Fue ho­mi­ci­dio la muer­te de Ale­jan­dra, de­ter­mi­na fo­ren­se

El Diario de El Paso - - Comunidad - Karla Val­dez / El Dia­rio de El Pa­so

En la se­gun­da se­ma­na del jui­cio con­tra Adrián Gar­cía, quien es­tá acusado de ma­tar a su no­via en el 2013, se pre­sen­ta­ron fo­to­gra­fías y el tes­ti­mo­nio del mé­di­co fo­ren­se que reali­zó la au­top­sia a la jo­ven de 15 años.

‘Fue un ho­mi­ci­dio’, di­jo el lu­nes an­te el ju­ra­do el fo­ren­se Ma­rio Al­ber­to Ras­cón, ya que de acuer­do con su tes­ti­mo­nio el cuer­po de Ale­jan­dra Aran­go pre­sen­ta­ba rup­tu­ra de los va­sos san­guí­neos de la ca­ra y ojos oca­sio­na­dos por una ‘ex­tra­ña pre­sión’ en el cue­llo de la víc­ti­ma.

Du­ran­te la de­cla­ra­ción de Ras­cón, la Fis­ca­lía mos­tró una se­rie de fo­to­gra­fías del cuer­po de Aran­go sin vi­da, don­de se apreciaban las ‘man­chas’ que de­mos­tra­ban que la jo­ven fue es­tran­gu­la­da.

Po­ne defensa en du­da la ‘teo­ría’

Cuan­do to­có el turno a la defensa, los abo­ga­dos cues­tio­na­ron a Ras­cón por qué Gar­cía no pre­sen­ta­ba mar­cas ‘de­fen­si­vas’ ya que la jo­ven tu­vo que ha­ber­se de­fen­di­do. Ya que en los aná­li­sis prac­ti­ca­dos a las uñas de Aran­go, no ha­bía ras­tros de ADN del acusado.

A lo que el mé­di­co se li­mi­tó a de­cir que no co­no­cía los por­me­no­res de có­mo ocu­rrió di­cho ho­mi­ci­dio.

Por su par­te, la Fis­ca­lía ar­gu­men­tó que el agua den­tro de la ba­ñe­ra don­de fue en­con­tra­do el cuer­po de la jo­ven pudo ha­ber afec­ta­do el re­sul­ta­do de los exá­me­nes prac­ti­ca­dos.

Los abo­ga­dos de Gar­cía tra­ta­ron de des­acre­di­tar en to­do mo­men­to la ca­pa­ci­dad de Ras­cón pa­ra rea­li­zar exá­me­nes fo­ren­ses, ta­chán­do­lo de ‘inex­per­to’, ya que al mo­men­to del ho­mi­ci­dio el mé­di­co te­nía ape­nas cua­tro me­ses en su pues­to.

El ase­si­na­to

En 2013, Aran­go fue en­con­tra­da muer­ta en la ba­ñe­ra de su ca­sa en el área de San Eli­za­rio, en un prin­ci­pio se creía ha­bía si­do un sui­ci­dio.

Lue­go de la au­top­sia se de­ter­mi­nó que la jo­ven ha­bía si­do es­tran­gu­la­da, por lo que Gar­cía se con­vir­tió en el pri­mer sos­pe­cho­so ya que Aran­go ha­bía ter­mi­na­do su re­la­ción con él por­que ella ya te­nía otra re­la­ción.

De acuer­do con la Fis­ca­lía, Gar­cía te­nía mo­ti­vos su­fi­cien­tes pa­ra co­me­ter el cri­men.

El jui­cio con­ti­núa hoy.

Con­ti­nua jui­Cio con­tra Adrián Gar­cía

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.