SA­LAS DE LAC­TAN­CIA Y GUAR­DE­RÍAS

Seisgrados - - Informe Internacional -

Mu­chos es­pe­cia­lis­tas coin­ci­den en que uno de los prin­ci­pa­les fac­to­res de frus­tra­ción de la lac­tan­cia ma­ter­na es el re­gre­so de las ma­dres al tra­ba­jo. Mu­chas le­gis­la­cio­nes con­tem­plan per­mi­sos: en Chi­le, Co­lom­bia o El Sal­va­dor, exis­ten cor­tes de una ho­ra du­ran­te seis me­ses pa­ra que las ma­dres sal­gan a ama­man­tar. En Ar­gen­ti­na, el ar­tícu­lo 179 de la Ley de Con­tra­to de Tra­ba­jo es­ta­ble­ce dos des­can­sos de me­dia ho­ra pa­ra dar de ma­mar du­ran­te un año, de­bien­do el em­plea­dor ha­bi­li­tar sa­las ma­ter­na­les y guar­de­rías pa­ra ni­ños, mis­ma re­co­men­da­ción, en­tre otros de­re­chos, vi­gen­te en el Con­ve­nio 183 de la OIT. Pe­ro la reali­dad es que son muy po­cos los lu­ga­res con guar­de­rías y los des­can­sos fun­cio­nan so­lo cuan­do se vi­ve cer­ca del tra­ba­jo, he­cho que lle­va a mu­chas mujeres a jun­tar esas ho­ras y sa­lir an­tes, sin ha­ber da­do de ma­mar en sus ho­ras de tra­ba­jo. Ade­más, es­tos per­mi­sos sue­len dar­se por seis me­ses, cuan­do la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) re­co­mien­da dos años de lac­tan­cia ma­ter­na. Así, Unicef mues­tra ten­den­cias dis­pa­res, co­mo el as­cen­so del por­cen­ta­je de tra­ba­ja­do­ras que ama­man­tan en el Reino Uni­do fren­te al es­ca­so 31% de mujeres que dan le­che ma­ter­na a sus be­bés en Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.