El ejem­plo de Ara­bia Sau­di­ta

El Diario de El Paso - - Opinión - An­drés Op­pen­hei­mer @op­pen­hei­me­ra Co­lum­nis­ta de El Nue­vo He­rald

Flo­ri­da— Ara­bia Sau­di­ta es una teo­cra­cia fun­da­men­ta­lis­ta, re­pre­si­va, ra­cis­ta y mi­só­gi­na, que no de­be­ría ser usa­da co­mo ejem­plo de ca­si na­da. Pe­ro hay una co­sa que Amé­ri­ca La­ti­na sí po­dría apren­der de ese país: Ara­bia Sau­di­ta aca­ba de apro­bar un plan de me­di­das con­cre­tas pa­ra aca­bar con su de­pen­den­cia pe­tro­le­ra pa­ra el año 2030.

La no­ti­cia pa­só inad­ver­ti­da en Amé­ri­ca La­ti­na, don­de la ma­yo­ría de los paí­ses de­pen­den de unas po­cas ma­te­rias pri­mas pa­ra su sub­sis­ten­cia, y es­tán pa­san­do por una re­ce­sión por la caí­da mun­dial de los pre­cios del pe­tró­leo, los mi­ne­ra­les, los gra­nos y otros pro­duc­tos bá­si­cos. En mo­men­tos en que la ma­yo­ría de los eco­no­mis­tas in­ter­na­cio­na­les pro­nos­ti­can que los pre­cios de las ma­te­rias pri­mas no vol­ve­rán a su­bir sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te por mu­cho tiem­po, se­ría bueno que la re­gión mi­ra­ra de cer­ca lo que es­tán ha­cien­do los sau­di­tas.

Ha­ce po­cas se­ma­nas, el prín­ci­pe Moham­med bin Sal­man de Ara­bia Sau­di­ta de­ve­ló un plan ti­tu­la­do ‘Vi­sión 2030’, des­ti­na­do a aca­bar con lo que él lla­mó la ‘adic­ción’ del reino al pe­tró­leo. ‘No per­mi­ti­re­mos que nues­tro país vuel­va a es­tar nun­ca a mer­ced de la vo­la­ti­li­dad de los pre­cios de las ma­te­rias pri­mas o de los mer­ca­dos ex­ter­nos, dijo a la prensa.

El plan es­ta­ble­ce me­tas con­cre­tas pa­ra au­men­tar las ex­por­ta­cio­nes no pe­tro­le­ras, y pa­ra ele­var los es­tán­da­res de com­pe­ti­ti­vi­dad y los ni­ve­les de edu­ca­ción pa­ra el 2030. Pa­ra fi­nan­ciar su di­ver­si­fi­ca­ción eco­nó­mi­ca, Ara­bia Sau­di­ta pla­nea ven­der me­nos del 5 por cien­to de su em­pre­sa pe­tro­le­ra es­ta­tal Sau­di Aram­co, lo cual ge­ne­ra­ría fon­dos su­fi­cien­tes pa­ra in­ver­tir fuer­te­men­te en sec­to­res no pe­tro­le­ros, tec­no­lo­gía y edu­ca­ción.

El plan pro­po­ne, en­tre otras co­sas, in­cre­men­tar los in­gre­sos no pe­tro­le­ros de Ara­bia Sau­di­ta de 44 mil mi­llo­nes de dó­la­res el año pa­sa­do a 160 mil mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra el 2020, y a 600 mil mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra el 2030. Ade­más, pro­po­ne po­ner al me­nos cin­co uni­ver­si­da­des sau­di­tas al ni­vel de las 200 prin­ci­pa­les uni­ver­si­da­des en los ran­kings in­ter­na­cio­na­les.

En mar­ca­do con­tras­te, po­cos paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos es­tán ha­cien­do al­go pa­re­ci­do. Y de­be­rían ha­cer­lo: un nue­vo in­for­me del Ban­co In­te­ra­me­ri­cano de Desa­rro­llo (BID) mues­tra que las ma­te­rias pri­mas re­pre­sen­tan el 97 por cien­to del to­tal de ex­por­ta­cio­nes co­mer­cia­les en Bo­li­via, 96 por cien­to en Ve­ne­zue­la, 94 por cien­to en Ecua­dor, 88 por cien­to en Chi­le, 87 por cien­to en Pe­rú, 86 por cien­to en Pa­na­má, 83 por cien­to en Co­lom­bia, 69 por cien­to en Ar­gen­ti­na, 67 por cien­to en Bra­sil, 41 por cien­to en Cos­ta Ri­ca y 22 por cien­to en México.

‘En Amé­ri­ca La­ti­na, no ve­mos una de­ter­mi­na­ción cla­ra de di­ver­si­fi­car nues­tras ex­por­ta­cio­nes’, me dijo el eco­no­mis­ta del BID, Pao­lo Gior­dano, en una en­tre­vis­ta. ‘No hay planes a gran escala, co­mo los de Ara­bia Sau­di­ta, o co­mo los de Chi­na cuan­do de­ci­dió ha­ce unas po­cas dé­ca­das cam­biar ha­cia una eco­no­mía de mer­ca­do’.

Cuan­do le pre­gun­té qué de­be­ría ha­cer Amé­ri­ca La­ti­na, Gior­dano dijo que los paí­ses de la re­gión de­be­rían ha­cer planes a lar­go pla­zo pa­ra di­ver­si­fi­car sus ex­por­ta­cio­nes, abrir nue­vos mer­ca­dos –han pa­sa­do ca­si dos dé­ca­das des­de que Bra­sil y Ar­gen­ti­na fir­ma­ron nue­vos acuer­dos co­mer­cia­les, se­ña­ló– y pro­mo­ver ex­por­ta­cio­nes de ser­vi­cios in­ten­si­vos en co­no­ci­mien­to.

En es­tos mo­men­tos, el to­tal de ex­por­ta­cio­nes de ser­vi­cios de Amé­ri­ca La­ti­na re­pre­sen­ta so­la­men­te el 2.3 por cien­to del pro­duc­to bru­to de la re­gión. Y, lo que es aún peor, las ex­por­ta­cio­nes de ser­vi­cios in­ten­si­vos en co­no­ci­mien­to só­lo re­pre­sen­tan el 0.7 por cien­to de la eco­no­mía de la re­gión, se­gún el BID. Mi opi­nión:

Es­tá cla­ro que Ara­bia Sau­di­ta no es un país mo­de­lo, y que es muy di­fí­cil de­cir na­da bueno so­bre su ré­gi­men teo­crá­ti­co en mo­men­tos en que mu­chos en Es­ta­dos Uni­dos es­tán pi­dien­do que se ha­gan pú­bli­cas unas 28 pá­gi­nas de la in­ves­ti­ga­ción del Con­gre­so so­bre los ata­ques te­rro­ris­tas del 11 de sep­tiem­bre del 2001, que po­dría vin­cu­lar a fi­gu­ras del Go­bierno sau­di­ta con los te­rro­ris­tas.

Pe­ro los paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos po­drían se­guir el ejem­plo del plan ‘Vi­sión 2030’ de los sau­di­tas, y ha­cer pac­tos na­cio­na­les con es­tra­te­gias a lar­go pla­zo pa­ra di­ver­si­fi­car sus eco­no­mías. De­be­rían fi­jar me­tas con­cre­tas pa­ra ele­var drás­ti­ca­men­te sus es­tán­da­res de edu­ca­ción, cien­cia y tec­no­lo­gía, pa­ra po­der ex­por­tar bie­nes y ser­vi­cios más so­fis­ti­ca­dos.

Si no los ha­cen, y con­ti­núan de­pen­dien­do de las ma­te­rias pri­mas pa­ra el 77 por cien­to de sus ex­por­ta­cio­nes –ese es el pro­me­dio re­gio­nal, ex­clu­yen­do a México– to­do el de­ba­te po­lí­ti­co en nues­tros paí­ses se­rá to­tal­men­te irre­le­van­te: nin­gu­na re­ce­ta po­lí­ti­ca po­drá pro­du­cir pros­pe­ri­dad a lar­go pla­zo en un mun­do don­de las ma­te­rias pri­mas va­len ca­da vez me­nos, y los pro­duc­tos con al­ta tec­no­lo­gía ca­da vez más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.