MUN­DO LÚ­DI­CO

Seisgrados - - Contenido - Por Agus­ti­na Amo­rós Fo­tos de Fer­nan­do Sosa

Ga­lar­ti­ja

MON­TE­VI­DEO RE­CI­BE LA LLE­GA­DA DE GA­LAR­TI­JA, UNA NUE­VA PRO­PUES­TA DI­SE­ÑA­DA PA­RA EL JUE­GO DE LOS NI­ÑOS Y EL DIS­FRU­TE EN FA­MI­LIA. EL ES­PA­CIO MUL­TI­FUN­CIO­NAL CO­BRA VI­DA EN UNA CA­SO­NA DE CA­RRAS­CO E IN­CLU­YE UN PAR­QUE SEN­SO­RIAL, LI­BRE­RÍA IN­FAN­TIL-JU­VE­NIL, CA­FE­TE­RÍA Y TA­LLE­RES

En una lu­mi­no­sa ca­sa de Ca­rras­co, con am­bien­tes es­pa­cio­sos y jar­dín, se cons­tru­yó un no­ve­do­so em­pren­di­mien­to con par­que de jue­gos, li­bre­ría in­fan­til-ju­ve­nil, sa­lón de ta­lle­res y ca­fe­te­ría. Ga­lar­ti­ja, que con su nom­bre ho­me­na­jea a los pe­que­ños, pro­po­ne es­ti­mu­lar el uni­ver­so crea­ti­vo de los ni­ños y ce­le­bra el in­ter­cam­bio so­cial.

El em­pren­di­mien­to sur­ge a par­tir de la his­to­ria de Ros­sa­na Ron­ca­glia, Ma­nuel Ma­ce­ro y sus tres hi­jos: una fa­mi­lia ve­ne­zo­la­na que arri­bó a nues­tro país ha­ce tres años con la idea de res­ta­ble­cer su vi­da aquí. Tra­je­ron en­tre ma­nos un pro­yec­to vin­cu­la­do a la cons­truc­ción, que fi­nal­men­te no pros­pe­ró. “Pa­ra una pa­re­ja ma­yor de 45 años, la po­si­bi­li­dad de em­plear­nos lu­cía re­mo­ta, por lo que la al­te­ra­ti­va era ge­ne­rar al­go pro­pio”, di­ce Ros­sa­na, pro­pie­ta­ria de Ga­lar­ti­ja, mien­tras se re­tro­trae a su lle­ga­da a Uru­guay. “Cuan­do lle­ga­mos, una de las co­sas que más nos gol­peó fue el cli­ma —muy di­fe­ren­te a Ve­ne­zue­la—. Lle­ga­mos en in­vierno, con hi­jos chi­cos: si llo­vía o ha­cía frío ne­ce­si­tá­ba­mos al­ter­na­ti­vas pa­ra no mo­rir en el shop­ping y nos en­con­tra­mos con po­cas op­cio­nes”, re­su­me. Eva­lua­ron, en pri­me­ra ins­tan­cia, la po­si­bi­li­dad de im­por­tar un par­que de jue­gos, pe­ro los di­se­ños dis­po­ni­bles son pre­de­ter­mi­na­dos y de li­mi­ta­das op­cio­nes; por lo que sur­gió la am­bi­cio­sa idea de cons­truir­lo. “La di­se­ña­do­ra in­dus­trial Lu­cía Gui­daí, con ex­pe­rien­cia en la rea­li­za­ción de par­ques abier­tos en Uru­guay, nos acom­pa­ñó en es­te de­li­rio”, cuen­ta Ros­sa­na. En el ca­mino sur­gie­ron im­pre­vis­tos que apla­za­ron la aper­tu­ra y des­via­ron el ca­mino, pe­ro tam­bién hu­bo azar y bue­na com­pa­ñía. El 9 de mar­zo de es­te año, le­jos de aquel pri­mer in­vierno, Ga­lar­ti­ja inau­gu­ró con vi­si­tan­tes ba­ji­tos. La ca­sa se or­de­na por sec­to­res: ca­fe­te­ría, li­bre­ría, par­que sen­so­rial y —es­ca­le­ra me­dian­te— sa­lón de ta­lle­res. El par­que es un am­plio es­pa­cio in­terno de­di­ca­do al mun­do lú­di­co de los ni­ños, con dis­tin­tos lu­ga­res di­se­ña­dos en fun­ción de la edad y los in­tere­ses se­gún ca­da eta­pa.

Pa­ra los be­bés, se desa­rro­lló un es­pa­cio con­te­ni­do don­de pue­den dis­fru­tar acom­pa­ña­dos de sus pa­pás. “Ca­da sec­tor tie­ne un es­tí­mu­lo di­fe­ren­te: hay des­de tí­te­res de de­do has­ta ins­tru­men­tos mu­si­ca­les. Los be­bés que ya se sien­tan tie­nen dis­po­ni­bles he­rra­mien­tas pa­ra ha­cer cons­truc­cio­nes y así es­ti­mu­lar­los mo­triz­men­te”, di­ce la em­pren­de­do­ra.

En­tran­do al par­que, y tras aban­do­nar los za­pa­tos pa­ra lo­grar más co­mo­di­dad e hi­gie­ne, se dis­tri­bu­yen las áreas lú­di­cas: una pa­ra ni­ños de al­re­de­dor de 3 años, un cir­cui­to pa­ra ma­yo­res de 6 y, por úl­ti­mo, una pro­pues­ta más desafian­te pen­sa­da pa­ra ma­yo­res de 12 años (don­de la pro­ta­go­nis­ta es una pa­red de es­ca­la­da). Las eda­des que dic­ta ca­da pro­pues­ta son a mo­do de re­fe­ren­cia, se­gún la com­ple­ji­dad del cir­cui­to y los re­que­ri­mien­tos de des­tre­za fí­si­ca que in­vo­lu­cra ca­da pie­za. La ecua­ción se re­suel­ve te­nien­do en cuen­ta el de­sa­rro­llo in­di­vi­dual del ni­ño y la ha­bi­li­ta­ción de sus pa­dres. El mo­bi­lia­rio es­tu­vo a car­go del es­tu­dio de di­se­ño Me­ni­ni Ni­co­la. La es­truc­tu­ra del par­que no per­ma­ne­ce es­tá­ti­ca, se con­ti­núa cons­tru­yen­do y re­di­se­ñan­do con el en­cuen­tro de los pe­que­ños, que re­sig­ni­fi­can los jue­gos y traen vi­da a ca­da pie­za. Se su­ma­rán al jar­dín ta­ble­ros de bás­quet­bol y ar­que­rías de fút­bol, pa­ra dis­fru­tar al ai­re li­bre si el cli­ma acom­pa­ña. El es­pa­cio, co­lo­ri­do, se­gu­ro y es­pa­cio­so, reúne pe­lo­te­ro, to­bo­gán, puen­te col­gan­te, al­moha­do­nes, es­ca­la­das y de­más ar­ti­lu­gios pa­ra desa­rro­llar la crea­ti­vi­dad y di­ver­tir a los pe­que­ños. Un adul­to su­per­vi­sor acom­pa­ña y da pau­tas a los ni­ños den­tro del par­que, sin cum­plir el rol de un re­crea­dor, ya que la idea es que in­ter­ac­túen en­tre ellos y se di­vier­tan a su ma­ne­ra. “La di­ná­mi­ca no es la de una guar­de­ría, la idea es que los chi­cos no se que­den so­los, sino que dis­fru­ten en fa­mi­lia. Mien­tras el ni­ño jue­ga, los adul­tos pue­den te­ner una con­ver­sa­ción tran­qui­la, dis­fru­tar de un ca­fé e in­clu­so tra­ba­jar (el es­pa­cio cuen­ta con wi­fi)”, ex­pli­ca la crea­do­ra.

El in­gre­so al par­que cues­ta $ 150, sin lí­mi­te de tiem­po, “aun­que he­mos com­pro­ba­do que los ni­ños lo dis­fru­tan al­re­de­dor de dos ho­ras y lue­go, na­tu­ral­men­te, op­tan por op­cio­nes más tran­qui­las, co­mo pa­sar tiem­po en la li­bre­ría”, aco­ta Ron­ca­glia.

LEER CON­TEN­TO

La gas­tro­no­mía es­tá a car­go de Ca­fé Con­ten­to, con una fuer­te apro­xi­ma­ción a lo ar­te­sa­nal. Co­mi­da su­cu­len­ta, dul­ce, que se abs­tie­ne de ali­men­tos in­dus­tria­li­za­dos y re­fres­cos. Ofre­cen desa­yu­nos, al­muer­zos li­ge­ros y me­rien­das. La li­bre­ría, di­se­ña­da es­pe­cial­men­te pa­ra los ni­ños —con li­bros a su al­can­ce y al­moha­do­nes—, fue ar­ma­da ba­jo la cu­ra­du­ría de Vir­gi­nia Mór­to­la. “Vir­gi­nia es psi­có­lo­ga, es­cri­to­ra y pro­fe­so­ra de li­te­ra­tu­ra ju­ve­nil en la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca. Es la gran ca­be­za de­trás de la li­bre­ría y com­par­ti­mos la idea de dar­le mu­cho pe­so al li­bro ál­bum. La ilus­tra­ción es una bue­na ma­ne­ra de acer­car las le­tras al ni­ño”, ex­pli­ca Ros­sa­na. Los ta­lle­res, tam­bién coor­di­na­dos por Mór­to­la, co­men­za­rán en ma­yo y se­rán pa­ra to­da la fa­mi­lia. Se en­cuen­tran abier­tas las ins­crip­cio­nes pa­ra ta­lle­res de fo­to­gra­fía, cine, mind­ful­ness, pin­tu­ra de tí­te­res y de­más pro­pues­tas crea­ti­vas. Ga­lar­ti­ja pro­po­ne, ade­más, la ce­le­bra­ción de cum­plea­ños in­fan­ti­les en sus ins­ta­la­cio­nes. Con el local ce­rra­do ex­clu­si­va­men­te pa­ra el even­to, y con el ca­te­ri­ng de Ca­fé Con­ten­to, el cum­plea­ñe­ro pue­de re­ci­bir a sus in­vi­ta­dos gran­des y chi­cos.

Ga­lar­ti­ja (Coo­per 2127) es­tá abier­to de mar­tes a do­min­gos de 10 a 18 ho­ras. Por más in­for­ma­ción: www.ga­lar­ti­ja.com.uy

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.