Desobe­dien­cia ci­vil: Black Li­ves Mat­ter

El Diario de El Paso - - Opinión - Hum­ber­to Cas­pa

Los Án­ge­les— El gru­po afro­ame­ri­cano Black Li­ves Mat­ter (Las Vi­das Afroa­me­ri­ca­nas Cuen­tan) es­tá al fren­te de un nue­vo mo­vi­mien­to de los de­re­chos ci­vi­les en nues­tro país. Mu­chos los apo­yan, co­mo tam­bién exis­ten sec­to­res en la so­cie­dad que los re­pu­dian.

Pa­ra em­pe­zar, Black Li­ves Mat­ter fue ini­cia­da des­pués del ve­re­dic­to que de­jó li­bre a Geor­ge Zim­mer­man, el vi­gi­lan­te que dio muer­te al jo­ven afro­ame­ri­cano Tray­von Mar­tin en San­ford, Flo­ri­da, el 26 de fe­bre­ro de 2012.

Una de sus fun­da­do­ras, Ali­cia Gar­za, es­cri­bió un men­sa­je en Fa­ce­book con el co­ra­zón par­ti­do por la in­jus­ti­cia que aca­ba­ba de ocu­rrir en el sis­te­ma de jus­ti­cia en con­tra de Mar­tin. “Po­día ha­ber si­do mi her­mano me­nor”, di­jo Gar­za. Al fi­nal del men­sa­je ma­ni­fes­tó: “Black Li­ves Mat­ter”, ha­cien­do alu­sión a la in­jus­ti­cia exis­ten­te en la so­cie­dad es­ta­dou­ni­den­se.

“No fue la fal­ta de Tray­von Mar­tin que Zim­mer­man lo ha­ya de­te­ni­do y ma­ta­do… [Ese ase­si­na­to] tie­ne que ver con una so­cie­dad que es­tá to­tal­men­te en­fer­ma de una en­fer­me­dad lla­ma­da ra­cis­mo”, in­di­có Gar­za en una en­tre­vis­ta que se en­cuen­tra en el In­ter­net.

Así, el mo­vi­mien­to Black Li­ves Mat­ter es pro­duc­to de las re­des so­cia­les. Y co­mo tal, no es un mo­vi­mien­to que tie­ne un li­de­raz­go úni­co, co­mo su­ce­dió con el mo­vi­mien­to ci­vil de Mar­tin Lut­her King de la dé­ca­da 1960. Por el con­tra­rio, Black Li­ves Mat­ter es un mo­vi­mien­to es­pon­tá­neo que ge­ne­ra lí­de­res en to­das par­tes de país, es­pe­cial­men­te en aque­llos lu­ga­res don­de la jus­ti­cia or­di­na­ria –po­li­cías, cor­tes y la ley— co­me­ten abu­sos con­tra los afro­ame­ri­ca­nos.

Black Li­ves Mat­ter lu­cha con el mis­mo es­pí­ri­tu de ca­rac­te­ri­zó los mo­vi­mien­tos de Mar­tin Lut­her King o de Ce­sar Chá­vez. Black Li­ves Mat­ter es un mo­vi­mien­to que pro­mue­ve la desobe­dien­cia ci­vil; es de­cir, aquel mo­vi­mien­to que bus­ca la jus­ti­cia in­di­vi­dual (sub­je­ti­va) en me­dio de una Jus­ti­cia (ob­je­ti­va) in­jus­ta del Es­ta­do.

Ali­cia Gar­za ha­ce re­fe­ren­cia de una en­fer­me­dad so­cial que afec­ta a la so­cie­dad y al Es­ta­do. Ese ra­cis­mo con­tra los gru­pos mi­no­ri­ta­rios, par­ti­cu­lar­men­te con­tra la po­bla­ción afro­ame­ri­ca­na, es­tá en­car­na­do en el sis­te­ma de jus­ti­cia nor­te­ame­ri­cano y afec­ta a to­dos los in­di­vi­duos que la com­po­nen.

Co­mo la ma­yo­ría de los po­li­cías per­te­ne­cen al gru­po ma­yo­ri­ta­rio de los eu­ro­peos-es­ta­dou­ni­den­ses, to­dos esos sín­to­mas de ra­cis­mo se ele­van y se mul­ti­pli­can al pun­to que se con­vier­te en una en­fer­me­dad sis­té­mi­ca que no se re­suel­ve a su in­te­rior.

Es de­cir, pa­ra cu­rar es­te mal sis­té­mi­co, se re­quie­re la fuer­za de mo­vi­mien­tos so­cia­les que ba­ta­llen la en­fer­me­dad des­de afue­ra ha­cia aden­tro. El ob­je­ti­vo prin­ci­pal de Black Li­ves Mat­ter es cu­rar el ra­cis­mo in­crus­ta­do en el co­ra­zón de la so­cie­dad.

A la ma­ne­ra de un mé­di­co ci­ru­jano, es­pe­cia­li­za­do en ex­tir­par tu­mo­res can­ce­ro­sos del cuer­po, los lí­de­res de Black Li­ves Mat­ter es­tán tra­tan­do de sa­car to­dos esos re­si­duos so­cia­les ra­cis­tas que to­da­vía per­sis­ten en el te­ji­do so­cial nor­te­ame­ri­cano.

Lo que se le en­car­ga a Black Li­ves Mat­ter no es una ta­rea fá­cil. Apar­te de que el sis­te­ma de jus­ti­cia es­tá vi­cia­do, mu­chos ofi­cia­les de la po­li­cía, in­clu­yen­do aque­llos per­te­ne­cien­tes a los gru­pos mi­no­ri­ta­rios, pa­de­cen de pre­jui­cios y dis­cri­mi­na­ción es­truc­tu­ral. Es­te ti­po de dis­cri­mi­na­ción es al­ta­men­te irra­cio­nal; el in­di­vi­duo no al­can­za a vi­sua­li­zar­lo o in­ter­na­li­zar­lo cons­cien­te­men­te. No se da cuen­ta de su exis­ten­cia y, por con­si­guien­te, co­me­te ac­tos de dis­cri­mi­na­ción que son im­per­cep­ti­bles a su sim­ple vis­ta. De es­te mal pa­de­cen mu­chos po­li­cías.

Black Li­ves Mat­ter es un mo­vi­mien­to “le­gal” de Desobe­dien­cia Ci­vil que cu­ra los vie­jos ma­les de nues­tra so­cie­dad.

Sin lu­cha, no hay glo­ria; sin ba­ta­lla, no mue­re el ra­cis­mo. ¡Black Li­ves Mat­ter!

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.