CLA­VES PA­RA COLECCIONAR

Seisgrados - - City Hunter -

En­tre los cam­bios que tra­jo la nue­va era di­gi­tal, po­dría de­cir­se que el co­lec­cio­nis­mo ca­be co­mo un en­tre­te­ni­mien­to analó­gi­co que va ca­yen­do su­til­men­te en desuso. Ro­ber­to in­vi­ta a trans­mi­tir la ri­que­za de es­ta prác­ti­ca a nue­vas ge­ne­ra­cio­nes. “El co­lec­cio­nis­mo es al­go muy lin­do, ocu­pa el tiem­po de un mo­do sano que me gus­ta­ría in­vi­tar a los jó­ve­nes a prac­ti­car”, co­men­ta.

En­tre las cla­ves pa­ra in­tro­du­cir­se en la afi­ción, re­sal­ta la im­por­tan­cia de de­fi­nir qué se va a coleccionar. “Pa­ra pa­sar del hobby a la co­lec­ción, es ne­ce­sa­rio de­fi­nir cuál es el ob­je­ti­vo y lle­var un re­gis­tro de ca­da pie­za, re­co­pi­lar la ma­yor can­ti­dad de in­for­ma­ción de ca­da ob­je­to”, des­ta­ca. Los cui­da­dos y mo­dos de con­ser­va­ción son cru­cia­les y va­rían se­gún las ca­rac­te­rís­ti­cas de la co­lec­ción. Hay ob­je­tos que se de­ben guar­dar a de­ter­mi­na­da tem­pe­ra­tu­ra, don­de no re­ci­ban luz so­lar, y es­tén pro­te­gi­dos del pol­vo y la hu­me­dad. “En mi ca­so, las la­tas tie­nen que cui­dar­se mu­cho por­que pue­den ex­plo­tar y ge­ne­rar un desorden tre­men­do” cuen­ta. La de­di­ca­ción y el or­den es­tán muy li­ga­dos a la ac­ti­vi­dad.

Pa­ra man­te­ner el en­tu­sias­mo, es cru­cial plan­tear­se ob­je­ti­vos y te­ner siem­pre una pie­za en la mi­ra. “De­sear pie­zas es una mo­ti­va­ción im­por­tan­te y una gra­ti­fi­ca­ción enor­me cuan­do uno las con­si­gue, pe­ro a su vez no hay que de­ses­pe­rar, ni que­rer te­ner­lo to­do en po­co tiem­po: coleccionar lle­va mu­chos años”. Ro­ber­to des­ta­ca que el co­lec­cio­nis­mo con­lle­va a que uno se vin­cu­le con gen­te que com­par­te in­tere­ses si­mi­la­res y el in­ter­cam­bio es gran­dio­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.