Pro­mue­ve le­gis­la­dor de NM ley del ‘derecho a mo­rir’

El Diario de El Paso - - TEXAS Y NM - As­so­cia­ted Press

Al­bu­quer­que, N. M.— Un le­gis­la­dor de Nuevo Mé­xi­co es­tá pro­po­nien­do una ley pa­ra per­mi­tir que pa­cien­tes que pa­de­cen de al­gu­na en­fer­me­dad ter­mi­nal pue­dan qui­tar­se la vi­da con la ayu­da de doc­to­res, es­to a un mes de que los de­fen­so­res de di­cha prác­ti­ca su­frie­ran una de­rro­ta en la Cor­te.

El pre­sen­tan­te Bill McCam­ley, de­mó­cra­ta de Las Cru­ces, dis­cu­tió su pro­pues­ta ayer an­te un co­mi­té le­gis­la­ti­vo en Al­bu­quer­que y po­dría po­ner en mar­cha el co­mien­zo de un aca­lo­ra­do de­ba­te te­nien­do en puer­ta la pró­xi­ma se­sión le­gis­la­ti­va.

Otros cin­co es­ta­dos per­mi­ten que sus ha­bi­tan­tes ter­mi­nen con sus vi­das de ma­ne­ra le­gal uti­li­zan­do me­di­ca­men­tos re­ce­ta­dos por un doc­tor.

McCam­ley di­jo que se vio ins­ta­do a ac­tuar des­pués de la de­ci­sión de Cor­te de Nuevo Mé­xi­co y de­bi­do a que es­to te­nía que ver con una lu­cha personal. El le­gis­la­dor de Las Cru­ces per­dió a su pa­dre ha­ce dos años de­bi­do a una en­fer­me­dad neu­ro­ló­gi­ca de­bi­li­tan­te, y fue tes­ti­go de su su­fri­mien­to.

‘Es­to no de­be­ría es­tar en ma­nos del Go­bierno’, di­jo McCam­ley. ‘Debe ser nuestra de­ci­sión’.

El mes pa­sa­do, la Su­pre­ma Cor­te de Nuevo Mé­xi­co se rehu­só a de­ro­gar una ley es­ta­tal que prohí­be a los doc­to­res aca­bar con las vi­das de pa­cien­tes que pa­de­cen en­fer­me­da­des ter­mi­na­les. La ley es­ta­tal del sui­ci­dio asis­ti­do cla­si­fi­ca di­cho ac­to co­mo de­li­to en cuar­to grado.

El ca­so tu­vo que ver con una mu­jer de San­ta Fe que pa­de­cía de cán­cer ute­ri­no avan­za­do que que­ría que las cor­tes cla­ri­fi­ca­ran las le­yes de Nuevo Mé­xi­co que le prohi­bían ter­mi­nar con su vi­da y que po­nen en ries­go a los doc­to­res.

En los ar­gu­men­tos ora­les, la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Nuevo Mé­xi­co di­jo que la de­ci­sión fi­nal en torno a la le­ga­li­dad de la prác­ti­ca de­be­ría que­dar en ma­nos de los le­gis­la­do­res, no de las cor­tes.

Tras la de­rro­ta en el tri­bu­nal, La Unión Ame­ri­ca­na a Fa­vor de los De­re­chos Ci­vi­les de Nuevo Mé­xi­co, la cual lan­zó una im­pug­na le­gal en el es­ta­do en el 2012, pro­me­tió con­ti­nuar con la lu­cha, ahora con los le­gis­la­do­res.

McCam­ley di­ce que una fuer­za tác­ti­ca que res­pal­da el pro­yec­to de ley pre­sen­ta­rá sus ideas ela­bo­ran­do una le­gis­la­ción que po­dría ga­nar el apo­yo del Se­na­do, el cual es­tá ba­jo el con­trol de los de­mó­cra­tas, y de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes, con­tro­la­da por el Par­ti­do Re­pu­bli­cano.

Mi­chel Lo­ner­gan, por­ta­voz de la go­ber­na­do­ra de Nuevo Mé­xi­co, Susana Martínez, di­jo que la go­ber­na­do­ra ‘se opo­ne al sui­ci­dio asis­ti­do’.

El año pa­sa­do, Ca­li­for­nia se unió a otros cua­tro es­ta­dos al apro­bar una ley que les per­mi­te a sus ha­bi­tan­tes ter­mi­nar con sus vi­das con me­di­ca­men­tos re­ce­ta­dos por un doc­tor. Los le­gis­la­do­res es­ta­ta­les apro­ba­ron la me­di­da tras el tan so­na­do ca­so de Brit­tany May­nard, una mu­jer de 29 años de Ca­li­for­nia que pa­de­cía de cán­cer en el ce­re­bro, quien se mu­dó a Ore­gon pa­ra ter­mi­nar con su vi­da de ma­ne­ra le­gal en el 2014.

Los pa­cien­tes con en­fer­me­da­des ter­mi­na­les tam­bién pue­den ter­mi­nar con sus vi­das en Ore­gon, Washington, Mon­ta­na y Ver­mont. Los de­fen­so­res han des­en­ca­de­na­do el de­ba­te en do­ce­nas de otros ca­pi­to­lios es­ta­ta­les por to­do el país. Has­ta ahora no han te­ni­do éxi­to.

‘Es­to no de­be­ría es­tar en ma­nos del Go­bierno… Debe ser nuestra de­ci­sión’, afirma Bill McCam­ley

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.