Ma­ne­ja­ba trái­lers pa­ra otros; hoy es em­pre­sa­ria exi­to­sa

El Diario de El Paso - - Portada - Lour­des Díaz Ló­pez/El Dia­rio Los Án­ge­les, Ca­li­for­nia—

En es­te lu­gar, don­de hay más de 4 mi­llo­nes de me­xi­ca­nos en bus­ca de una opor­tu­ni­dad, Jo­se­fi­na He­rre­ra es una mu­jer que no só­lo ha en­con­tra­do el éxi­to en los ne­go­cios, sino que es ge­ne­ra­do­ra de em­pleos, de­rra­ma eco­nó­mi­ca y aho­ra pre­si­den­ta de la Fe­de­ra­ción de Em­pre­sa­rios Chihuahuen­ses en Los Án­ge­les.

Jo­se­fi­na lle­gó co­mo in­mi­gran­te pa­ra tra­ba­jar co­mo cho­fer de trái­ler, em­pleo en el que du­ró 11 años has­ta con­ver­tir­se en la exi­to­sa lí­der em­pre­sa­rial que aho­ra es. Ahí apren­dió el ca­mino de los trá­mi­tes le­ga­les de im­por­ta­ción y ex­por­ta­ción en­tre Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos y en­ten­dió las re­la­cio­nes co­mer­cia­les.

Co­mo ma­dre sol­te­ra de dos hi­jos va­ro­nes, en­tró a la uni­ver­si­dad y gra­cias a su tra­ba­jo co­mo cho­fer, abrió su pro­pia em­pre­sa aho­ra de­no­mi­na­da ‘Atlas’, de­di­ca­da a la im­por­ta­ción y ex­por­ta­ción de pi­sos, ár­bo­les, li­co­res, tor­ti­llas, en­tre otros pro­duc­tos me­xi­ca­nos, se­gún co­men­tó.

Hay un com­ple­jo de in­fe­rio­ri­dad en la so­cie­dad me­xi­ca­na que es lo que más afec­ta a la ho­ra de in­ten­tar un ne­go­cio en el extranjero”

—Jo­se­fi­na He­rre­ra

Aho­ra ade­más pre­si­de la or­ga­ni­za­ción no gu­ber­na­men­tal ‘Fe­de­ra­ción Chihuahua, her­man­dad del mun­do, ho­gar de las fron­te­ras’, que se de­di­ca a ca­pa­ci­tar a em­pre­sa­rios o mi­cro­em­pre­sa­rios chihuahuen­ses que bus­can ven­der su pro­duc­to en Es­ta­dos Uni­dos u otros paí­ses, o ex­por­tar al­go de es­te país ha­cia Mé­xi­co.

Es­ta mu­jer tam­bién es no­ta­ria mé­xi­coes­ta­dou­ni­den­se que pue­de ex­pe­dir pa­ra los me­xi­ca­nos to­do ti­po de do­cu­men­tos le­ga­les co­mo los que emi­te cual­quier no­ta­rio me­xi­cano. Es jue­za de re­gis­tro ci­vil que pue­de ce­le­brar ma­tri­mo­nios y emi­tir ac­tas pa­ra me­xi­ca­nos que re­si­den en Ca­li­for­nia.

En la agru­pa­ción se pro­por­cio­na a me­xi­ca­nos ra­di­ca­dos aquí ser­vi­cios con­su­la­res, trá­mi­tes co­mo ac­tas de na­ci­mien­to, ma­tri­mo­nio, di­vor­cios, de­fun­ción, cer­ti­fi­ca­dos de es­tu­dios des­de pri­ma­ria has­ta pro­fe­sio­nal, ayu­da a la tra­mi­ta­ción de do­cu­men­tos re­li­gio­sos co­mo ac­tas de bau­ti­zo, co­mu­nión, ma­tri­mo­nio, así co­mo trá­mi­tes pa­ra tras­la­dos fu­ne­ra­rios.

Su em­pre­sa ‘Atlas’ de im­por­ta­cio­nes y ex­por­ta­cio­nes ma­ne­ja pro­duc­tos que van des­de vi­nos, cer­ve­za y ali­men­tos has­ta ár­bo­les, pi­sos y tor­ti­llas, en­tre otros.

Jo­se­fi­na He­rre­ra ase­gu­ra que Es­ta­dos Uni­dos ubi­ca a Chihuahua con gen­te muy ca­pa­ci­ta­da en la in­dus­tria y sa­ben que tie­ne una gran pro­duc­ción de car­ne y pro­duc­tos agrí­co­las.

“Las com­pli­ca­cio­nes pa­ra en­trar a un mer­ca­do in­ter­na­cio­nal son las mis­mas pa­ra to­das las em­pre­sas. De­ben te­ner una in­fra­es­truc­tu­ra bien ci­men­ta­da, cum­plir le­yes y la opor­tu­ni­dad es­tá pa­ra to­dos. No es ver­dad que por ser me­xi­ca­nos te­ne­mos ma­yo­res di­fi­cul­ta­des, eso lo cree só­lo el pro­pio me­xi­cano, no el es­ta­dou­ni­den­se”.

La or­ga­ni­za­ción que es­ta mu­jer pre­si­de, di­ce, bus­ca evi­tar la mi­gra­ción y con­ven­cer que los pro­duc­tos me­xi­ca­nos tie­nen ca­li­dad, ade­más de dar opor­tu­ni­dad a los jó­ve­nes que re­cién se gra­dúan, de que ten­gan es­pa­cios dón­de tra­ba­jar pa­ra que no sal­gan de su país, de au­to­em­plear­se ex­por­tan­do al­go que se pro­duz­ca en su lu­gar de ori­gen.

“Has­ta aho­ra no he­mos cuan­ti­fi­ca­do las his­to­rias de éxi­to”, en los ta­lle­res he­mos be­ne­fi­cia­do a 300 fa­mi­lias y a más de 4 mil per­so­nas, pe­ro es ne­ce­sa­rio que quien es­té in­tere­sa­do en ha­cer ne­go­cios aquí, no de­je co­mo lo úl­ti­mo la si­tua­ción mi­gra­to­ria, es lo pri­me­ro que se de­be aten­der pa­ra po­der ob­te­ner la vi­sa de em­pre­sa­rio, de tra­ba­ja­dor o lo que sea ne­ce­sa­rio, a ve­ces es­tán en ca­li­dad de ile­ga­les por des­co­no­ci­mien­to, no por­que no se pue­da”, ase­gu­ró.

Fi­nal­men­te di­jo que gran par­te de los em­pre­sa­rios que han te­ni­do éxi­to en es­te país, lle­ga­ron en ca­li­dad de in­do­cu­men­ta­dos, sin es­tu­dio ni di­ne­ro, pe­ro con un pro­pó­si­to muy cla­ro, “ve­nían a triun­far”, y la ca­pa­ci­ta­ción la con­si­guen con­for­me van cre­cien­do en sus ne­go­cios, lue­go los hi­jos es­tu­dian una ca­rre­ra y ha­cen cre­cer más las em­pre­sas.

Hay un com­ple­jo de in­fe­rio­ri­dad en la so­cie­dad me­xi­ca­na que es lo que más afec­ta a la ho­ra de in­ten­tar un ne­go­cio en el extranjero. Si el mis­mo me­xi­cano no cree que su pro­duc­to es bueno, ¿có­mo pre­ten­den con­ven­cer al ex­te­rior de lo con­tra­rio? El obs­tácu­lo más gran­de es la cre­di­bi­li­dad, que no con­fia­mos en no­so­tros mismos”.

Jo­se­fi­na He­rre­ra Los ame­ri­ca­nos sa­ben que Mé­xi­co es una com­pe­ten­cia muy fuer­te en to­do, sa­ben de la ca­pa­ci­dad del me­xi­cano y es fal­so que nos vean co­mo in­ca­pa­ces de ha­cer gran­des ne­go­cios. So­mos no­so­tros y en oca­sio­nes otros me­xi­ca­nos los que no cree­mos en nues­tra ca­pa­ci­dad, los que nos po­ne­mos obs­tácu­los”.

du­ran­te un even­to de la Or­ga­ni­za­ción de las Na­cio­nes Uni­das

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.