La EPA y los de­re­chos ci­vi­les

El Diario de El Paso - - Opinión -

Nue­va York— Una re­fi­ne­ría de pe­tró­leo en un ba­rrio don­de pre­do­mi­nan los es­ta­dou­ni­den­ses afro­ame­ri­ca­nos en Beau­mont, Te­xas. Un si­tio pa­ra desechos pe­li­gro­sos en el Con­da­do Cha­ves, Nue­vo Mé­xi­co, área en su ma­yo­ría de ba­jos in­gre­sos y ma­yor­men­te his­pa­na. Dos plan­tas de elec­tri­ci­dad en Pit­ts­burg, Ca­li­for­nia, don­de la ma­yo­ría de los re­si­den­tes son de mi­no­rías.

Es­tas ins­ta­la­cio­nes fue­ron ob­je­to de que­re­llas so­bre de­re­chos ci­vi­les en­ta­bla­das an­te la De­pen­den­cia de Pro­tec­ción Am­bien­tal de EU, la EPA, ha­ce más de 10 años. Los que­re­llan­tes en la ma­yo­ría de ellas si­guen es­pe­ran­do fa­llos.

Se su­po­ne que la Ofi­ci­na de De­re­chos Ci­vi­les de la EPA de­be ha­cer va­ler el Tí­tu­lo VI de la Ley de los De­re­chos Ci­vi­les, el cual prohí­be dis­cri­mi­na­ción con ba­se en la ra­za por par­te de cual­quier de­po­si­ta­rio de re­cur­sos fe­de­ra­les. Así que cuan­do de­pen­den­cias re­gu­la­do­ras, ya sea es­ta­ta­les o lo­ca­les, que re­ci­ben ayu­da fe­de­ral per­mi­ten que re­fi­ne­rías, re­lle­nos sa­ni­ta­rios u otras ins­ta­la­cio­nes afec­ten de ma­ne­ra des­pro­por­cio­na­da la sa­lud o se­gu­ri­dad de co­mu­ni­da­des mi­no­ri­ta­rias, esas co­mu­ni­da­des tie­nen el de­re­cho a acu­dir a la Ofi­ci­na de De­re­chos Ci­vi­les en bus­ca de ayu­da.

Ba­jo las re­glas, se su­po­ne que la EPA de­be de­ci­dir en un pla­zo de 20 días des­pués de la que­ja si in­ves­ti­ga y emi­tir un ha­llaz­go pre­li­mi­nar den­tro de 180 días. Pe­ro en la prác­ti­ca, la de­pen­den­cia re­quie­re de 350 días en pro­me­dio tan só­lo pa­ra de­ter­mi­nar si in­ves­ti­ga­rá, con ba­se en un aná­li­sis por par­te del Cen­tro por la In­te­gri­dad Pú­bli­ca, así co­mo di­ver­sas in­ves­ti­ga­cio­nes por par­te de la de­pen­den­cia han es­ta­do abier­tas du­ran­te años. La ofi­ci­na ha des­car­ta­do o re­cha­za­do más de 90 por cien­to de las quejas que ha recibido y nun­ca ha he­cho un ha­llaz­go for­mal de dis­cri­mi­na­ción.

El bu­fe­te le­gal am­bien­tal Earth­jus­ti­ce de­man­dó a la EPA en la Cor­te de Dis­tri­to en Ca­li­for­nia a nom­bre de los que­re­llan­tes en los ca­sos de Beau­mont, Con­da­do Cha­ves y Pit­ts­burg y otros dos gru­pos, ale­gan­do que la EPA ‘re­tu­vo ile­gal­men­te y de­mo­ró irra­zo­na­ble­men­te’ ac­ción so­bre los ca­sos. Par­te del desafío, di­cen de­fen­so­res am­bien­ta­les, es que la EPA acos­tum­bra­da a ha­cer va­ler re­glas so­bre ai­re lim­pio y agua, no ha da­do prio­ri­dad a la apli­ca­ción de le­yes con­tra la dis­cri­mi­na­ción. Otro pro­ble­ma es la fal­ta de es­tán­da­res cla­ros pa­ra de­ter­mi­nar el cum­pli­mien­to con el Tí­tu­lo VI.

La Ofi­ci­na de De­re­chos Ci­vi­les pa­re­ce cons­cien­te de es­tas in­quie­tu­des y ha es­ta­do con­tra­tan­do nue­vos em­plea­dos con ex­pe­rien­cia en de­re­chos ci­vi­les. La ofi­ci­na tam­bién es­tá tra­ba­jan­do en guías más cla­ras pa­ra ayu­dar­les a los de­po­si­ta­rios de re­cur­sos fe­de­ra­les a cum­plir con la ley con­tra la dis­cri­mi­na­ción.

En ma­yo, la EPA emi­tió un bo­rra­dor de su plan de cin­co años pa­ra ase­gu­rar que to­das las co­mu­ni­da­des ten­gan la mis­ma pro­tec­ción res­pec­to de ame­na­zas am­bien­ta­les. El pe­rio­do de co­men­ta­rio pú­bli­co so­bre el plan cie­rra el jue­ves. El plan se pro­nun­cia por cam­bios a la to­ma de de­ci­sio­nes de la de­pen­den­cia, per­mi­sos y prác­ti­cas de apli­ca­ción de le­yes, así co­mo pro­gra­mas pa­ra re­du­cir la ex­po­si­ción a plo­mo y otros pe­li­gros en ba­rrios de ba­jos in­gre­sos y mi­no­ri­ta­rios. Si es­ta de­pen­den­cia es­pe­ra lla­mar a ren­dir cuentas a es­ta­dos y ciu­da­des por es­cu­dar a re­si­den­tes vul­ne­ra­bles del da­ño am­bien­tal, ten­drá que abor­dar las quejas más ri­gu­ro­sa­men­te –y mu­cho más rá­pi­da­men­te– de lo que lo ha he­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.