Ma­ni­fes­tan­tes his­pa­nos azo­tan pi­ña­tas de Trump

El Diario de El Paso - - Frontera -

Anaheim, Ca­li­for­nia— Vo­tan­tes his­pa­nos en Flo­ri­da, Nue­vo Mé­xi­co y Ca­li­for­nia on­dea­ron ban­de­ras me­xi­ca­nas y le pe­ga­ron a pi­ña­tas de Do­nald Trump — en­fren­tán­do­se a la po­li­cía en oca­sio­nes— para pro­tes­tar por la du­ra re­tó­ri­ca mi­gra­to­ria del pre­can­di­da­to re­pu­bli­cano a la pre­si­den­cia.

Con­tra­ria­men­te, una mi­no­ría cre­cien­te de his­pa­nos es­tá ha­blan­do a fa­vor del po­lé­mi­co mul­ti­mi­llo­na­rio. Es­tán res­pal­dan­do a Trump a pe­sar de en­fren­tar re­sen­ti­mien­to y sos­pe­chas de ami­gos y fa­mi­lia­res, quie­nes es­tán en­tre la in­men­sa ma­yo­ría de vo­tan­tes no blan­cos que se opo­nen a la can­di­da­tu­ra del hom­bre de ne­go­cios de Nue­va York.

“No me da ver­güen­za vo­tar por Trump. Sim­ple­men­te pre­fe­ri­ría evi­tar la con­ver­sa­ción al res­pec­to con mi fa­mi­lia”, de­cla­ró Na­ta­lie Lally, una es­tu­dian­te de 22 años de la Ciu­dad de Nue­va York, cu­ya fa­mi­lia ex­ten­di­da tie­ne raí­ces co­lom­bia­nas. Di­ce que cuan­do ad­mi­tió su apo­yo a Trump du­ran­te una reunión fa­mi­liar de más de 30 pa­rien­tes en ca­sa de su abue­la, se hi­zo el si­len­cio ab­so­lu­to.

“Se veían in­có­mo­dos”, re­cor­dó. “y mi tío só­lo di­jo ‘¿Por qué?”.

Trump los ig­no­ra

En las ciu­da­des fron­te­ri­zas de Te­xas, los ve­cin­da­rios de la cla­se tra­ba­ja­do­ra de Nue­va York, y aún du­ran­te los mí­ti­nes abru­ma­do­ra­men­te blan­cos de Trump, la mi­no­ría his­pa­na proT­rump es­tá dis­pues­ta a ha­cer el ri­dícu­lo pri­va­do y pú­bli­co con tal de de­fen­der al vir­tual can­di­da­to pre­si­den­cial re­pu­bli­cano.

Sin em­bar­go, has­ta aho­ra la cam­pa­ña de Trump aún tie­ne que lan­zar un es­fuer­zo para cam­biar su ima­gen con es­te cre­cien­te blo­que de vo­tan­tes.

Apro­xi­ma­da­men­te el 23 por cien­to de los his­pa­nos afir­ma­ron que vo­ta­rían por Trump en una en­cues­ta de ma­yo di­ri­gi­da por Fox News La­tino. El úl­ti­mo can­di­da­to re­pu­bli­cano, Mitt Rom­ney, ci­tó su ba­ja po­pu­la­ri­dad en­tre los vo­tan­tes his­pa­nos co­mo una de las co­sas que más la­men­ta de la elec­ción pa­sa­da, cuan­do al­can­zó el 27 por cien­to del vo­to his­pano.

El equi­po de Trump re­co­no­ce la im­por­tan­cia de es­te blo­que, pe­ro di­ce que has­ta aho­ra no ha ha­bi­do un es­fuer­zo or­ga­ni­za­do para acer­car­se al mis­mo.

Sin em­bar­go, el equi­po es­pe­ra tra­ba­jar de cer­ca con el Co­mi­té Na­cio­nal Re­pu­bli­cano, el cual ha te­ni­do es­fuer­zos de es­te ti­po con personal pro­mo­tor en nue­ve es­ta­dos.

Ex­pli­can sus mo­ti­vos

Los sim­pa­ti­zan­tes de Trump es­tán an­sio­sos de co­la­bo­rar.

Car­los Gue­rra de 24 años e hi­jo de in­mi­gran­tes me­xi­ca­nos, quien vi­ve en la fron­te­ra, en La­re­do, Te­xas, di­ce que quie­re ha­cer al­go más que usar go­rras que di­gan ‘Trump: haz gran­de a los Es­ta­dos Uni­dos de nue­vo’.

“Nues­tra ciu­dad es­tá har­ta de la vio­len­cia pro­ve­nien­te de Mé­xi­co, to­dos los días mue­re gen­te”, co­men­tó, aplau­dien­do el plan de Trump de cons­truir un mu­ro enor­me en la fron­te­ra.

“He ha­bla­do con un mon­tón de gen­te y por su­pues­to que me cri­ti­can”, agre­gó Gue­rra. “Me pre­gun­tan: ‘¿odias a tu ra­za?’ Me sien­to dis­cri­mi­na­do, ho­nes­ta­men­te”.

Las po­lí­ti­cas de Trump y su tono so­bre in­mi­gra­ción han cau­sa­do reac­cio­nes apa­sio­na­das —y a ve­ces vio­len­tas— por par­te de los vo­tan­tes de las mi­no­rías.

Su pro­me­sa de com­ple­tar un mu­ro enor­me a lo lar­go de la fron­te­ra con Mé­xi­co es par­te pri­mor­dial de su agen­da. Ade­más pro­me­tió po­ner una ve­da tem­po­ral a los mu­sul­ma­nes que quie­ran en­trar a los Es­ta­dos Uni­dos, pla­nea de­por­tar a 11 mi­llo­nes de in­mi­gran­tes in­do­cu­men­ta­dos y en su ora­to­ria ini­cial des­cri­bió Mé­xi­co di­cien­do que el país en­via­ba a vio­la­do­res y de­lin­cuen­tes a cru­zar la fron­te­ra.

El mar­tes pa­sa­do arre­me­tió con­tra los pro­tes­tan­tes que se en­fren­ta­ron a la po­li­cía en Al­bu­quer­que, Nue­vo Mé­xi­co, afue­ra de su mi­tin. Los pro­tes­tan­tes, in­clu­yen­do mu­chos his­pa­nos, on­dea­ban ban­de­ras me­xi­ca­nas mien­tras otros lan­za­ban pie­dras a la po­li­cía.

“Los pro­tes­tan­tes en Nue­vo Mé­xi­co eran ru­fia­nes que on­dea­ban la ban­de­ra me­xi­ca­na”, es­cri­bió en Twit­ter. “El mi­tin aden­tro fue gran­de y her­mo­so, pe­ro afue­ra, ¡de­lin­cuen­tes!”.

Sin em­bar­go, du­ran­te una presentación del miér­co­les en Anaheim, ase­gu­ró te­ner “una gran re­la­ción con los his­pa­nos”.

“Los me­xi­ca­nos son gran­dio­sos. Vo­ta­rán por mí co­mo lo­cos”, di­jo.

Afue­ra del even­to de Anaheim, un pe­que­ño gru­po de in­con­for­mes gol­pea­ron y de­ca­pi­ta­ron una pi­ña­ta del pre­can­di­da­to Trump mien­tras la po­li­cía arres­ta­ba a otros ma­ni­fes­tan­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.