Per­der­se pa­ra en­con­trar­lo

Seisgrados - - Tasty Test -

Si uno no co­no­ce los ca­mi­nos, se po­dría de­cir que es­tá en el campo en el me­dio de la na­da, pe­ro aun­que no se ten­ga exac­ta su di­rec­ción, la en­tra­da al mu­seo Cars, by Ma­nu­qui­ta es más que iden­ti­fi­ca­ble con sus dos au­tos an­ti­guos pues­tos so­bre co­lum­nas. Ubi­ca­do en la ru­ta 21, Km 194.500, es­te em­pren­di­mien­to a car­go del em­pre­sa­rio ar­gen­tino Ma­nuel Ars­la­nian, más que un mu­seo de au­tos po­dría de­fi­nir­se co­mo un mu­seo del si­glo XX. En un gal­pón de 2000 m2 reúne una co­lec­ción in­su­pe­ra­ble —y el ad­je­ti­vo no es una exa­ge­ra­ción— de au­to­mó­vi­les an­ti­guos re­fac­cio­na­dos a nue­vo con pie­zas ori­gi­na­les, ade­más de otros ele­men­tos de co­lec­ción. Lo más im­pac­tan­te no es eso, sino las re­crea­cio­nes de co­mer­cios de otras épo­cas que su pro­pie­ta­rio se es­me­ró en ha­cer. Pa­re­ce un “Dis­ney­land” pa­ra adul­tos, con pie­zas úni­cas. Des­de una bar­be­ría mon­ta­da con tres bu­ta­cas, es­pe­jos y to­dos sus uten­si­lios, has­ta una es­ta­ción de ser­vi­cio de prin­ci­pios de si­glo, las pie­zas que se pue­den en­con­trar en es­te lu­gar sor­pren­de­rán al más in­cré­du­lo. Re­lo­jes cu­cú, ba­lan­zas, ca­jas re­gis­tra­do­res, má­qui­nas de co­ser, bi­ci­cle­tas, te­lé­fo­nos an­ti­guos, una má­qui­na de es­cri­bir pa­ra ha­cer par­ti­tu­ras y la re­crea­ción com­ple­ta de una far­ma­cia co­lo­nien­se de 1913, pue­den dis­fru­tar­se por una en­tra­da mó­di­ca y un guía de pri­mer ni­vel. Nin­guno de no­so­tros po­día sa­lir del asom­bro de la gran co­lec­ción y del es­me­ro con que es­ta­ba pre­sen­ta­da al pú­bli­co. Ma­nu­qui­ta, que da nom­bre al mu­seo y que nos re­ci­be en la puer­ta en un gran re­tra­to, era la es­po­sa del due­ño y el mu­seo lo ter­mi­nó en su ho­nor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.