Pi­den dos de ca­da tres es­ta­dou­ni­den­ses le­yes de con­trol de ar­mas más es­tric­tas

El Diario de El Paso - - Especial -

Was­hing­ton— A raíz de los ti­ro­teos ocu­rri­dos en me­ses re­cien­tes, ca­da vez más es­ta­dou­ni­den­ses se pro­nun­cian a fa­vor de le­yes más es­tric­tas de con­trol a las ar­mas, sin em­bar­go, tam­bién se mues­tran pe­si­mis­tas de que se lo­gre un pron­to cam­bio, de acuer­do con la en­cues­ta GfK de la As­so­cia­ted Press.

Cer­ca de dos ter­cios de los en­cues­ta­dos ex­pre­sa­ron apo­yo a fa­vor de le­yes más es­tric­tas, la ma­yo­ría a fa­vor de la prohi­bi­ción a ni­vel na­cio­nal de la ven­ta de ar­mas de asal­to se­mi­au­to­má­ti­cas, ta­les co­mo la AR-15, y en la ven­ta de car­tu­chos de al­ta ca­pa­ci­dad que pue­den por­tar más de 10 ba­las.

El por­cen­ta­je de es­ta­dou­ni­den­ses que quie­ren le­yes se­me­jan­tes es el más al­to des­de que el son­deo GfK co­men­zó a ha­cer la pre­gun­ta en el 2013, una en­cues­ta rea­li­za­da unos 10 me­ses des­pués del ti­ro­teo en la es­cue­la pri­ma­ria Sandy Hook, en New­town, Con­nec­ti­cut, en el que mu­rie­ron 20 ni­ños y seis edu­ca­do­res.

Los ti­ro­teos de gran re­so­nan­cia pa­re­cen tam­bién ha­ber afec­ta­do el sen­ti­do de se­gu­ri­dad de los es­ta­dou­ni­den­ses. Fuer­tes ma­yo­rías de aque­llos en­cues­ta­dos ex­pre­sa­ron cier­to gra­do de preo­cu­pa­ción de que ellos o al­gún fa­mi­liar lle­guen a con­ver­tir­se en víc­ti­mas de la vio­len­cia per­pe­tra­da por las ar­mas de fue­go o de al­gún ti­ro­teo ma­si­vo.

‘Si vi­ves en Es­ta­dos Uni­dos aho­ra, de­bes es­tar preo­cu­pa­do’, di­jo Mi­lon­ne Am­broi­se, asis­ten­te ad­mi­nis­tra­ti­va de 63 años en De­ca­tur, Geor­gia. ‘Pue­des es­tar en la ca­lle en al­gún lu­gar. Pue­des es­tar en un cen­tro co­mer­cial pen­san­do que ha­brá un ti­ro­teo ma­si­vo y tú es­ta­rás en me­dio de to­do eso. No pue­des de­jar de pen­sar en ello’.

Am­broi­se, ori­gi­na­ria de Hai­tí, quien se mu­dó a Es­ta­dos Uni­dos ha­ce ca­si 50 años, di­jo que ella aho­ra está más aler­ta y en guar­dia ca­da vez que sa­le a al­gún lu­gar pú­bli­co.

‘Siem­pre es­toy bus­can­do las sa­li­das. Es­to es al­go que an­tes yo no ha­cía’, di­jo. ‘¿Qué pa­sa si ten­go que co­rrer?, ¿dón­de está la sa­li­da?, ¿a dón­de de­bo ir?’, se cues­tio­nó.

Sin em­bar­go, el ni­vel de preo­cu­pa­ción so­bre con­ver­tir­se en una víc­ti­ma no es uni­for­me. Las per­so­nas no an­glo­sa­jo­nas es­tán sig­ni­fi­ca­ti­va o ex­tre­ma­da­men­te más preo­cu­pa­das.

A Alon­zo Las­si­ter, de 66 años, quien vi­ve en un su­bur­bio de St. Louis, le preo­cu­pa que su hijo au­tis­ta de 17 años se con­vier­ta en una víc­ti­ma de la vio­len­cia per­pe­tra­da por las ar­mas de fue­go, ya sea por al­gún asal­tan­te o la Po­li­cía.

‘Si al­guien le di­je­ra que se echa­ra al sue­lo y que pu­sie­ra las ma­nos en al­to –o le di­je­ra que le en­tre­ga­ra sus au­dí­fo­nos–, no po­dría aca­tar de in­me­dia­to ta­les ins­truc­cio­nes’, di­jo Las­si­ter, quien es afroa­me­ri­cano. ‘Y po­dría con­ver­tir­se en un blan­co fá­cil’, agre­ga.

Las­si­ter di­ce que los pseu­do­com­pra­do­res, aque­llos que com­pran ar­mas de fue­go y lue­go las re­ven­den a de­lin­cuen­tes y ado­les­cen­tes, han inun­da­do al­gu­nos ve­cin­da­rios ur­ba­nos con ar­mas y ne­ce­si­tan ser de­te­ni­dos.

La en­cues­ta fue rea­li­za­da del 7 de ju­lio al 11 de ju­lio, po­co des­pués de que una se­rie de ti­ro­teos de al­to per­fil, en­tre los que se in­clu­yen la ma­sa­cre en un club noc­turno de Or­lan­do, en el que mu­rie­ron 50 per­so­nas, in­clu­yen­do el ga­ti­lle­ro, y otros 53 he­ri­dos, y los ti­ro­teos fa­ta­les de hom­bres afro­ame­ri­ca­nos en Min­ne­so­ta y Lui­sia­na. La ma­yo­ría de las en­tre­vis­tas se rea­li­za­ron des­pués de que un fran­co­ti­ra­dor ata­ca­ra y ase­si­na­ra a cin­co ofi­cia­les de la Po­li­cía en Da­llas.

Una ma­yo­ría de en­cues­ta­dos ex­pre­só de­seo de que se to­me ac­ción a ni­vel na­cio­nal pa­ra im­po­ner le­yes de con­trol a las ar­mas, en lu­gar de un re­mien­do a le­yes es­ta­ta­les o re­gu­la­cio­nes lo­ca­les, a pe­sar de que el Con­gre­so no ha po­di­do ac­tuar en mu­chas de las ini­cia­ti­vas que, tal co­mo el son­deo lo de­mues­tra, cuen­tan con el apo­yo de los es­ta­dou­ni­den­ses. Aun así, me­nos de la mi­tad de los res­pon­dien­tes di­je­ron que ellos creen que las le­yes de con­trol a las ar­mas se tor­na­rán más es­tric­tas pa­ra el año en­tran­te.

Por un mar­gen de 55 por cien­to con­tra 43 por cien­to, los res­pon­dien­tes di­je­ron que las le­yes que li­mi­tan la po­se­sión de las ar­mas no in­frin­gen el de­re­cho cons­ti­tu­cio­nal a por­tar­las. Pe­ro las res­pues­tas tam­bién re­ve­la­ron una di­vi­sión par­ti­dis­ta: 87 por cien­to de los de­mó­cra­tas apo­yan le­yes más es­tric­tas de con­trol, en com­pa­ra­ción al 41 por cien­to de los re­pu­bli­ca­nos.

El gé­ne­ro y la geo­gra­fía son otras lí­neas de di­vi­sión, se­gún mues­tra el son­deo. Las mu­je­res y aque­llas per­so­nas que vi­ven en las ciu­da­des y su­bur­bios se in­cli­nan más por apo­yar res­tric­cio­nes a las ar­mas que los hom­bres y las per­so­nas que vi­ven en las áreas ru­ra­les.

Los es­ta­dou­ni­den­ses es­tu­vie­ron más de acuer­do en otros asun­tos. Ma­yo­rías de de­mó­cra­tas y re­pu­bli­ca­nos di­je­ron apo­yar el re­que­ri­mien­to de re­vi­sio­nes de an­te­ce­den­tes a per­so­nas que com­pran ar­mas de fue­go en las ex­hi­bi­cio­nes de ar­mas y por me­dio de otras ven­tas pri­va­das.

Se­gún son­deo de AP, cre­ce sen­ti­mien­to de in­se­gu­ri­dad en­tre la po­bla­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.