Ma­xi­mi­za tu ru­ti­na de car­dio

¿Sa­bías que la gra­sa em­pie­za a que­mar­se a los diez mi­nu­tos de co­men­zar el ejer­ci­cio ae­ró­bi­co, pe­ro que pue­des que­mar más cuan­do has lle­ga­do a un ran­go car­día­co ade­cua­do? ¿Quie­res sa­ber qué tan efec­ti­va es tu ru­ti­na de car­dio? Si­gue le­yen­do y des­cú­bre­lo

El Diario de El Paso - - Maximiza -

Las ru­ti­nas de ejer­ci­cios car­dio­vas­cu­la­res co­mo ca­mi­nar, an­dar en bi­ci­cle­ta, ha­cer spin­ning, co­rrer o na­dar, son lo más re­co­men­da­do cuan­do se quie­re que­mar gra­sa. Sin em­bar­go, pa­ra que ver­da­de­ra­men­te lo lo­gres, es im­por­tan­te con­si­de­rar al­gu­nos fac­to­res co­mo el rit­mo car­día­co.

¿Por qué? Por­que la ener­gía que uti­li­za­mos pa­ra ha­cer es­te ti­po de ac­ti­vi­da­des vie­ne de los hi­dra­tos de car­bono y de las gra­sas acu­mu­la­das en el cuer­po. Cuan­do rea­li­za­mos un ejer­ci­cio car­dio­vas­cu­lar mo­de­ra­do en el que nues­tro rit­mo car­día­co, es de­cir, nues­tras pul­sa­cio­nes, es­tán en­tre el 60 y 70 % de las má­xi­mas, en­ton­ces es cuan­do que­ma­mos más can­ti­dad de gra­sa.

En­ton­ces, lo im­por­tan­te del ejer­ci­cio car­dio no es el ti­po que ha­gas, sino que la for­ma en que lo ha­gas sea la adecuada y pa­ra que sea efec­ti­vo, es de­cir, pa­ra que real­men­te que­mes gra­sas, de­pen­de del ran­go car­día­co ade­cua­do.

¿Có­mo cal­cu­las tu rit­mo car­día­co?

Tu rit­mo car­día­co ideal es el que de­bes ge­ne­rar du­ran­te el ejer­ci­cio ae­ró­bi­co ya seas mu­jer u hom­bre, se cal­cu­la de la si­guien­te ma­ne­ra:

CÁLCU­LO DE TU MÍ­NI­MO DE PUL­SA­CIO­NES POR MI­NU­TO

220 me­nos tu edad y mul­ti­pli­ca­do por 0.65 Ejem­plo: Si tie­nes 35 años: 220 – 35 x 0.65 = 12° En­ton­ces de­bes ge­ne­rar mí­ni­mo 120 pul­sa­cio­nes por mi­nu­to al ha­cer ejer­ci­cio.

CÁLCU­LO DE TU MÁ­XI­MO DE PUL­SA­CIO­NES POR MI­NU­TO

220 me­nos tu edad y mul­ti­pli­ca­do por 0.85 Ejem­plo: Si tie­nes 35 años: 220 – 35 x 0.85 = 157 En­ton­ces de­bes ge­ne­rar má­xi­mo 157 pul­sa­cio­nes por mi­nu­to al ha­cer ejer­ci­cio.

TIPS PA­RA ME­DIR SI LO ES­TÁS HA­CIEN­DO CO­RREC­TA­MEN­TE:

A los cin­co mi­nu­tos de es­tar ha­cien­do ejer­ci­cio, de­ten­te por com­ple­to y cuen­ta cuán­tas pul­sa­cio­nes tie­nes en diez se­gun­dos, mul­ti­plí­ca­lo por seis y así sa­brás si es­tás en tu ran­go.

De­bes man­te­ner­te en tu ran­go; si tu rit­mo re­ba­sa la má­xi­ma cal­cu­la­da, bá­ja­le a la ve­lo­ci­dad o in­ten­si­dad. Y si es­tás aba­jo del mí­ni­mo, en­ton­ces sú­be­le.

PA­RA FA­CI­LI­TAR­TE LA VI­DA

Co­mo sa­be­mos que mu­chas ve­ces nos da flo­je­ra sa­car cuen­tas, a con­ti­nua­ción te pre­sen­ta­mos una ta­bla en don­de po­drás en­con­trar la mí­ni­ma y la má­xi­ma en la que de­bes man­te­ner tu rit­mo car­día­co du­ran­te el ejer­ci­cio ae­ró­bi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.