NO ES­TA­MOS TAN DI­VI­DI­DOS CO­MO PA­RE­CE: OBA­MA

El Diario de El Paso - - Portada -

Pre­si­den­te acu­de a Da­llas a me­mo­rial por las víc­ti­mas del fran­co­ti­ra­dor

Da­llas– El pre­si­den­te Oba­ma di­jo el mar­tes que la na­ción acom­pa­ñó a Da­llas en su due­lo por los cin­co ofi­cia­les de la Po­li­cía que fue­ron acri­bi­lla­dos por un ve­te­rano afro­ame­ri­cano del Ejér­ci­to, pe­ro les im­plo­ró a los es­ta­dou­ni­den­ses que no se de­ja­ran lle­var por la de­ses­pe­ra­ción o el mie­do de que “el cen­tro pu­die­ra lle­gar a co­lap­sar­se”.

“Es­toy aquí pa­ra de­cir que de­be­mos re­cha­zar se­me­jan­te de­ses­pe­ra­ción”, di­jo Oba­ma en un ser­vi­cio con­me­mo­ra­ti­vo en ho­nor de los ofi­cia­les en Da­llas. “Es­toy aquí pa­ra in­sis­tir que no es­ta­mos tan di­vi­di­dos co­mo pa­re­ce. Di­go es­to por­que co­noz­co Es­ta­dos Uni­dos. Sé cuán le­jos hemos lle­ga­do con­tra vien­to y ma­rea. Sé que lo lo­gra­re­mos por lo que yo he ex­pe­ri­men­ta­do en mi pro­pia vi­da”.

Oba­ma re­co­no­ció que los ase­si­na­tos —“un ac­to no só­lo de vio­len­cia de­men­cial sino tam­bién de odio ra­cial”— ha­bían pues­to al des­cu­bier­to “una fa­lla” en la de­mo­cra­cia es­ta­dou­ni­den­se. Di­jo que él en­ten­día que los es­ta­dou­ni­den­ses tu­vie­ran sus du­das so­bre si al­gún día las di­vi­sio­nes ra­cia­les lle­ga­rán a ser su­pe­ra­das.

“No soy una per­so­na in­ge­nua”, di­jo. “He ha­bla­do en mu­chos even­tos con­me­mo­ra­ti­vos du­ran­te el trans­cur­so de es­ta pre­si­den­cia”.

Oba­ma re­co­no­ció las li­mi­ta­cio­nes de sus pro­pias pa­la­bras, y ci­tó el Evan­ge­lio de Juan: “no ame­mos con pa­la­bras y dis­cur­sos sino con ac­cio­nes y en ver­dad”.

Ba­lan­ceó el elo­gio al he­roís­mo de los ofi­cia­les de la Po­li­cía con el re­co­no­ci­mien­to del pre­jui­cio ra­cial en el sis­te­ma de jus­ti­cia pe­nal. “No po­de­mos sim­ple­men­te des­es­ti­mar­lo co­mo un sín­to­ma de lo po­lí­ti­ca­men­te co­rrec­to o del ra­cis­mo a la in­ver­sa”, di­jo.

A sus es­pal­das, una fi­la de ofi­cia­les de la Po­li­cía se que­dó sin aplau­dir. Pe­ro cuan­do Oba­ma agre­gó, “le exi­gi­mos de­ma­sia­do a la Po­li­cía, pe­ro nos exi­gi­mos muy po­co a no­so­tros mis­mos”, los ofi­cia­les atrás de él en­ton­ces sí aplau­die­ron.

El Pre­si­den­te ape­ló a fa­vor del ho­nes­to de­ba­te en torno a las ten­sio­nes in­he­ren­tes en la ac­ción po­li­cia­ca y en el le­ga­do de ra­cis­mo de la na­ción. “Se tra­ta de for­jar un con­sen­so, lu­char con­tra el ci­nis­mo, y en­con­trar la vo­lun­tad pa­ra que­rer ha­cer un cam­bio”, de­cla­ró.

“Con­fie­so que en oca­sio­nes yo tam­bién he te­ni­do mis du­das. He es­ta­do pre­sen­te en mu­chos even­tos co­mo es­te. He vis­to a mu­chas fa­mi­lias que pa­san por es­to”, di­jo.

El ex­pre­si­den­te Geor­ge W. Bush ha­bló an­tes que Oba­ma en el evento.

“Hoy la na­ción es­tá tris­te, pe­ro aque­llos de no­so­tros que ama­mos la ciu­dad de Da­llas y que nos re­fe­ri­mos a ella co­mo nues­tro ho­gar hemos su­fri­do cin­co de­ce­sos en la fa­mi­lia. En oca­sio­nes pa­re­cie­ra co­mo si las fuer­zas que nos quie­ren se­pa­rar son más po­de­ro­sas que las fuer­zas que nos man­tie­nen uni­dos”, sen­ten­ció.

“Los es­ta­dou­ni­den­ses, creo yo, tie­nen una gran ven­ta­ja. Pa­ra re­no­var nues­tra uni­dad só­lo ne­ce­si­ta­mos re­cor­dar nues­tros va­lo­res”, acla­ró el ex­man­da­ta­rio.

Oba­ma se ha­bía reuni­do con sus es­cri­to­res de dis­cur­sos la ma­yor par­te del lu­nes, es­pe­ran­do en­con­trar las pa­la­bras que no só­lo die­ran con­sue­lo a las fa­mi­lias de los agen­tes, sino que tam­bién apa­ci­gua­ran a una na­ción te­me­ro­sa de que las di­vi­sio­nes ra­cia­les lle­guen a em­peo­rar tras la ma­sa­cre en Da­llas y los ase­si­na­tos de afro­ame­ri­ca­nos días an­tes en Lui­sia­na y Min­ne­so­ta.

Oba­ma abor­dó el te­ma con la frus­tra­ción de un hom­bre que ha pues­to to­da su al­ma y co­ra­zón en otros dis­cur­sos si­mi­la­res, só­lo pa­ra des­pués sen­tir que na­da ha cam­bia­do y que na­die ha es­cu­cha­do. Es­ta fue la 11va. oca­sión en su man­da­to en la que de­be con­for­tar a una ciu­dad tras una ma­tan­za ma­si­va, y la se­gun­da vez en un mes en que ta­les ase­si­na­tos tie­nen su ori­gen en el pre­jui­cio.

“El Pre­si­den­te re­co­no­ce que no só­lo es la gen­te de Da­llas la que es­tá en due­lo, es la de to­do el país la que es­tá preo­cu­pa­da por la vio­len­cia de la que tan­tos es­ta­dou­ni­den­ses han si­do tes­ti­gos en el trans­cur­so de la úl­ti­ma se­ma­na”, di­jo Josh Ear­nest, se­cre­ta­rio de pren­sa de la Ca­sa Blan­ca, el lu­nes.

La ta­rea de Oba­ma fue es­pe­cial­men­te di­fí­cil de­bi­do a que Da­llas ya ha em­pren­di­do mu­chas de las me­di­das por las que es­ta ad­mi­nis­tra­ción ha abo­ga­do con el fin de me­jo­rar las re­la­cio­nes ra­cia­les y en­ta­blar me­jo­res víncu­los co­mu­ni­ta­rios con la Po­li­cía. El je­fe de la Po­li­cía, Da­vid O. Brown, se ha ga­na­do al­tos pun­ta­jes por sus co­men­ta­rios tras la tra­ge­dia.

Du­ran­te una con­fe­ren­cia de pren­sa el lu­nes, Brown, quien es afro­ame­ri­cano, di­jo que él se­guía com­pro­me­ti­do en al­can­zar una re­for­ma, y su men­sa­je di­ri­gi­do a aque­llos que pro­tes­tan con­tra de la con­duc­ta de la Po­li­cía fue sen­ci­llo: “no sean par­te del pro­ble­ma. Es­ta­mos con­tra­tan­do. Sál­gan­se de las fi­las de la ma­ni­fes­ta­ción y pre­sen­ten su apli­ca­ción. Los pon­dre­mos en sus propios ve­cin­da­rios”, di­jo.

En su dis­cur­so, Oba­ma hi­zo un lla­ma­do a te­ner un ma­yor en­ten­di­mien­to de par­te de to­dos los ban­dos en el de­ba­te, al mis­mo tiem­po en­fa­ti­zó que las re­la­cio­nes ra­cia­les han me­jo­ra­do mu­cho des­de los se­sen­tas.

“Cuan­do em­pe­za­mos a su­ge­rir que de al­gu­na ma­ne­ra exis­te es­ta enor­me po­la­ri­za­ción y vol­ve­mos a la si­tua­ción que se vi­vía en los se­sen­tas —eso sim­ple­men­te no es ver­dad”, di­jo Oba­ma el sá­ba­do en War­saw. “No es­ta­mos vien­do amo­ti­na­mien­tos, y no ve­mos a la Po­li­cía per­se­guir a quien se ma­ni­fies­ta de ma­ne­ra pa­cí­fi­ca”, de­cla­ró.

En su lu­gar, las in­quie­tu­des so­bre la con­duc­ta po­li­cia­ca se han acre­cen­ta­do, se­gún cree Oba­ma, de­bi­do a que hay una am­plia distribución de vi­deos de la Po­li­cía en las re­des so­cia­les, los cua­les han ge­ne­ra­do una ma­yor cons­cien­cia al res­pec­to, in­clu­so cuan­do los epi­so­dios de com­por­ta­mien­to inapro­pia­do han ido dis­mi­nu­yen­do.

“Y el he­cho de que es­ta­mos cons­cien­tes de ello po­dría lle­gar a que en es­te mo­men­to ha­ya un ni­vel de an­sie­dad más al­to, de do­lor y enojo”, di­jo Oba­ma el fin de se­ma­na. "Pe­ro se di­ce que la luz del sol es el me­jor de­sin­fec­tan­te”.

Oba­ma fue cri­ti­ca­do por lí­de­res a fa­vor de los de­re­chos ci­vi­les por vi­si­tar Da­llas en lu­gar de Lui­sia­na o Min­ne­so­ta. Tam­bién fue cri­ti­ca­do por al­gu­nos agen­tes po­li­cia­cos, quie­nes di­cen que ha de­ja­do que las ten­sio­nes ra­cia­les em­peo­ren al cul­par cier­ta con­duc­ta por par­te de la Po­li­cía.

“Es­te Pre­si­den­te y su ad­mi­nis­tra­ción no nos dan el apo­yo de­bi­do y ha­cen que nues­tros tra­ba­jos sean más pe­li­gro­sos”, di­jo Wi­lliam J. John­son el do­min­go, quien es di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Or­ga­ni­za­cio­nes Po­li­cia­cas, que re­pre­sen­ta a unos 240 mil ofi­cia­les.

El lu­nes, John­son asis­tió a la reunión en la Ca­sa Blan­ca don­de los agen­tes dis­cu­tie­ron con Oba­ma y el vi­ce­pre­si­den­te Joseph R. Bi­den Jr. so­bre las me­jo­res ma­ne­ras pa­ra ge­ne­rar ma­yor con­fian­za en­tre la Po­li­cía y las co­mu­ni­da­des.

En ca­da dis­cur­so so­bre ac­ción po­li­cia­ca y la cues­tión ra­cial, Oba­ma ha bus­ca­do un ba­lan­ce, re­co­no­cien­do el pre­jui­cio que exis­te en el sis­te­ma de jus­ti­cia pe­nal, pe­ro di­cien­do que no se tra­ta de le­van­tar acu­sa­cio­nes con­tra to­dos los agen­tes.

“Así que cuan­do la gen­te di­ce ‘las vi­das afro­ame­ri­ca­nas im­por­tan’, no sig­ni­fi­ca que las azu­les no; sig­ni­fi­ca que to­das im­por­tan, pe­ro la preocupación es que los da­tos mues­tran que los afro­ame­ri­ca­nos son más vul­ne­ra­bles a es­te ti­po de in­ci­den­tes”, di­jo Oba­ma an­tes de que los ofi­cia­les de la Po­li­cía fue­ran ase­si­na­dos en Da­llas.

Du­ran­te el ho­me­na­je a los agen­tes caí­dos en Da­llas

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.