CA­RRE­RAS

Ma­ra­tón de Mon­te­vi­deo

Running (Uruguay) - - PORTADA -

Se vie­ne la cuar­ta edi­ción de la ma­ra­tón que hon­ra a la ca­pi­tal. Un even­to en don­de los me­jo­res co­rre­do­res se da­rán ci­ta pa­ra de­mos­trar los fru­tos de sus ho­ras de en­tre­na­mien­to y pa­ra con­tar al mun­do por qué co­rren

El do­min­go 23 de abril se co­rre­rá la cuar­ta edi­ción de la Ma­ra­tón de Mon­te­vi­deo ba­jo la con­sig­na #Wh­yiru­nmon­te­vi­deo, con dos mo­da­li­da­des: 21 K y 42 K. El even­to es or­ga­ni­za­do por la In­ten­den­cia ca­pi­ta­li­na y tie­ne a la mar­ca de­por­ti­va adi­das co­mo pa­tro­ci­na­dor prin­ci­pal. Las ins­crip­cio­nes es­tán abier­tas con un cos­to de $ 800 (21 K) y $ 900 (42 K). Los in­tere­sa­dos pue­den rea­li­zar su preins­crip­ción a tra­vés de la pá­gi­na web ofi­cial www.ma­ra­ton­mon­te­vi­deo. com.uy y lue­go con­fir­mar­la rea­li­zan­do el pa­go en Red­pa­gos.

Co­mo ca­da año, el even­to re­uni­rá a mi­les de co­rre­do­res lo­ca­les e in­ter­na­cio­na­les pa­ra dispu­tar la prue­ba má­xi­ma del atle­tis­mo por las ca­lles de Mon­te­vi­deo. El 4 de abril se ha­rá el lan­za­mien­to ofi­cial de la ca­rre­ra en una con­fe­ren­cia de pren­sa don­de se co­no­ce­rán los de­ta­lles del re­co­rri­do, las re­me­ras y las me­da­llas. Mu­chos gru­pos y atle­tas (tan­to ama­teurs co­mo pro­fe­sio­na­les) vie­nen pre­pa­rán­do­se pa­ra co­rrer­la y en­tre ellos de­ci­di­mos en­tre­vis­tar a dos de los in­fluen­cers de adi­das pa­ra ver có­mo vie­nen en­tre­nan­do: la co­ci­ne­ra y co­mu­ni­ca­do­ra Xi­me­na To­rres; y el pro­duc­tor y fas­hio­nis­ta Joaquín Pas­to­rino.

DE­TRÁS DE LOS 21 K

Xi­me­na di­ce ser de­por­tis­ta des­de to­da la vi­da. Ha­ce seis años se co­pó con el run­ning, em­pe­zó a co­rrer ca­rre­ras y a en­tre­nar a fon­do en la ram­bla de Mon­te­vi­deo o en el lu­gar del mun­do don­de es­tu­vie­ra. En 2016 co­rrió su pri­me­ra me­dia ma­ra­tón en Mon­te­vi­deo y des­de en­ton­ces co­rrió dos más. En­tre­na cin­co ve­ces a la se­ma­na, cua­tro días co­rrien­do y uno con ejer­ci­cios de fuer­za y pre­pa­ra­ción fí­si­ca. “Des­can­so un día y otro día ha­go pi­la­tes, yo­ga, stret­ching, ca­mi­na­ta; al­gu­na ac­ti­vi­dad com­ple­men­ta­ria que me man­ten­ga ac­ti­va pe­ro que per­mi­ta des­can­sar el cuer­po. Ten­go una agen­da de tra­ba­jo muy in­ten­sa, así que, si el cuer­po pi­de dos días de des­can­so, tam­bién se los doy. Pa­ra mí es im­por­tan­tí­si­mo es­cu­char lo que el cuer­po me pi­de”, cuen­ta.

Su die­ta con­sis­te en co­mer co­mi­da ca­se­ra y na­tu­ral, es de­cir, sin ali­men­tos pro­ce­sa­dos. “La die­ta es el 50 % de mi pre­pa­ra­ción. Mi ren­di­mien­to du­ran­te los en­tre­na­mien­tos es di­rec­ta­men­te pro­por­cio­nal a mi ali­men­ta­ción. Des­pués de co­rrer con­su­mo al­gún ti­po de pro­teí­na pa­ra ayu­dar a re­cu­pe­rar el múscu­lo”. Du­ran­te el mes de abril y pa­ra po­ner­se a tono, en su pas­te­le­ría La Dul­ce­ría va a pre­pa­rar smoot­hies con pro­teí­na, idea­les pa­ra con­su­mir des­pués de en­tre­nar. “Co­mo mis ba­rras de

ce­real, que son pu­ras y sin agre­ga­dos, no to­mo ga­seo­sas y ni lo­ca de­jo de desa­yu­nar”. Gra­nos, qui­noa, ce­rea­les, pes­ca­do, que­sos, yo­gur, fru­ta y gra­no­la for­man par­te de su die­ta y los días pre­vios a las ca­rre­ras au­men­ta la in­ges­ta de glú­ci­dos con pas­tas de grano du­ro y dul­ce de mem­bri­llo. “Tam­bién to­mo su­ple­men­tos, co­mo la ma­ca. Y an­tes de la ca­rre­ra ten­go mi ri­tual que es: le­che de al­men­dras, ba­na­na, gra­no­la y miel, to­do en un bol”, cuen­ta.

Xi­me­na se es­tá pre­pa­ran­do con sus Adi­ze­ro de adi­das pa­ra co­rrer los 21 K de la pró­xi­ma ma­ra­tón y su ob­je­ti­vo es me­jo­rar su tiem­po de dos ho­ras. “Por pro­yec­tos per­so­na­les, se­gu­ra­men­te sean los úl­ti­mos 21 K que co­rra por un tiem­po, así que los voy a dis­fru­tar mu­cho y es­toy su­per­ex­pec­tan­te”. Le pre­gun­ta­mos qué le re­co­men­da­ría a al­guien que va a co­rrer la ma­ra­tón de Mon­te­vi­deo por pri­me­ra vez, a lo que nos con­tes­ta: “Es un mo­men­to que va a ate­so­rar to­da la vi­da. Les re­co­mien­do que llo­ren, que rían, que se emo­cio­nen. Que abran o cie­rren ci­clos. Que la dis­fru­ten y se co­nec­ten con el mo­men­to. Si pue­den ha­cer­lo sin mú­si­ca, me­jor. Los ki­ló­me­tros co­rri­dos en una ma­ra­tón, por la ener­gía de la gen­te y del mo­men­to, tie­nen to­do eso de las emo­cio­nes po­ten­cia­das y es al­go úni­co y ma­ra­vi­llo­so”.

DE­TRÁS DE LOS 42 K

Por su par­te, Joaquín Pas­to­rino co­rre des­de ha­ce unos ocho años y em­pe­zó si­guien­do los pa­sos de su pa­dre, que tam­bién co­rría. Jun­tos par­ti­ci­pa­ron de la ma­ra­tón de Mon­te­vi­deo 2016, don­de cru­za­ron la me­ta de los 21 K. Es­te año Joaquín se en­fren­ta a sus pri­me­ros 42 K el pró­xi­mo 23 de abril, pa­ra lo cual im­ple­men­tó un plan de en­tre­na­mien­to ba­sa­do en las 12 se­ma­nas pre­vias, que son las más im­por­tan­tes. “In­ten­to co­rrer seis días a la se­ma­na y des­can­sar el vier­nes. A ve­ces lo ha­go de ma­ña­na tem­prano, mi mo­men­to pre­fe­ri­do, por­que el am­bien­te es más fres­co y el ai­re pa­re­ce más lim­pio. Cuan­do se me com­pli­ca, lo ha­go de tar­de­ci­ta, cuan­do el sol ca­lien­ta me­nos. Lue­go del lar­go día, uno real­men­te se des­en­chu­fa, la ca­be­za ha­ce un switch y te ol­vi­dás de to­do”. Tam­bién se mue­ve mu­cho en bi­ci­cle­ta, a ve­ces has­ta lle­ga a ha­cer 20 km por día en­tre ida y vuel­ta al tra­ba­jo. “No so­lo es par­te de un cam­bio de ca­be­za mu­cho más ver­de y cons­cien­te del me­dioam­bien­te, sino que sig­ni­fi­ca tam­bién un en­tre­na­mien­to cru­za­do, que com­ple­men­to yen­do lu­nes y miér­co­les con el gru­po adi­das Run­ning Teams de Uru­guay en Pun­ta Ca­rre­tas”.

Joaquín lle­va una die­ta equi­li­bra­da y sa­na; ca­si no co­me car­ne, pe­ro sí mu­chas fru­tas, ce­rea­les y fru­tos se­cos. Tam­po­co con­su­me re­fres­cos ni azú­ca­res, desa­yu­na muy bien e in­ten­ta no ce­nar o, co­mo di­ce él, ha­cer una “ce­na sim­bó­li­ca” an­tes de las 20 ho­ras con fru­ta, yo­gur y li­cua­dos fres­cos.

Pa­ra la pró­xi­ma edi­ción su ex­pec­ta­ti­va ma­yor es dis­fru­tar de la ca­rre­ra: “Lle­gar bien, re­cu­pe­rar­me y que la ale­gría me du­re va­rios días. Creo que mi gran sa­tis­fac­ción se­rá cru­zar la me­ta jun­to con mi vie­jo”, nos cuen­ta es­te atle­ta que en­tre­na con los Adi­ze­ro Adios Boost de adi­das. Co­mo con­se­jo pa­ra aque­llos que in­cur­sio­nan en la ma­ra­tón, Joaquín di­ce: “Que no se preo­cu­pen por el tiem­po de ca­rre­ra. Si han cum­pli­do con el en­tre­na­mien­to, ya cru­za­ron el ar­co de lle­ga­da. Co­rrer es al­go per­so­nal, es co­nec­tar­se con uno mis­mo y exi­gir­se. For­zar los lí­mi­tes y ge­ne­rar una ma­yor ca­pa­ci­dad pa­ra en­fren­tar los re­tos. En to­das las ca­rre­ras, y en de­ter­mi­na­do pun­to, uno lo­gra abs­traer­se y to­ma con­cien­cia del gru­po de co­rre­do­res, en­tra en sin­to­nía y se co­nec­ta real­men­te con el to­do, con la ma­sa de to­dos los que es­tán en la ca­rre­ra, es co­mo una úni­ca ener­gía. Ese mo­men­to es inigua­la­ble, cuan­do lo sien­tan lo dis­fru­ta­rán mu­cho. Tam­bién su­ce­de cuan­do uno for­ma par­te de un gru­po de co­rre­do­res, por ejem­plo los adi­das Run­ning Teams de Uru­guay, es co­mo ser par­te de una pe­que­ña ma­na­da, to­dos en la mis­ma fre­cuen­cia, ayu­dán­do­se y alen­tán­do­se”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.