Her­man­dand Aria, un des­or­den tras sen­ten­cia de 75 miem­bros

El Diario de El Paso - - Texas - Staff/El Dia­rio de El Pa­so ous­ton –

HUn fis­cal fe­de­ral co­men­ta que la Her­man­dad Aria de Te­xas es­tá en un “caos ab­so­lu­to” lue­go de que ca­si 75 miem­bros fue­ran sen­ten­cia­dos a con­se­cuen­cia de una in­ves­ti­ga­ción de ocho años a la or­ga­ni­za­ción de su­pre­ma­cía blan­ca, pe­ro otros ad­vier­ten que la red no se­rá de­rri­ba­da por un so­lo gol­pe que le ases­ta­ron.

El De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia lo­gró una con­de­na com­bi­na­da de 900 años en pri­sión pa­ra los miem­bros de­te­nidos de di­cha her­man­dad lue­go de una in­ves­ti­ga­ción que ini­ció en 2008 y con­clu­yó es­te año, se­gún re­por­tó el do­min­go el pe­rió­di­co The Hous­ton Ch­ro­ni­cle.

Una re­vi­sión de los re­gis­tros, do­cu­men­tos de la Cor­te, trans­crip­cio­nes y en­tre­vis­tas, rea­li­za­da por el pe­rió­di­co, en­con­tró que la pan­di­lla de ca­si dos mil integrantes ba­ta­lla pa­ra re­cons­truir­se.

“Es­tán en caos, to­tal y ab­so­lu­to”, ex­pre­só Da­vid Kar­pel, fis­cal del De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia quien di­ri­gió las in­ves­ti­ga­cio­nes. "Su po­der se re­du­jo; no sa­ben en quién con­fiar”.

La Her­man­dad Aria tie­ne un his­to­rial de crí­me­nes en Te­xas que in­clu­ye asal­tos, ro­bos, se­cues­tros y ase­si­na­tos. For­ma­da en los 1980s en el sis­te­ma de pri­sio­nes de Te­xas, sus miem­bros son to­dos con­vic­tos blancos, he­te­ro­se­xua­les con ex­cep­ción de ex policías, in­for­man­tes y abu­sa­do­res de menores.

Pe­ro la Li­ga An­ti-Di­fa­ma­ción (ADL) com­pa­ró la resistencia de la pan­di­lla con una ma­fia que con­ti­núa ope­ran­do aún cuan­do sus lí­de­res son arres­ta­dos.

“La Her­man­dad Aria de Te­xas, co­mo cual­quier otra pan­di­lla gran­de con pre­sen­cia en las ca­lles, no se irá por­que le die­ron un gol­pe, aun­que sea uno muy fuer­te”, co­men­tó Mark Pit­ca­va­ge, in­ves­ti­ga­dor ex­per­to de la ADL.

El ba­rri­do co­men­zó en no­viem­bre de 2012 y las acu­sa­cio­nes abar­ca­ban su­pues­tos homicidios, in­ten­tos de ase­si­na­tos, se­cues­tros y gol­pi­zas. Un ataque que in­vo­lu­cró que­mar a un miem­bro con un so­ple­te ins­pi­ró un epi­so­dio del 2014 de la se­rie de TV ‘Hi­jos de la Anar­quía’.

Más de tres do­ce­nas de integrantes que fue­ron arres­ta­dos coope­ra­ron con las au­to­ri­da­des a cam­bio de in­dul­gen­cia, co­men­ta­ron los pro­cu­ra­do­res fe­de­ra­les.

“Una de las co­sas de las que se enor­gu­lle­cen es dis­ci­pli­na y leal­tad, pe­ro re­sul­ta que la mi­tad de ellos coope­ró con el go­bierno”, ex­pre­só la asis­ten­te del fis­cal ge­ne­ral de Es­ta­dos Uni­dos, Les­lie Cald­well, quien di­ri­ge la Di­vi­sión de Asun­tos Pe­na­les del De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia en Washington.

Entre los con­vic­tos es­ta­ba Larry Br­yan, un ge­ne­ral de la her­man­dad quien es­ta­ba en la cár­cel cuan­do los fis­ca­les fe­de­ra­les lle­ga­ron con nue­vos car­gos de aso­cia­ción de­lic­tuo­sa. Br­yan ad­mi­tió ha­ber con­tra­ban­dea­do un te­lé­fono ce­lu­lar pa­ra di­ri­gir al gru­po des­de aden­tro de la pri­sión, pe­ro su abo­ga­do me­nos­pre­ció el éxi­to de la re­da­da fe­de­ral.

“Pue­do en­ten­der por qué el De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia es­pe­ra y pien­sa que avan­za­ron mu­cho las me­tas de la hu­ma­ni­dad, pe­ro en reali­dad la úni­ca co­sa que lo­gra­ron fue trans­fe­rir pri­sio­ne­ros de cár­ce­les es­ta­ta­les a cár­ce­les fe­de­ra­les”, de­cla­ró Ja­mes Staf­ford, abo­ga­do de Hous­ton. “No hi­cie­ron al­go pa­ra rom­per la co­lum­na ver­te­bral de la or­ga­ni­za­ción de la her­man­dad”.

el de­par­ta­men­to de Jus­ti­cia lo­gró una con­de­na com­bi­na­da de 900 años en pri­sión pa­ra los de­te­nidos, tras una in­ves­ti­ga­ción que ini­ció en 2008

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.