Mul­ta­rán ti­guas a po­li­cías que en­tren sin per­mi­so

El Diario de El Paso - - Portada - Kar­la Val­dez / El Dia­rio de El Pa­so

Los ti­guas de Ys­le­ta del Sur Pue­blo re­afir­ma­ron ayer su in­ten­ción de prohi­bir la en­tra­da de po­li­cías a sus tie­rras e im­po­ner­les una mul­ta de 2 mil dó­la­res si en­tran sin au­to­ri­za­ción. Lo mis­mo apli­ca pa­ra per­so­nas aje­nas a la tri­bu, sean par­ti­cu­la­res o em­plea­dos de Go­bierno.

‘Es­ta or­de­nan­za siem­pre ha exis­ti­do en nues­tra tri­bu, la úni­ca di­fe­ren­cia es que an­tes no es­ta­ba por es­cri­to, así que aho­ra la pu­si­mos en pa­pel pa­ra que sea ofi­cial’, de­cla­ró a El Dia­rio de El Pa­so Ch­ris­top­her Gó­mez, vi­ce­go­ber­na­dor tri­bal.

La omi­sión de ese tec­ni­cis­mo per­mi­tió a agen­tes del Estado de Te­xas en­trar sin pre­vio avi­so al ca­sino de los ti­guas pa­ra cons­ta­tar irre­gu­la­ri­da­des, las cua­les de­ri­va­ron en el re­ti­ro de cier­tos jue­gos de azar.

La evi­den­cia re­co­lec­ta­da por esos agen­tes mo­ti­vó a la juez Kath­leen Car­do­ne a ca­ta­lo­gar­los co­mo ilí­ci­tos y or­de­nar su ce­se. Los ti­guas aca­ta­ron el fa­llo de la re­so­lu­to­ra.

Des­de el 2014 abo­ga­dos de la tri­bu ha­bían de­nun­cia­do que la evi­den­cia que re­ca­bó el Estado de Te­xas en su con­tra era ob­te­ni­da ilí­ci­ta­men­te.

Gó­mez di­jo que las res­tric­cio­nes de ac­ce­so no tie­nen por qué sor­pren­der a na­die, ya que las tri­bus na­ti­voa­me­ri­ca­nas son au­tó­no­mas y pue­den im­plan­tar sus le­yes.

‘Es co­mo cuan­do vas a Fort Bliss, ellos tie­nen sus pro­pias re­glas y tan­to la gen­te que vi­ve en la ba­se co­mo los de fue­ra tie­nen que aca­tar­las al pie de la le­tra’, agre­gó el lí­der tri­bal.

La ley es­tá de nues­tro la­do, co­bra­re­mos has­ta 2 mil dó­la­res, ad­vier­te vi­ce­go­ber­na­dor de la tri­bu

Un día des­pués de que los ti­guas die­ron a co­no­cer pú­bli­ca­men­te el nue­vo re­gla­men­to apro­ba­do en una de sus re­cien­tes se­sio­nes de go­ber­nan­cia, au­to­ri­da­des de la Ciu­dad y del Con­da­do de El Pa­so así co­mo del estado de Te­xas se mos­tra­ban cau­te­lo­sas.

La ofi­ci­na del pro­cu­ra­dor ge­ne­ral de Te­xas, Ken Pax­ton, de­cli­nó co­men­tar so­bre la nue­va or­de­nan­za de­bi­do a que to­da­vía se en­cuen­tra en litigio la prohi­bi­ción de que los ti­guas reali­cen sorteos en su te­rri­to­rio.

La Po­li­cía de El Pa­so (EPPD) y el De­par­ta­men­to del She­riff del Con­da­do de El Pa­so (EPCSO) tam­bién se ne­ga­ron a emi­tir un co­men­ta­rio al res­pec­to.

El Dia­rio de El Pa­so tra­tó de con­sul­tar a va­rios ex­per­tos en asun­tos in­dí­ge­nas en EU, pe­ro és­tos no es­tu­vie­ron dis­po­ni­bles pa­ra un co­men­ta­rio da­do el fin de se­ma­na lar­go del 4 de Ju­lio.

Sin em­bar­go, las pro­pias agencias de ley con­ce­den que no exis­te un pa­rá­me­tro uni­ver­sal en cuan­to a po­lí­ti­cas so­bre la en­tra­da de agen­tes de la ley a re­ser­va­cio­nes in­dí­ge­nas.

En la re­ser­va­ción de la tri­bu Tohono O’od­ham, en la de­sér­ti­ca fron­te­ra en­tre So­no­ra y Ari­zo­na, la Pa­tru­lla Fron­te­ri­za tie­ne es­ta­cio­nes de vi­gi­lan­cia.

Otras re­ser­va­cio­nes ob­ser­van con­ve­nios de ‘hot pur­suit’ (per­se­cu­cio­nes que ini­cian en otro lu­gar y ter­mi­nan en una re­ser­va­ción).

‘Si­gue exis­tien­do con­fu­sión so­bre la ju­ris­dic­ción (de la Po­li­cía) en te­rri­to­rio in­dí­ge­na. La ju­ris­dic­ción es un com­pen­dio de re­gla­men­tos tri­ba­les, es­ta­ta­les y fe­de­ra­les se­gún el de­li­to, la pro­ce­den­cia del cri­mi­nal y el lu­gar del de­li­to’, afir­mó un re­por­te del FBI en el 2012 so­bre el Ac­ta de Le­yes y Or­den Tri­bal de 2010, que bus­ca­ba es­tan­da­ri­zar al­gu­nas po­lí­ti­cas fe­de­ra­les ha­cia las tri­bus.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.