Pa­dre ol­vi­da a be­bé en au­to; mue­re por ca­lor

El Diario de El Paso - - Texas - As­so­cia­ted Press elo­tes—

HUn be­bé de sie­te me­ses fa­lle­ció lue­go que lo de­ja­ran to­do el día en una ca­mio­ne­ta SUV en el área de San An­to­nio en el es­ta­cio­na­mien­to de un Wal-Mart, re­por­ta­ron las au­to­ri­da­des.

El pa­dre del be­bé, quien tra­ba­ja en la tien­da en el su­bur­bio de He­lo­tes, di­jo a los ofi­cia­les que ol­vi­dó pa­sar a de­jar a su hi­jo en la guar­de­ría an­tes de en­trar a tra­ba­jar a las 6:15 de la ma­ña­na del vier­nes, re­por­tó el ca­pi­tán de la Po­li­cía, Ant­hony Bur­ges. El pa­dre en­con­tró a su be­bé muer­to des­pués de ter­mi­nar su turno de tra­ba­jo y re­gre­sar a la ca­mio­ne­ta cer­ca de las 3 de la tar­de. El pa­dre fue lle­va­do al hos­pi­tal ya que re­por­tó do­lo­res en el pe­cho, ex­pre­só Bur­ges.

No se han pre­sen­ta­do car­gos, ni se han da­do a co­no­cer las iden­ti­da­des del pa­dre ni del be­bé.

Las tem­pe­ra­tu­ras en el área es­tu­vie­ron al­re­de­dor de los 100 gra­dos Fah­ren­heit la ma­yor par­te de la tar­de.

Con és­te, van al me­nos 27 ni­ños que mue­ren al ser de­ja­dos en au­tos ca­lien­tes en Es­ta­dos Uni­dos en lo que va del año, in­clu­yen­do a seis en Te­xas, co­men­tó Ja­net­te Fen­nell, fun­da­do­ra y pre­si­den­ta de Kid­sAn­dCars.org, or­ga­ni­za­ción sin fi­nes de lu­cro que ve por la se­gu­ri­dad de los ni­ños, lo­ca­li­za­da en Filadelfia.

El 4 de agosto, dos ge­me­li­tas de 15 me­ses fa­lle­cie­ron lue­go de ser de­ja­das en el asien­to tra­se­ro de una ca­mio­ne­ta SUV ca­lien­te es­ta­cio­na­da en frente de un dú­plex en Ca­rroll­ton en el No­roes­te de Geor­gia. Cuan­do la Po­li­cía lle­gó, en­con­tró gen­te sos­te­nien­do a las be­bi­tas en el agua de una al­ber­ca pa­ra be­bés de­trás del dú­plex, con bol­si­tas de hie­lo, tra­tan­do de re­fres­car a las ne­nas.

El año pa­sa­do, hu­bo 15 muer­tes por gol­pes de ca­lor, de ni­ños den­tro de vehícu­los, di­jo Fen­nell.

De acuer­do con la Ad­mi­nis­tra­ción Na­cio­nal de Se­gu­ri­dad del Trá­fi­co en Au­to­pis­tas (NHTSA) y los da­tos re­ca­ba­dos por la Uni­ver­si­dad Es­ta­tal en San Jo­sé, el número de ni­ños que mue­ren por gol­pe de ca­lor en los au­to­mó­vi­les co­men­zó a in­cre­men­tar des­pués de que se po­pu­la­ri­za­ran las bol­sas de ai­re en los cos­ta­dos en los 1990.

Con los ni­ños abro­cha­dos en el asien­to tra­se­ro, los pa­dres pue­den ol­vi­dar­los, ex­pli­có Fen­nell.

Agre­gó que el número de muer­tes por ca­lor de los ni­ños den­tro de au­tos fluc­tuó

Su­man ya en el país al me­nos 27 ni­ños fa­lle­ci­dos al ser aban­do­na­dos en vehícu­los

en las dé­ca­das si­guien­tes pro­me­dian­do 37 por año des­de 1998. El peor año fue el 2010, con 49, de acuer­do a am­bos con­teos, uno por Fen­nel y otro por Jan Null, un me­teo­ró­lo­go in­ves­ti­ga­dor de la Uni­ver­si­dad Es­ta­tal de San Jo­sé, quien tam­bién lle­va las cuen­tas.

En un día con tem­pe­ra­tu­ra de 90 gra­dos Fah­ren­heit, la tem­pe­ra­tu­ra den­tro de un au­to es­ta­cio­na­do pue­de al­can­zar los 119 gra­dos en 20 mi­nu­tos y 133 gra­dos en una ho­ra, co­men­tó Null.

Los pa­dres de fa­mi­lia de­be­rían for­mar el há­bi­to de siem­pre abrir las puer­tas de atrás cuan­do se ba­jan del vehícu­lo, de acuer­do con Fen­nell. Co­lo­car una bol­sa o te­lé­fono ce­lu­lar en el asien­to tra­se­ro pue­de ayu­dar. Ade­más los pa­dres ne­ce­si­tan ase­gu­rar­se que la guar­de­ría les lla­me si su be­bé no lle­gó, su­gie­re.

El dE­cE­so ocu­rrió en el es­ta­cio­na­mien­to de una tien­da; po­li­cías to­man no­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.