Pe­li­gran por inun­da­ción 27 ve­cin­da­rios de El Pa­so

En épo­ca de llu­vias, el agua se es­tan­ca pro­vo­can­do in­te­rrup­cio­nes via­les, y do­lo­res de ca­be­za a quie­nes vi­ven en es­tas áreas

El Diario de El Paso - - Portada - Die­go Mur­cia / El Dia­rio de El Pa­so

Con el ca­lor ex­tre­mo­so de los úl­ti­mos 13 días es fá­cil ol­vi­dar que es tem­po­ra­da de mon­zo­nes y que El Pa­so si­gue sin re­sol­ver sus pro­ble­mas de inun­da­cio­nes.

El Pa­so tie­ne 27 pun­tos don­de, du­ran­te tem­po­ra­da de llu­via, el agua se es­tan­ca pro­vo­can­do in­te­rrup­cio­nes del trá­fi­co, inun­da­cio­nes y do­lo­res de ca­be­za a quie­nes cir­cu­lan y vi­ven en el área pe­se al es­fuer­zo de la Ciu­dad por com­ba­tir­los. La ma­yo­ría de es­tos sec­to­res es­tá ubi­ca­da en ca­lles se­cun­da­rias.

“Hay que te­ner en cuen­ta que mu­chas de las ca­lles de El Pa­so fue­ron di­se­ña­das pa­ra lle­var las aguas plu­via­les du­ran­te las gran­des tor­men­tas, por lo que pue­de es­pe­rar ver agua es­tan­ca­da y pro­ble­mas de inun­da­cio­nes.

Du­ran­te las tor­men­tas, nues­tro equi­po res­pon­de lo más rá­pi­da­men­te po­si­ble a las pe­ti­cio­nes de bom­beo de agua”, co­men­tó Ch­ris­ti­na Mon­to­ya, re­pre­sen­tan­te de Mar­ke­ting y Co­mu­ni­ca­cio­nes del pro­gra­ma de Uti­li­dad de las Aguas Plu­via­les.

El sis­te­ma de dre­na­je de la ciu­dad siem­pre ha si­do un do­lor de ca­be­za pa­ra las au­to­ri­da­des, ya que en más de una oca­sión ha pues­to a sus cuer­pos de emer­gen­cia en ja­que o to­ma­do por sor­pre­sa a sus re­si­den­tes.

Por ejem­plo, en sep­tiem­bre de 2014, El Pa­so re­gis­tró una his­tó­ri­ca tor­men­ta que su­peró los ni­ve­les de inun­da­cio­nes vistos en la re­gión has­ta ese día.

La fuer­za de las precipitaciones fue tan gran­de y de­vas­ta­do­ra que mu­chos au­tos fue­ron arras­tra­dos con to­do y pa­sa­je­ros, por la co­rren­ta­da. Tal fue el ca­so de al­gu­nos ve­ci­nos del par­que Pi­co Nor­te en el Es­te de la ciu­dad, don­de tres vehícu­los per­ma­ne­cie­ron su­mer­gi­dos en el agua por va­rios días.

En esa oca­sión, al me­nos 14 in­ter­sec­cio­nes tu­vie­ron que ser blo­quea­das por pa­tru­lle­ros de la Po­li­cía de El Pa­so de­bi­do al ex­ce­so de agua que se apo­de­ró de di­chas vías.

Se­gún el Ser­vi­cio Me­teo­ro­ló­gi­co, la ciu­dad re­ci­bió 2 pul­ga­das de llu­via, lo su­fi­cien­te co­mo pa­ra que, a la al­tu­ra de la ca­lle Cot­ton Nor­te y la ave­ni­da Mis­sou­ri Es­te, al me­nos me­dia do­ce­na de au­tos que­da­ran atra­pa­dos por la cre­ci­da de agua que bus­ca­ba al­gu­na desem­bo­ca­du­ra en desagües ale­da­ños.

Can­dan­ce Man­za­na­res, de 64 años, que­dó atra­pa­da en su To­yo­ta Co­ro­lla 2005 y mu­rió aho­ga­da, tras sal­tar­se una bar­da de se­gu­ri­dad que la de­jó a mer­ced de las aguas des­bor­da­das del dre­na­je.

“Mu­chos de los pro­yec­tos del Cen­tro de El Pa­so es­tán pen­sa­dos pa­ra con­tro­lar, en con­jun­to, el es­cu­rri­mien­to de las Mon­ta­ñas Fran­klin y en­cau­zar efi­caz­men­te las aguas plu­via­les al río, man­te­nién­do­las fue­ra de las ca­lles de los ve­cin­da­rios y la I-10”, ex­pli­có Mon­to­ya, a pro­pó­si­to de las ra­zo­nes tras la crea­ción del pro­gra­ma de Uti­li­dad de las Aguas Plu­via­les, en el 2008.

Re­pre­sas y es­tan­ques, la gran apues­ta

El Pa­so creó un plan maes­tro, con el apor­te de la co­mu­ni­dad, pa­ra dis­mi­nuir el ries­go de inun­da­cio­nes en to­do el mu­ni­ci­pio.

Co­mo me­di­da pa­lia­ti­va de es­te plan –que tie­ne una du­ra­ción de 10 años y un cos­to to­tal 650 mi­llo­nes de dó­la­res– se bus­ca­ría cons­truir gran­des es­tan­ques de cap­ta­ción, ca­pa­ces de ser mo­du­la­dos, de for­ma re­mo­ta, pa­ra li­be­rar agua al cau­ce del Río Gran­de, se­gún lo re­qui­rie­ran las cir­cuns­tan­cias del mo­men­to.

La can­ti­dad de fon­dos que se ne­ce­si­ta pa­ra con­tro­lar la si­tua­ción mu­ni­ci­pal “su­pera con cre­ces nues­tro pre­su­pues­to anual de 57 mi­llo­nes. Por ello, so­bre la ba­se de las preo­cu­pa­cio­nes de se­gu­ri­dad, he­mos da­do prio­ri­dad a cier­tos pro­yec­tos pa­ra re­du­cir las inun­da­cio­nes en la In­ter­es­ta­tal”, ex­pli­có Luis López, vo­ce­ro de El Pa­so Wa­ter Uti­li­ties.

Una de las ma­yo­res in­ver­sio­nes es la Es­ta­ción de Bom­beo en la ca­lle Mag­no­lia, en el Cen­tro de El Pa­so, y que fue com­ple­ta­da, días atrás, a un cos­to de 25 mi­llo­nes de dó­la­res.

Por años, es­te sec­tor ha si­do uno de los más gol­pea­dos por las llu­vias, lle­gan­do los ve­ci­nos a re­por­tar pér­di­das com­ple­tas en po­se­sio­nes, a cau­sa de las inun­da­cio­nes que, li­te­ral­men­te, se tra­ga­ban sus ho­ga­res ca­da vez que el agua su­pe­ra­ba la ca­pa­ci­dad de las an­te­rio­res re­pre­sas.

Pa­ra ello, las au­to­ri­da­des de­bie­ron com­prar cer­ca de dos do­ce­nas de ca­sas de la zo­na, a fin de cons­truir un es­tan­que de di­men­sio­nes ade­cua­das.

El es­tan­que de 20 pies de pro­fun­di­dad, cu­ya in­ver­sión fue de 24.5 mi­llo­nes de dó­la­res, ab­sor­be­rá las aguas plu­via­les, tras­la­dán­do­las en su tu­be­ría de 7 sie­te pies de diá­me­tro, has­ta el Río Gran­de. Las bom­bas de es­ta es­ta­ción son ca­pa­ces de mo­ver has­ta 113 mi­llo­nes de ga­lo­nes de agua por día.

“Los es­tan­ques de Ga­te­way West y Ga­te­way East, tam­bién han si­do par­te de es­tas prio­ri­da­des mu­ni­ci­pa­les y es­tán dan­do sus fru­tos con inun­da­cio­nes re­du­ci­das por la I-10”, co­men­tó López.

A un cos­to de 1.9 mi­llo­nes de dó­la­res, la re­pre­sa Aus­tin en la in­ter­sec­ción de Al­tu­ra y Lac­kland, tam­bién se es­pe­ra re­duz­ca las inun­da­cio­nes en el Cen­tro de El Pa­so. El pro­yec­to in­clu­ye sen­de­ros, do­sel de som­bra y otros ser­vi­cios tí­pi­cos de los par­ques.

El es­tan­que de Pi­co Nor­te en el Es­te de El Pa­so se en­cuen­tra tam­bién en cons­truc­ción, lo que au­men­ta­rá la ca­pa­ci­dad de la re­pre­sa exis­ten­te pa­ra re­te­ner más agua de llu­via.

En­tre los pro­yec­tos de con­trol de inun­da­cio­nes en el No­res­te, pre­vis­tos pa­ra es­te año, se in­clu­yen mejoras en la cuenca Fair­banks y el su­mi­de­ro de Fort Bliss. En el Oes­te de El Pa­so, un nue­vo es­tan­que se cons­trui­rá cer­ca de Me­sa y Cas­te­llano, y cu­yo nom­bre se­rá la cuenca de Grand Te­ton.

Par­ti­ci­pa­ción ciu­da­da­na

Otro com­po­nen­te in­clu­ye la cam­pa­ña ‘Dé la vuel­ta, no se aho­gue’, un pro­gra­ma pa­ra crear con­cien­cia en los re­si­den­tes pa­ra evi­tar pe­li­gros in­ne­ce­sa­rios que pon­gan en ries­go sus vi­das du­ran­te la épo­ca de llu­vias.

De acuer­do al De­par­ta­men­to de Bom­be­ros de El Pa­so, de 2013 a la fe­cha se han efec­tua­do unos 30 res­ca­tes acuá­ti­cos. A ni­vel na­cio­nal, del 2005 al 2014, el pro­me­dio de es­te ti­po de ac­ci­den­tes y fa­ta­li­da­des han re­ba­sa­do los 3 mil 500 ca­sos. Los fun­cio­na­rios pa­se­ños ma­ni­fes­ta­ron que el agua que ba­ja de las Mon­ta­ñas Fran­klin du­ran­te fuer­tes llu­vias lo ha­ce con tan­ta fuer­za que re­pre­sen­ta un pe­li­gro pa­ra las zo­nas ba­jas, co­mo el área Cen­tral.

En úl­ti­ma ins­tan­cia, ase­gu­ró Mon­to­ya, “to­dos te­ne­mos un pa­pel im­por­tan­te pa­ra man­te­ner­nos a sal­vo du­ran­te los agua­ce­ros; in­clu­so los even­tos de llu­via en es­ta re­gión –que sue­len ser es­po­rá­di­cos, ais­la­dos y bre­ves– pue­den cau­sar inun­da­cio­nes re­pen­ti­nas. Así que, por fa­vor... dé la vuel­ta, no se aho­gue".

Lo­ca­li­ce si es­tá den­tro del área

Hay dos for­mas de sa­ber si us­ted vi­ve en una zo­na de inun­da­ción. La pri­me­ra es re­vi­sar la si­guien­te lis­ta de in­ter­sec­cio­nes pro­por­cio­na­da por EPWU:

CEN­TRO

• Har­desty & Pai­sano • 649 Bar­ce­lo­na • Lis­bon & Del­ta • San Ga­briel & Del­ta • Ma­nor & Bar­ker • Ale­gri­ta & Fresno • Milby & Ber­na­di­ne

MISSION VA­LLEY

• Pra­do & Padd­le­foot • Da­vis & Ro­se­way • Hug­hes Cir • McEl­roy & Ri­ta • Grif­fin

NO­RES­TE

• O’Don­nell & Dyer • Mon­ta­na & Car­ne­gie • Phea­sant & Quail • Wood­berry & Mc Combs • Mc Combs & Prin­ce Ed­ward • Rail­road & Cross • Gun­ter & Statler

OES­TE

• Mon­to­ya & Elm­wood • Mon­to­ya & Green Co­ve • Mon­to­ya & Ma­mie • 5137 Charl Ann • 1108 Miss Bev • 4125 Hook­heath • 305 Ben­dict • Rox­bury & Hook­heath (cer­ca de la es­cue­la lo­cal)

La se­gun­da op­ción es ex­plo­rar el si­tio web de la Agen­cia Fe­de­ral pa­ra el Ma­ne­jo de Emer­gen­cias (FE­MA), que tie­ne una he­rra­mien­ta en lí­nea pa­ra sa­ber si su ca­sa es­tá en un área de la zo­na de pe­li­gro de inun­da­ción, que se pue­de bus­car por di­rec­ción o coor­de­na­das.

El ma­pa se en­cuen­tra en www.flood­maps.fe­ma.gov/fhm/fm­x_­main.html (Die­go Mur­cia/El Dia­rio de El Pa­so)

eN Al­Gu­Nos cru­ces es im­po­si­ble pa­sar de­bi­do a los da­ños que su­fren los vehícu­los

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.