Cre­ce ac­ti­vi­dad cri­mi­nal de la pan­di­lla Los Su­re­ños

Es la se­gun­da or­ga­ni­za­ción de­lic­ti­va a ni­vel lo­cal, des­pués del ‘Ba­rrio Az­te­ca’

El Diario de El Paso - - Portada - Ju­lia­na He­nao/El Dia­rio de El Pa­so

Cre­ce con fuer­za la pre­sen­cia y ac­ti­vi­dad cri­mi­nal de la pan­di­lla Los Su­re­ños a ni­vel lo­cal, po­si­cio­nán­do­se en El Pa­so co­mo el se­gun­do gru­po en im­por­tan­cia des­pués de Ba­rrio Az­te­ca, ase­gu­ran au­to­ri­da­des.

El arres­to es­ta se­ma­na de va­rios ca­be­ci­llas de Los Su­re­ños, que ma­ne­ja­ban una red de tráfico de me­tan­fe­ta­mi­nas, evi­den­cia la in­fluen­cia que ha ga­na­do es­te gru­po ori­gi­na­rio de Ca­li­for­nia y que ha desa­rro­lla­do la­zos con los cár­te­les me­xi­ca­nos de la dro­ga, se­gún las au­to­ri­da­des.

El más re­cien­te re­por­te so­bre la ac­ti­vi­dad de pan­di­llas en el es­ta­do, emi­ti­do por el De­par­ta­men­to de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca de Te­xas (DPS) en el 2015, con­fir­ma el in­cre­men­to de los miem­bros de es­ta or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal tan­to en el Con­da­do El Pa­so co­mo en el área del Va­lle del Río Gran­de.

Es­tos son dos puntos es­tra­té­gi­cos en la fron­te­ra pa­ra la in­tro­duc­ción y dis­tri­bu­ción de dro­ga.

Dou­glas Lin­quist, agen­te es­pe­cial a car­go del Bu­ró Fe­de­ral de In­ves­ti­ga­cio­nes (FBI) en El Pa­so, in­for­mó que Los Su­re­ños cuen­tan con al me­nos 200 ele­men­tos en El Pa­so.

La agen­cia es­ta se­ma­na anun­ció el arres­to de 25 ope­ra­do­res de ese gru­po, in­clu­yen­do a los pre­sun­tos lí­de­res Car­los ‘Cha­po’ Dorado, de Ant­hony, Nue­vo Mé­xi­co, y Me­lis­sa ‘Poi­son Ivy’ Alon­so, de El Pa­so.

“Nues­tros ope­ra­ti­vos con­fir­man la pre­sen­cia de la pan­di­lla a ni­vel lo­cal y es por eso que es­ta­mos com­pro­me­ti­dos a eli­mi­nar sus ac­ti­vi­da­des cri­mi­na­les, em­pe­zan­do con sus ca­be­ci­llas”, di­jo Lin­quist en con­fe­ren­cia de pren­sa.

Cada vez son más

Se­gún el in­for­me de DPS, “Te­xas Gang Th­reat As­sess­ment”, por el cre­cien­te nú­me­ro de in­te­gran­tes co­me­tien­do de­li­tos re­la­cio­na­dos con el tráfico de dro­gas, Los Su­re­ños aho­ra for­man par­te del ni­vel 2 (Tier 2) en­tre pan­di­llas en el es­ta­do.

“Los Su­re­ños son aho­ra una de las ame­na­zas más gran­des en zo­nas fron­te­ri­zas co­mo El Pa­so. Ellos son in­dis­pen­sa­bles pa­ra que se en­car­guen del tráfico de la dro­ga que vie­ne de Mé­xi­co”, di­jo Mi­ke Knox, in­ves­ti­ga­dor en gru­pos pan­di­lle­ri­les que for­mó par­te de la Fuer­za de Trabajo de Te­xas pa­ra la Jus­ti­cia Ju­ve­nil (JJTF), y fun­da­dor de la Aso­cia­ción de In­ves­ti­ga­do­res de Pan­di­llas de Te­xas (TGIA).

El FBI re­ve­la que la Ma­fia Me­xi­ca­na, que con­tro­la des­de pri­sión a ca­si to­das las pan­di­llas del Sur de Ca­li­for­nia, ha pe­di­do a Los Su­re­ños que emi­gren a El Pa­so pa­ra ayu­dar al Cár­tel de Si­na­loa a con­tra­rres­tar la in­fluen­cia del Cár­tel de Juá­rez y su so­cio, la ban­da Ba­rrio Az­te­ca. “Cada vez es­tán tra­ba­jan­do más con los cár­te­les. Y ha­brá más alian­zas en el fu­tu­ro, por­que los cár­te­les tie­nen la dro­ga y los pan­di­lle­ros sa­ben có­mo dis­tri­buir­la más rá­pi­do aquí”, se­ña­ló Gabriel Mo­ra­les, fun­da­dor de la Aso­cia­ción In­ter­na­cio­nal de In­ves­ti­ga­do­res de Pan­di­llas La­ti­nas (ILGIA).

Se­gún el Cen­tro Na­cio­nal de In­te­li­gen­cia Pan­di­lle­ril (NGIC) es­ta cre­cien­te co­la­bo­ra­ción ha al­te­ra­do la di­ná­mi­ca del nar­co­trá­fi­co, ya que los pan­di­lle­ros, que tra­di­cio­nal­men­te ser­vían co­mo dis­tri­bui­do­res mi­no­ris­tas sin con­tac­to con los pro­duc­to­res, aho­ra es­tán ad­qui­rien­do gran­des can­ti­da­des de dro­ga di­rec­ta­men­te de los cár­te­les.

“Las alian­zas exis­ten por­que am­bos es­tán tras lo mis­mo: el di­ne­ro. El cár­tel ne­ce­si­ta que al­guien ven­da esa dro­ga aquí en EU”, co­men­tó Knox, au­tor del li­bro “Gangs­ta in The Hou­se: Un­ders­tan­ding Gang Cul­tu­re”.

Se es­ti­ma que has­ta un to­tal de 100 mil per­so­nas en to­do el es­ta­do de Te­xas po­drían per­te­ne­cer a al­gu­na pan­di­lla or­ga­ni­za­da.

Cre­cen las pan­di­llas en El Pa­so

De acuer­do al De­par­ta­men­to de Po­li­cía de El Pa­so (EPPD) las pan­di­llas a ni­vel lo­cal han mos­tra­do un cre­ci­mien­to, es­pe­cial­men­te du­ran­te los úl­ti­mos cua­tro años.

Se­gún re­por­tes an­te­rio­res de la Uni­dad An­ti­pan­di­llas de EPPD se cal­cu­la que en El Pa­so hay al­re­de­dor de 307 gru­pos pan­di­lle­ri­les, en­tre los ca­lle­je­ros, los de ex con­vic­tos y de los que se de­di­can al hacer gra­fi­tis, en­tre otros de­li­tos, con un to­tal apro­xi­ma­do de un poco más de cin­co mil 600 miem­bros.

Se­gún DPS, las agru­pa­cio­nes de­fi­ni­das que ope­ran en El Pa­so li­ga­das al an­ti­guo cár­tel de los Ca­rri­llo Fuen­tes o Cár­tel de Juá­rez, son Ba­rrio Az­te­ca, La­tin Kings y La Her­man­dad de Pis­to­le­ros La­ti­nos. Li­ga­das al Cár­tel de Si­na­loa se en­cuen­tran Los Su­re­ños, Tan­go Blast, y La­tin Kings, ope­ran­do pa­ra el pri­me­ro.

A pe­sar del au­men­to de Los Su­re­ños en El Pa­so, Ba­rrio Az­te­ca si­gue sien­do la ban­da do­mi­nan­te en la zo­na. De he­cho, DPS la si­túa en el ni­vel uno (Tier 1) co­mo la or­ga­ni­za­ción pan­di­lle­ril más gran­de en El Pa­so y la cuar­ta en to­do Te­xas.

Pe­ro Ba­rrio Az­te­ca tie­ne una re­la­ción de “ex­clu­si­vi­dad” con el Cár­tel de Juá­rez, y a me­di­da que és­te se ha vis­to mer­ma­do en Mé­xi­co, la pan­di­lla ha perdido in­fluen­cia en El Pa­so, y es­to ha abier­to la puer­ta pa­ra Los Su­re­ños en es­ta fron­te­ra, se­gún el re­por­te del DPS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.