MÁ­XI­MA PO­TEN­CIA En LI­BER­TAD

El ca­rác­ter de­por­ti­vo pro­si­gue en el in­te­rior, don­de en­con­tra­mos un am­plio es­pa­cio, ves­ti­du­ras de cue­ro, ma­te­rial que se ex­tien­de des­de los asien­tos, has­ta el vo­lan­te y las ta­pas de las puer­tas en una atrac­ti­va com­bi­na­ción de dos co­lo­res

El Diario de El Paso - - Autos -

Hay au­tos que es­tán des­ti­na­dos a con­ver­tir­se en le­yen­das. Des­de su con­cep­ción, el Dod­ge Char­ger SRT Hell­cat 2016 fue pla­nea­do pa­ra con­ver­tir­se en un au­tén­ti­co de­vo­ra­dor del as­fal­to.

Con el do­mi­nio del Ford Mus­tang de quin­ta ge­ne­ra­ción, la lle­ga­da del re­no­va­do Che­vro­let Ca­ma­ro y la in­mi­nen­te lle­ga­da del Mus­tang de sex­ta ge­ne­ra­ción, Dod­ge res­pon­dió re­ve­lan­do al mun­do las ver­sio­nes ac­tua­li­za­das de dos de sus au­tos más icó­ni­cos: Char­ger y Cha­llen­ger.

Fue­ron un éxi­to ins­tan­tá­neo. Am­bos au­tos co­men­za­ron a ven­der­se con gran éxi­to a to­do lo lar­go y an­cho de Nor­tea­mé­ri­ca. Pa­ra mu­chos, el éxi­to del Char­ger es­tu­vo ba­sa­do en dos ca­rac­te­rís­ti­cas muy im­por­tan­tes.

Pri­me­ro, su ca­rro­ce­ría de cua­tro puer­tas, al­go nun­ca an­tes vis­to en un mus­cle car de es­ta ca­te­go­ría. En se­gun­do lu­gar, el co­ra­zón que lo ha­cía ru­gir con gran po­der so­bre el as­fal­to: un V8 HEMI, que du­ran­te dé­ca­das ha si­do el im­pul­sor fa­vo­ri­to de to­dos los aman­tes de la po­ten­cia.

De­bi­do al éxi­to de es­te au­to, Dod­ge tie­ne una idea ge­nial: traer a la vi­da la ver­sión SRT Hell­cat, equi­pa­da con un mo­tor V8 HEMI de 6.2 li­tros, ade­re­za­do con un su­per­car­ga­dor de 2.8 li­tros, gra­cias al cual es­te mus­cle car es ca­paz de ofre­cer 707 ca­ba­llos de fuer­za, con un tor­que de 650 li­bras-pie.

Pe­ro en reali­dad es­to no es lo úni­co que ca­rac­te­ri­za al Dod­ge Char­ger SRT Hell­cat 2016. El mo­tor V8 tam­bién cuen­ta con ca­be­zas, in­yec­to­res, bom­ba de agua, ra­dia­dor y ci­güe­ñal de al­to desem­pe­ño.

El po­der se trans­mi­te al pi­so, vía una trans­mi­sión au­to­má­ti­ca Tor­queF­li­te HP90 de ocho ve­lo­ci­da­des que cuen­ta con mo­do ma­nual. Adi­cio­nal­men­te, es­te mus­cle car cuen­ta con dis­tin­tos mo­dos de ma­ne­jo y una sus­pen­sión fir­ma­da por Bils­tein, la cual se pue­de adap­tar de­pen­dien­do el mo­do de ma­ne­jo.

Des­de lue­go que to­da es­ta po­ten­cia pa­sa fac­tu­ra al mo­men­to de opri­mir el ace­le­ra­dor: Dod­ge Char­ger SRT Hell­cat 2016 gas­ta un pro­me­dio de un ga­lón de com­bus­ti­ble por mi­nu­to. Sin em­bar­go, en con­di­cio­nes nor­ma­les, es­te mus­cle car con­su­me 13 mpg en ciu­dad y 22 mpg en ca­rre­te­ra.

Pa­ra de­te­ner es­te bó­li­do, Dod­ge lo equi­pó con un kit de fre­nos Brem­bo, que cuen­ta con ro­to­res de 391mm y cá­li­pers de seis pis­to­nes al fren­te y de 370mm con cá­li­pers de 4 pis­to­nes en la par­te pos­te­rior.

A ni­vel ex­te­rior, es­te re­no­va­do mus­cle car cuen­ta con di­ver­sos ac­ce­so­rios ae­ro­di­ná­mi­cos es­pe­cí­fi­cos, así co­mo un ca­pó de alu­mi­nio, en­ri­que­ci­do con en­tra­das de ai­re. El pa­que­te se com­ple­men­ta con una pa­rri­lla de di­se­ño de­por­ti­vo, ri­nes de 20 pul­ga­das, spoi­ler tra­se­ro, do­ble sa­li­da de es­ca­pe y los in­con­fun­di­bles em­ble­mas Hell­cat ubi­ca­dos en dis­tin­tas par­tes de la ca­rro­ce­ría.

Si tú eres un fa­ná­ti­co del po­der HEMI y no tie­nes mie­do en con­du­cir uno de los au­tos de cua­tro puer­tas más po­ten­tes del mun­do, en­ton­ces pue­des ha­cer tu­yo el Dod­ge Char­ger SRT Hell­cat 2016

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.