Es­ta­fan a pa­se­ñas con in­ver­sio­nes ti­po pi­rá­mi­de

El Diario de El Paso - - Panorama - Vie­ne de la Por­ta­da (Die­go Mur­cia / El Dia­rio de El Pa­so) dmur­cia@dia­riou­sa.com

La ‘en­tre­ga’, tam­bién mar­ca el ini­cio pa­ra que las nue­vas in­ver­so­ras den su di­ne­ro, mil y tan­tos dó­la­res por ca­be­za, pa­ra que, en tres se­ma­nas, a ca­da una de ellas es­te mon­to se les re­tri­bu­ya en los 11 mil.

A par­tir de ahí, ellas se com­pro­me­ten a lle­var a dos per­so­nas más que sean de su en­te­ra con­fian­za, pa­ra que la red de apo­yo si­ga cre­cien­do, has­ta que es­tas re­co­men­da­das re­clu­ten a otras y su­men 10 per­so­nas. La ru­ti­na se desa­rro­lla por 13 se­ma­nas, con la pro­me­sa de que, al fi­nal de ese tiem­po, ellas ten­drán en su bol­si­llo 33 mil dó­la­res.

Can­tú no te­nía el di­ne­ro a la mano esa no­che. Sin em­bar­go, lle­gó a con­si­de­rar re­unir­lo e in­ver­tir. ¿Qué te­nía que per­der?

Em­pe­ro, to­do pa­re­cía de­ma­sia­do bueno pa­ra ser ver­dad y a me­di­da que fue pa­san­do el tiem­po, la du­da se fue ha­cien­do más y más gran­de, y aun­que las ga­nas de con­se­guir di­ne­ro fá­cil no des­apa­re­cie­ron, ella si­gue pen­san­do si debe in­ver­tir o no su di­ne­ro en es­te gru­po.

Una pi­rá­mi­de sin es­crú­pu­los

El pa­sa­do 16 de mayo, Mi­guel Gó­mez, ase­sor fi­nan­cie­ro, ha­bló so­bre es­te fe­nó­meno en la co­lum­na que pu­bli­ca El Dia­rio de El Pa­so, ‘De­sen­re­dan­do las fi­nan­zas’.

‘Des­de ha­ce va­rios me­ses en las re­des so­cia­les he vis­to re­por­tes, in­vi­ta­cio­nes, gru­pos y de­más acer­ca de aque­llo que le lla­man la ‘Flor de la Abun­dan­cia’, o la ‘Red de Apo­yo de Mu­je­res’ o el ‘Te­lar de la Pros­pe­ri­dad’. Veo pu­bli­ca­cio­nes que ha­blan ma­ra­vi­llas al res­pec­to y mu­chas más de có­mo de­ce­nas, cien­tos o in­clu­so mi­les de per­so­nas fue­ron de­frau­da­das e in­clu­so ame­na­za­das de muer­te por qué se atre­vie­ron a pe­dir su di­ne­ro de re­gre­so’, es­cri­bió.

Gó­mez ex­pli­ca­ba que es­tos es­que­mas se ba­san en una ‘red’ de ‘coope­ra­ción’, en la que un gru­po de per­so­nas (usual­men­te ocho) po­ne X can­ti­dad de di­ne­ro (to­dos po­nen lo mis­mo, en­tre 3 mil y 24 mil dó­la­res ca­da una) pa­ra ‘apo­yar’ a la per­so­na que es­tá en el cen­tro. ‘Si es­to ter­mi­na­ra aquí no ha­bría nin­gún pro­ble­ma, es has­ta loa­ble y ge­ne­ro­so ayu­dar a al­guien más’, re­fle­xio­nó el eco­no­mis­ta.

El es­pe­cia­lis­ta se­ña­la­ba que, usual­men­te, el di­ne­ro lle­ga rá­pi­do cuan­do es­tos gru­pos ini­cian.

El pro­ble­ma prin­ci­pal de es­tos es­que­mas es que, pa­ra que ca­da per­so­na mul­ti­pli­que su di­ne­ro por ocho ne­ce­si­ta re­clu­tar a ocho per­so­nas más pa­ra que participen, con la es­pe­ran­za de que ellas tam­bién lo mul­ti­pli­ca­rán, pa­ra lo que a su vez ten­drán que con­ven­cer a otras per­so­nas, y así su­ce­si­va­men­te.

‘Aun­que es­tén ador­na­dos de pa­la­bras co­mo abun­dan­cia y ri­que­za, y dis­fra­za­dos de espiritualidad y apa­ren­tes buenas in­ten­cio­nes no de­jan de ser uno de los en­ga­ños más vie­jos de la his­to­ria, di­se­ña­dos pa­ra qui­tar­te tu di­ne­ro a tra­vés de pa­la­bras con­vin­cen­tes pe­ro, so­bre to­do, la idea de mul­ti­pli­car tu di­ne­ro sin es­fuer­zo al­guno’, dijo Gó­mez.

Lo que di­ce la ley

El tru­co no es nue­vo. Sin em­bar­go, a ni­vel lo­cal, el sar­gen­to En­ri­que Ca­rri­llo, vo­ce­ro del De­par­ta­men­to de Po­li­cía de El Pa­so, di­ce no te­ner de­nun­cias de ciu­da­da­nos re­la­cio­na­dos con es­te ti­po de ac­ti­vi­da­des en la zo­na. Aun­que és­tas no han de­ja­do de lle­gar a nues­tra redacción.

‘He com­pro­ba­do con las sec­cio­nes de In­ves­ti­ga­cio­nes Cri­mi­na­les en to­dos los co­man­dos re­gio­na­les, nin­guno ha re­ci­bi­do que­jas con res­pec­to a es­te ti­po o es­que­mas si­mi­la­res’, in­for­mó el ofi­cial.

Quie­nes or­ga­ni­zan es­te ti­po de ‘tan­das’, am­pa­ra­dos en que se tra­ta de gru­pos de apo­yo a mu­je­res em­pren­de­do­ras, nie­gan que se tra­te de una pi­rá­mi­de. Ase­gu­ran que no se ha­ce na­da ile­gal y mu­cho me­nos que se tra­te de un frau­de.

En Te­xas, los es­que­mas pi­ra­mida­les van en con­tra de la ley. Una pi­rá­mi­de es un es­que­ma de ne­go­cios en el cual los par­ti­ci­pan­tes re­co­mien­dan y cap­tan a más clien­tes con el ob­je­ti­vo de que los nue­vos par­ti­ci­pan­tes pro­duz­can be­ne­fi­cios a los par­ti­ci­pan­tes ori­gi­na­les.

Es­tas ope­ra­cio­nes es­tán con­si­de­ra­das co­mo in­ver­sio­nes frau­du­len­tas y su ejer­ci­cio pue­de aca­rrear car­gos de de­li­to­gra­ve­de­cár­cel,co­nu­na­sen­ten­cia de 180 días a dos años en una pri­sión es­ta­tal y/o una mul­ta de has­ta 10 mil dó­la­res, de acuer­do con el Es­ta­tu­to de Te­xas so­bre Es­que­mas de Pi­rá­mi­des (Có­di­go de Ne­go­cios y Co­mer­cio, Tí­tu­lo 2, Ca­pí­tu­lo 17, Sec­ción 17.461).

aún no hay de­nun­cias so­bre es­te ti­po de ac­ti­vi­dad

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.