos­tró que lo que sos­tie­ne el dipu­tado de Li­ga Fe­de­ral Fren­team­plis­ta no es co­rrec­to ya que “los vo­tos de Sa­na­bria y de Car­do­so en el 2005 fue­ron pa­ra An­tía al igual que una par­te de los vo­tos del Par­ti­do In­de­pen­dien­te. In­clu­si­ve el Fren­te Am­plio per­dió vo­tos en 2005 con res­pec­to al 2004, en la elec­ción de­par­ta­men­tal, unos 1.300 vo­tos”. Agre­gó que Da­río Pé­rez se re­mon­tó 12 años pa­ra atrás pa­ra ata­car­lo en el mis­mo mo­men­to que se pro­du­cía una interpelación al in­ten­den­te An­tía. “No puede ha­ber una or­ga­ni­za­ción po­lí­ti­ca que con­ten­ga na­tu­ral­men­te gen­te que pa­re­ce in­có­lu­me y otros que so­mos co­rrup­tos”, afir­mó. De los San­tos con­si­de­ró que el Fren­te Am­plio de­be­ría to­mar car­tas en el asun­to y ha­cer un “aná­li­sis de esa reali­dad po­lí­ti­ca, del rol de De los San­tos, el rol de Da­río Pé­rez, el rol de la fuer­za po­lí­ti­ca, en una dis­cu­sión que yo creo que te­ne­mos que dar”. Con­sul­ta­do so­bre

si la Co­mi­sión de Éti­ca de­be­ría ana­li­zar es­te ca­so, afir­mó que“es un te­ma pa­ra des­pe­jar efec­ti­va­men­te si hu­bo o no un víncu­lo en­tre Sa­na­bria y quien ha­bla”. Con­si­de­ró que el Fren­te Am­plio “no puede acep­tar a un ti­po en el ca­so de que yo fue­ra un co­rrup­to y hu­bie­se ne­go­cia­do con Sa­na­bria pa­ra dar­me el triun­fo co­sa que es­tá de­mos­tra­do que no” por lo que, “eso lo quie­ro plan­tear por­que los ca­pi­ta­les po­lí­ti­cos de la iz­quier­da son sus ideas sus pro­gra­mas, su conducción co­lec­ti­va y tam­bién su gen­te. Y el va­lor que yo ten­go en tér­mi­nos po­lí­ti­cos, fue el que el FA me dio. El ca­pi­tal más gran­de es la per­so­na, es la dig­ni­dad. Mi in­te­rés no puede estar por en­ci­ma de na­die, pe­ro yo no pue­do ser un re­fe­ren­te del FA si an­te un ata­que de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, que­do con­fun­di­do con una in­ves­ti­ga­ción que se es­tá ha­cien­do que tie­ne que ver con la even­tua­li­dad in­clu­si­ve de la­va­do de di­ne­ro.Yo quie­ro que es­to se acla­re por par­te de la Jus­ti­cia pe­ro que el Fren­te Am­plio tam­bién lo acla­re. Ne­ce­si­to ha­cer­lo, yo soy un mi­li­tan­te al cual se le pu­so en te­la de jui­cio una vez más, no es la pri­me­ra vez, su éti­ca de la po­lí­ti­ca.Y eso no lo voy a re­ga­lar, es pa­tri­mo­nio mío pe­ro lo es tam­bién de la iz­quier­da”, afir­mó. Con­sul­ta­do so­bre si es­tá pen­san­do en pre­sen­tar­se an­te la Jus­ti­cia, res­pon­dió que “no, por­que no hay acu­sa­ción de de­li­to allí”.“Lo que hay es una acu­sa­ción en el me­dio de una in­ves­ti­ga­ción de una em­pre­sa que con­du­cía Sa­na­bria en el mis­mo mo­men­to que íba­mos a in­ter­pe­lar a An­tía”. “En me­dio de una ofen­si­va de la iz­quier­da, sa­le Da­río Pé­rez re­tro­tra­yén­do­se 12 años pa­ra atrás, di­cien­do que yo ga­né por Sa­na­bria cuan­do Sa­na­bria dio los vo­tos a An­tía, es­tá de­mos­tra­do. Le tras­la­dó ca­si 6.000 y pi­co de vo­tos. El Par­ti­do Co­lo­ra­do no sa­có ni un edil”, agre­gó.

De los San­tos, di­jo que el Fren­te Am­plio tie­ne que“de­fi­nir” en­tre uno y otro por­que“sino no es creí­ble”. “Que dos per­so­nas, de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, se suban a un es­ce­na­rio a pe­dir la vo­lun­tad po­pu­lar al cam­bio, no es creí­ble. Ha­cen a la fal­ta de cre­di­bi­li­dad del sis­te­ma. A mí me due­le pe­ro me da bronca. Por­que ten­dría­mos que estar dis­cu­tien­do el res­pal­do al go­bierno y al­gu­nas trans­for­ma­cio­nes que ne­ce­si­ta ha­cer el go­bierno y me veo im­pe­di­do por­que ten­go que ex­pli­car per­ma­nen­te­men­te las acu­sa­cio­nes de Da­río Pé­rez”.

Óscar De los San­tos “No puede ha­ber una or­ga­ni­za­ción po­lí­ti­ca que con­ten­ga na­tu­ral­men­te gen­te que pa­re­ce in­có­lu­me y otros que so­mos co­rrup­tos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.