Te­men ‘cri­men de odio’ de­trás de ase­si­na­to de mu­jer trans­gé­ne­ro

El Diario de El Paso - - Portada - Sa­bri­na Zu­ni­ga/El Dia­rio de El Pa­so

Ery­kah te­nía 36 años cuan­do su ca­dá­ver fue localizado el lu­nes por la no­che en un de­par­ta­men­to del área de Fox Pla­za. Fa­mi­lia­res y ami­gos se la­men­ta el he­cho y se pre­gun­tan si se tra­tó de un cri­men de odio.

La víc­ti­ma era una mu­jer trans­gé­ne­ro que ha­bía na­ci­do co­mo va­rón y fue re­gis­tra­do co­mo Eric Ti­je­ri­na. Su cuer­po sin vi­da mos­tra­ba se­ña­les de vio­len­cia, se­gún las au­to­ri­da­des, las cua­les has­ta ayer no re­por­ta­ban ni arres­tos ni sos­pe­cho­sos.

Fa­mi­lia­res de Ery­kah que re­si­den en San An­to­nio, co­men­ta­ron des­co­no­cer el mó­vil del cri­men, si fue por mo­ti­vos per­so­na­les o un cri­men de odio. Ery­kah" era una per­so­na trans­gé­ne­ro que es­ta­ba a fa­vor de los de­re­chos de las per­so­nas ho­mo­se­xua­les", se­gún su her­ma­na.

“Ella era un per­so­na muy que­ri­da y siem­pre se preo­cu­pa­ba por los de­más, ella se acep­ta­ba y sa­bía exac­ta­men­te quién era. Nos sen­ti­mos muy do­li­dos y to­tal­men­te de­vas­ta­dos de su muer­te tan ines­pe­ra­da”, di­jo Pearl Ti­je­ri­na, la her­ma­na.

Ca­dá­ver mos­tra­ba se­ña­les de vio­len­cia, se­ña­lan au­to­ri­da­des

Ery­kah no te­nía un tra­ba­jo, pe­ro dis­fru­ta­ba de ma­qui­llar a sus ami­gos cer­ca­nos y es­tar al tan­to de la mo­da.

“Lo úni­co que que­re­mos son res­pues­tas por par­te del De­par­ta­men­to de Po­li­cía, ella no te­nía enemi­gos y no sa­be­mos con quién es­ta­ba al mo­men­to del aten­ta­do. Yo vi­vo en San An­to­nio y Ery­kah vi­vía so­la con sus pe­rros en El Pa­so”, di­jo Pearl Ti­je­ri­na.

Miem­bros de Rain­bow Mi­ners Ini­cia­ti­ve (RMI), una or­ga­ni­za­ción de la Uni­ver­si­dad de Te­xas en El Pa­so a fa­vor de los de­re­chos de la co­mu­ni­dad LGBT (les­bia­nas, gays, bi­se­xua­les y trans­gé­ne­ro), se di­je­ron cons­ter­na­dos por la muer­te de Ery­kah.

“Es una si­tua­ción te­rri­ble y es­ta­mos im­pac­ta­dos de que es­to pue­da es­tar re­la­cio­na­do con el odio en con­tra de la co­mu­ni­dad gay, y aun más en una ciu­dad co­mo El Pa­so”, di­jo Da­niel Gar­cía, es­tu­dian­te de UTEP y pa­san­te de RMI.

La muer­te de Ery­kah ha mo­vi­li­za­do a fa­mi­lia­res, ami­gos y sim­pa­ti­zan­tes, que han ex­pre­sa­do su do­lor y con­do­len­cias por me­dio de una pá­gi­na en Go­fund­me.com, don­de re­cau­dan fon­dos pa­ra su fu­ne­ral.

“Na­die se me­re­ce que le qui­ten la vi­da de esa for­ma. No sa­be­mos aún con exac­ti­tud có­mo fue ase­si­na­da, só­lo que­re­mos sa­ber qué fue lo que pa­só. No sa­be­mos si fue por odio o por al­gún mo­ti­vo per­so­nal”, di­jo Pearl Ti­je­ri­na.

La her­ma­na de Ery­kah di­jo a El Dia­rio de El Pa­so que el cuer­po de su her­ma­na se que­da en El Pa­so y no se tras­la­da­rá a San An­to­nio, don­de viven sus fa­mi­lia­res.

Has­ta ano­che, la pá­gi­na de Go­fund­me.com (https://www. go­fund­me.com/2katy3tw) re­po­ta­ba do­na­ti­vos por al­re­de­dor de 700 dó­la­res.

“To­dos los se­res hu­ma­nos na­cen li­bres, con la mis­ma dig­ni­dad y de­re­chos. Ery­kah, que des­can­ses en paz”, di­ce el co­men­ta­rio de uno de los do­nan­tes.

Ami­gos de Ery­kah pla­nea­ban re­unir­se es­te sá­ba­do en un club noc­turno, pa­ra re­cor­dar­la.

erY­KaH en vi­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.