El es­cán­da­lo de Harvey Weinstein abre la ca­ja de Pan­do­ra en Holly­wood

El aco­so se­xual pa­re­ce ser al­go co­mún en la me­ca del ci­ne.

La Republica (Uruguay) - - QUÉ VIDA! -

Ben Af­fleck ad­mi­tió con­duc­ta “inapro­pia­da”, Terry Crews ase­gu­ró que un eje­cu­ti­vo to­có sus par­tes ín­ti­mas, Rob Sch­nei­der re­cor­dó el aco­so se­xual de un di­rec­tor: mien­tras nue­vas his­to­rias ali­men­tan el es­cán­da­lo de Harvey Weinstein, Holly­wood mues­tra que no fue un ca­so ais­la­do.El cé­le­bre pro­duc­tor de Holly­wood, hoy con 65 años, es se­ña­la­do de ha­ber aco­sa­do se­xual­men­te a ac­tri­ces jó­ve­nes, mo­de­los y em­plea­das des­de los años 1990.Tres lo acu­san de vio­la­ción.Y nue­vas his­to­rias sa­len a la luz ca­da día.

La mo­de­lo y ac­triz Ca­ra De­le­vin­gne re­ve­ló es­te miér­co­les có­mo el mag­na­te tra­tó de be­sar­la du­ran­te una reu­nión so­bre un fil­me en el que as­pi­ra­ba un pa­pel en un cuar­to de ho­tel.

La fran­ce­sa Léa Sey­doux es­cri­bió enThe Guar­dian su his­to­ria, si­mi­lar a las otras.“Es­tá­ba­mos ha­blan­do en el so­fá cuan­do de re­pen­te sal­tó so­bre mí e in­ten­tó be­sar­me.Tu­ve que de­fen­der­me. Es gran­de y gor­do, así que tu­ve que ser fuer­te pa­ra re­sis­tir­me. Sa­lí de su ha­bi­ta­ción com­ple­ta­men­te as­quea­da”. La lis­ta de ac­tri­ces que ase­gu­ran ha­ber si­do ob­je­to de in­si­nua­cio­nes se­xua­les del po­de­ro­so pro­duc­tor, a me­nu­do en ha­bi­ta­cio­nes de ho­tel, in­clu­yen a Mi­ra Sor­vino, Ro­sa­na Ar­quet­te, Gwy­neth Pal­trow, An­ge­li­na Jo­lie, Em­ma de Cau­nes y Ju­dith Go­drè­che, que ha­bla­ron con The Ne­wYor­kTi­mes yThe Ne­wYor­ker.

La es­tre­lla ita­lia­na Asia Ar­gen­to, la ac­triz Lu­cia Evans y otra mu­jer que se man­tu­vo en el ano­ni­ma­to lo acu­san de vio­la­ción, aun­que a tra­vés de una por­ta­voz Weinstein afir­mó que to­das las re­la­cio­nes se­xua­les que man­tu­vo fue­ron con­sen­ti­das.

El pro­duc­tor fue des­pe­di­do por el di­rec­to­rio de su com­pa­ñía, The Weinstein Com­pany, y su mu­jer, Georgina Chap­man, anun­ció el mar­tes su se­pa­ra­ción .“Es­toy pro­fun­da­men­te de­vas­ta­do, per­día mi es­po­sa e hi­jas que es lo que más amo”, di­jo Weinstein al si­tio de chis­mes, Pa­ge Six.

La Aca­de­mia ci­ne­ma­to­grá­fi­ca de Es­ta­dos Uni­dos -que no­mi­nó más de 300 de sus pe­lí­cu­las al

“Es­tá­ba­mos ha­blan­do en el so­fá cuan­do de re­pen­te sal­tó so­bre mí e in­ten­tó be­sar­me. Tu­ve que de­fen­der­me. Es gran­de y gor­do, así que tu­ve que ser fuer­te pa­ra re­sis­tir­me. Sa­lí de su ha­bi­ta­ción com­ple­ta­men­te as­quea­da”. Léa Sey­doux so­bre Harvey Weinstein

Os­car, con 81 es­ta­tui­llas- ca­li­fi­có de“re­pug­nan­te, abo­rre­ci­ble y an­ti­éti­ca” su con­duc­ta, al igual que el fes­ti­val de Can­nes y la Aca­de­mia bri­tá­ni­ca, que lo sus­pen­dió.

La pren­sa in­for­mó que Weinstein via­jó a un cen­tro de reha­bi­li­ta­ción en Ari­zo­na pa­ra tra­tar su adic­ción al se­xo y que más tem­prano su hi­ja lla­mó al ser­vi­cio de emer­gen­cia 911 pa­ra re­por­tar que su pa­dre es­ta­ba en es­ta­do “sui­ci­da y de de­pre­sión”.

La po­li­cía de Los Án­ge­les con­fir­mó que re­ci­bió una lla­ma­da por un“al­ter­ca­do”que los ofi­cia­les de­ter­mi­na­ron co­mo una “dispu­ta fa­mi­liar” sin que se hu­bie­ra co­me­ti­do nin­gún cri­men.

“To­do el mun­do sa­bía”

Sey­doux con­tó có­mo vio a Weinstein alar­dear de las mu­je­res con las que ha­bía te­ni­do se­xo en Holly­wood su­ma­do a in­nu­me­ra­bles co­men­ta­rios mi­só­gi­nos.“To­do el mun­do sa­bía” lo que “ha­cía y na­die hi­zo na­da”.

Era in­clu­so blan­co de bro­mas: en un epi­so­dio del pro­gra­ma “30 Rock”, Jen­na (Ja­ne Kra­kows­ki) di­jo que no le te­nía mie­do a na­da en la in­dus­tria por­que“re­cha­zó te­ner se­xo con Harvey Weinstein en no me­nos de tres opor­tu­ni­da­des... de cin­co”.

Y en el anun­cio de las no­mi­na­cio­nes de los Os­car en 2012, Seth Ma­cFar­la­ne di­jo, tras anun­ciar las as­pi­ran­tes a me­jor ac­triz de re­par­to :“fe­li­ci­ta­cio­nes alas cin­co mu­je­res que no ten­drán que pre­ten­der más que se sien­ten atraí­das” al pro­duc­tor.“En es­ta in­dus­tria hay di­rec­to­res que abu­san de su po­si­ción (...). Con Harvey fue fí­si­co, con otros so­lo pa­la­bras”, aña­dió Sey­doux, ga­na­do­ra de la Pal­ma de Oro en 2013 por“La vi­da de Adè­le”.

El ca­so Weinstein abrió una ca­ja de Pan­do­ra: his­to­rias se­xua­les vin­cu­la­das a es­tre­llas de Holly­wood co­mien­zan a apa­re­cer con fre­cuen­cia.

Af­fleck se dis­cul­pó con la ac­triz Hi­lla­rie Bur­ton por­que en 2003, cuan­do era ani­ma­do­ra de un pro­gra­ma en MTV, le to­có los pe­chos. Po­co an­tes el ac­tor -cu­yo her­mano Ca­sey es­tu­vo in­vo­lu­cra­do en otro ca­so de aco­so- es­cri­bió que la con­duc­ta de Weinstein lo hi­zo sen­tir“en­fer­mo”.

El ac­tor Terry Crews ase­gu­ró que un al­to eje­cu­ti­vo le to­có sus par­tes ín­ti­mas y que pen­só en“pa­tear su tra­se­ro” pe­ro se con­tu­vo por las con­se­cuen­cias que po­día te­ner. “Lo de­jé pa­sar y en­tien­do por qué mu­chas mu­je­res lo de­ja­ron pa­sar”.

Pa­ra Sch­nei­der, el es­cán­da­lo Weinstein es la“pun­ta del ice­berg”. En un vi­deo a TMZ di­jo que “no hay una ac­triz que no ten­ga una his­to­ria de es­te ti­po”y que cuan­do era jo­ven un di­rec­tor fa­mo­so, que ya mu­rió, lo aco­só se­xual­men­te.

El Par­ti­do Re­pu­bli­cano, en tan­to, apro­ve­chó la oca­sión pa­ra pe­dir a los de­mó­cra­tas que “de­vuel­van to­do el di­ne­ro su­cio” do­na­do por Weinstein a sus cam­pa­ñas cal­cu­la­do en 1,4 mi­llo­nes des­de 1990 por el Cen­ter for Res­pon­si­ve Po­li­tics.

WEINSTEIN. Con su es­po­sa, quien ya le pi­dió el di­vor­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.