In­mor­ta­li­zan he­roís­mo de militar pa­se­ño caí­do en Af­ga­nis­tán

Cen­tro de Ac­ti­vi­da­des de Fort Bliss lle­va­rá el nom­bre de Roberto Loe­za

El Diario de El Paso - - Portada - Ju­lia­na He­nao/El Dia­rio de El Pa­so

En­tre los cien­tos de per­so­nas que se reunie­ron el lu­nes en la conmemoración del Me­mo­rial Day en el Ce­men­te­rio Na­cio­nal de Fort Bliss es­tu­vie­ron Roberto y Be­ni­ta Loe­za, pa­dres del sar­gen­to Cé­sar Roberto Ju­nior Loe­za, quien mu­rió en com­ba­te.

La ce­re­mo­nia ca­si coin­ci­dió con el cuar­to aniversario de la muer­te del sar­gen­to Loe­za, quien per­dió la vida el 25 de ma­yo del 2012 des­pués de que su uni­dad de com­ba­te fue ata­ca­da en la pro­vin­cia de Lo­gar en Af­ga­nis­tán.

De­bi­do al ejem­plar ser­vi­cio del sar­gen­to en com­ba­te el Cen­tro de Ac­ti­vi­da­des de Fort Bliss, ubi­ca­do en el Es­te de la ba­se militar, fue nom­bra­do en su ho­nor.

El lu­nes los pa­dres de Loe­za fue­ron acom­pa­ña­dos por sus hi­jos Ka­ri­na, Llu­via y Es­te­ban, quie­nes lle­va­ban ro­sas ro­jas que de­co­ra­rían más tar­de la tum­ba de su que­ri­do her­mano.

“Él mu­rió ha­cien­do lo que ama­ba, ser­vir a su país. Des­de pe­que­ño so­ñó con con­ver­tir­se en sol­da­do. Por per­so­nas co­mo mi her­mano es que po­de­mos vi­vir en un Es­ta­dos Uni­dos li­bre. Hoy más que nun­ca nos acor­da­mos de mi her­mano, un ma­ra­vi­llo­so ser hu­mano”, di­jo Ka­ri­na, la her­ma­na ma­yor del sar­gen­to.

Du­ran­te la ce­re­mo­nia la ma­dre de Loe­za no de­jó de sos­te­ner una foto en­mar­ca­da de su hi­jo mien­tras las lá­gri­mas re­co­rrían su ros­tro y su es­po­so Roberto la con­so­la­ba sos­te­nién­do­le una de sus ma­nos.

“Han si­do cua­tro años muy di­fí­ci­les, no ha ha­bi­do un día en que no pen­se­mos y ex­tra­ñe­mos a nues­tro hi­jo”, di­jo la ma­dre conmovida.

El ge­ne­ral Kurt S. Cry­tzer, co­man­dan­te de la ini­cia­ti­va de se­gu­ri­dad Joint Task For­ce North (JTF-N), en­car­ga­da de la or­ga­ni­za­ción de la ce­re­mo­nia, ofre­ció su dis­cur­so a las di­fi­cul­ta­des y mo­men­tos di­fí­ci­les que han pa­sa­do las fa­mi­lias que han per­di­do a un ser que­ri­do en ser­vi­cio, co­mo es el ca­so de la fa­mi­lia Loe­za.

“Mu­chos de no­so­tros he­mos si­do to­ca­dos pro­fun­da­men­te y pa­ra siem­pre por el sa­cri­fi­cio de se­res que ama­mos. ¿Quién po­dría sa­ber y en­ten­der la an­gus­tia que sien­ten los pa­dres y los cón­yu­ges que han per­di­do a un hi­jo o una pa­re­ja en ser­vi­cio? Les agra­dez­co a las fa­mi­lias por esa fuer­te car­ga que en­fren­tan por el bien nues­tra na­ción”, di­jo Cry­tzer.

De la mis­ma ma­ne­ra el lí­der militar pi­dió a la au­dien­cia no des­pre­ciar a las per­so­nas que no apre­cian o no en­tien­den el sig­ni­fi­ca­do de Me­mo­rial Day, e in­vi­tó a los pre­sen­tes a ce­le­brar el he­cho de que pue­den vi­vir en un país ma­ra­vi­llo­so gra­cias a los miem­bros de las Fuer­zas Ar­ma­das es­ta­dou­ni­den­ses que han pa­ga­do el má­xi­mo sa­cri­fi­cio por más de 230 años.

“De­be­mos re­co­no­cer que la li­ber­tad sim­ple­men­te no es gra­tis. La li­ber­tad no se pa­ga con oro o pla­ta, sino con la sangre de los miem­bros del ser­vi­cio es­ta­dou­ni­den­se que nos per­mi­ten vi­vir ca­da día en es­ta gran na­ción”, aña­dió Cry­tzer.

Cuan­do se en­tien­de el cos­to de la li­ber­tad las per­so­nas se dan cuen­ta de que el país en­te­ro tie­ne una gran res­pon­sa­bi­li­dad por hon­rar y re­co­no­cer a los ve­te­ra­nos que die­ron to­do por su país, di­jo Ame Ca­llahan, di­rec­tor del ce­men­te­rio de Fort Bliss du­ran­te la ce­re­mo­nia.

“Es­te es un día pa­ra agra­de­cer a to­das las ge­ne­ra­cio­nes es­ta­dou­ni­den­ses que han ser­vi­do en las Fuer­zas Ar­ma­das. Hoy re­co­no­ce­mos to­dos los es­fuer­zos de aque­llos que ya no es­tán pe­ro que con ho­nor se­rán re­cor­da­dos por siem­pre”, fi­na­li­zó Ca­llahan.

La Ce­Re­MO­nIa con mo­ti­vo de Me­mo­rial day, ayer

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.