Mé­xi­co: ¿Ga­na­rá la iz­quier­da en 2018?

El Diario de El Paso - - Opinión - An­drés Op­pen­hei­mer aop­pen­hei­mer@mia­mihe­rald.com

Mia­mi— Aun­que la ma­yor par­te de América La­ti­na es­tá gi­ran­do ha­cia la de­re­cha, hay una ex­cep­ción po­ten­cial que pron­to le po­dría qui­tar el sue­ño a mu­chos po­lí­ti­cos de Es­ta­dos Uni­dos: la po­si­bi­li­dad de una vic­to­ria de la iz­quier­da po­pu­lis­ta en las elec­cio­nes del 2018 en Mé­xi­co.

A juz­gar por la de­rro­ta del Par­ti­do Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal (PRI) del pre­si­den­te En­ri­que Peña Nie­to en las elec­cio­nes lo­ca­les del 5 de ju­nio en 14 es­ta­dos, los me­xi­ca­nos es­tán har­tos de su sis­te­ma po­lí­ti­co y po­drían op­tar por un lí­der ca­ris­má­ti­co an­ti­sis­té­mi­co. Y si Do­nald Trump lle­ga­ra a ga­nar las elec­cio­nes de Es­ta­dos Uni­dos, la reac­ción na­cio­na­lis­ta que se da­ría en Mé­xi­co ha­ría aún más pro­ba­ble que un po­pu­lis­ta ga­ne las elec­cio­nes.

El 5 de ju­nio, los vo­tan­tes me­xi­ca­nos de­ja­ron muy en cla­ro que es­tán har­tos de la co­rrup­ción del PRI y su in­ca­pa­ci­dad de com­ba­tir el cri­men ca­lle­je­ro y me­jo­rar la eco­no­mía. El gran ga­na­dor de las elec­cio­nes lo­ca­les fue el cen­tro­de­re­chis­ta Par­ti­do Ac­ción Na­cio­nal (PAN), que ga­nó sie­te go­ber­na­cio­nes so­lo o jun­to con par­ti­dos mas pe­que­ños, y el iz­quier­dis­ta MO­RE­NA, que ga­nó las elec­cio­nes pa­ra la asam­blea cons­ti­tu­yen­te de la Ciu­dad de Mé­xi­co.

Pe­ro, por aho­ra, el cen­tro de aten­ción de­be­ría ser MO­RE­NA, por­que su lí­der An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor es el más co­no­ci­do –y mas an­ti­sis­té­mi­co– de to­dos los que as­pi­ran a la Pre­si­den­cia en el 2018. Se­gún un son­deo he­cho el 17 de abril por el dia­rio Re­for­ma, Ló­pez Obra­dor es­tá a la ca­be­za de las en­cues­tas con el 29 por cien­to de la pre­fe­ren­cia de los vo­tan­tes.

Ló­pez Obra­dor, ex al­cal­de de la Ciu­dad de Mé­xi­co que co­men­zó su ca­rre­ra co­mo po­lí­ti­co del PRI, fue uno de los prin­ci­pa­les con­ten­dien­tes en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les del 2006 y 2012. En el 2006, fue de­cla­ra­do per­de­dor por me­nos de un pun­to por­cen­tual. El ale­gó que ha­bía ha­bi­do frau­de, or­ga­ni­zó pro­tes­tas, y man­tu­vo al país en vi­lo du­ran­te más de un año.

Ló­pez Obra­dor es un hom­bre aus­te­ro de 62 años sin prác­ti­ca­men­te nin­gu­na ex­pe­rien­cia en el sec­tor pri­va­do o las re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les.

Cuan­do lo en­tre­vis­té ex­ten­sa­men­te en el 2005 y le pre­gun­té si co­no­ció a Hu­go Chá­vez o a Fi­del Cas­tro, me di­jo que nun­ca se ha­bía en­con­tra­do con ellos. Me di­jo que se de­fi­nía a si mis­mo co­mo un se­gui­dor del ge­ne­ral Lázaro Cárdenas, el pre­si­den­te po­pu­lis­ta me­xi­cano que na­cio­na­li­zó la in­dus­tria pe­tro­le­ra.

Ló­pez Obra­dor ten­drá va­rias ven­ta­jas en su cam­pa­ña pa­ra el 2018. Se pre­sen­ta a sí mis­mo co­mo un cam­peón de la lu­cha an­ti­co­rrup­ción, y pro­po­ne cam­biar las po­lí­ti­cas eco­nó­mi­cas or­to­do­xas de Mé­xi­co, que se­gún ale­ga só­lo han be­ne­fi­cia­do a los ri­cos y son cau­sa del me­dio­cre cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co del país.

Ade­más, si Trump lle­ga­ra a ga­nar las elec­cio­nes de Es­ta­dos Uni­dos, Ló­pez Obra­dor ha­ría su agos­to. Trump ha in­sul­ta­do a los me­xi­ca­nos des­de el co­mien­zo de su cam­pa­ña pre­si­den­cial, y los en­cen­di­dos dis­cur­sos de Ló­pez Obra­dor con­tra los di­chos ra­cis­tas de Trump atrae­rían a mu­chos me­xi­ca­nos a su cau­sa.

Cuan­do le pre­gun­té es­ta se­ma­na al ex em­ba­ja­dor de Es­ta­dos Uni­dos en Mé­xi­co Tony Gar­za si cree que Ló­pez Obra­dor ga­na­rá en el 2018, me di­jo que to­da­vía es ‘pre­ma­tu­ro’ ha­cer se­me­jan­tes pre­dic­cio­nes. Pe­ro agre­gó que la de­rro­ta del PRI en las elec­cio­nes del 5 de ju­nio de­be­ría ser­vir de cla­ra se­ñal de ad­ver­ten­cia a la cla­se po­lí­ti­ca me­xi­ca­na.

‘Las elec­cio­nes mos­tra­ron que Ló­pez Obra­dor si­gue ahí, y que él es­tá or­ga­ni­za­do, y que tie­ne po­ten­cial de cre­ci­mien­to’, me di­jo Gar­za.

‘En dos años, si los po­lí­ti­cos ac­tua­les no han to­ma­do más me­di­das pa­ra com­ba­tir la co­rrup­ción y la vio­len­cia en Mé­xi­co, se­rá muy di­fí­cil asus­tar a la gen­te con la po­si­bi­li­dad de que ga­ne Ló­pez Obra­dor’, aña­dió Gar­za. ‘La gen­te di­rá: ¿Me es­tán di­cien­do us­te­des que de­bo te­ner­le mie­do a Ló­pez Obra­dor, cuan­do us­te­des no han he­cho na­da du­ran­te años?’

Mi opi­nión:

Es cier­to que el par­ti­do de cen­tro­de­re­cha PAN fue el ma­yor ga­na­dor en las elec­cio­nes del 5 de ju­nio, pe­ro su lí­der Ricardo Ana­ya es po­co co­no­ci­do. En cam­bio, Ló­pez Obra­dor es el can­di­da­to opo­si­tor más co­no­ci­do del país, y es el que tie­ne más pro­ba­bi­li­da­des de be­ne­fi­ciar­se del ac­tual sen­ti­mien­to an­ti­sis­te­ma en el país.

Du­ran­te los pró­xi­mos dos años, co­mo buen po­pu­lis­ta, Ló­pez Obra­dor ale­ga­rá que el PRI y el PAN son la mis­ma co­sa, y que él es el sal­va­dor de la Pa­tria. Y si los vo­tan­tes es­ta­dou­ni­den­ses co­me­ten el error his­tó­ri­co de ele­gir a Trump, su can­di­da­tu­ra se be­ne­fi­cia­ría de la pre­vi­si­ble reac­ción na­cio­na­lis­ta en Mé­xi­co, y po­dría lle­gar a la Pre­si­den­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.