Pa­cien­te de cáncer ha­lló su ‘cu­ra’ con Oba­ma­ca­re

El Diario de El Paso - - Texas - Car­la K. John­son/As­so­cia­ted Press

Cor­pus Ch­ris­ti— Es­te oto­ño Re­bec­ca Esparza es­ta­rá pen­san­do en la aten­ción mé­di­ca cuan­do vo­te. La ha­bi­tan­te de Cor­pus Ch­ris­ti, quien ha so­bre­vi­vi­do al cáncer en dos oca­sio­nes, di­jo que anu­lar el De­cre­to de Aten­ción Ase­qui­ble, al­go que los re­pu­bli­ca­nos han in­ten­ta­do do­ce­nas de ve­ces, po­día de­jar­la sin po­der ob­te­ner se­gu­ro.

“Es­toy cons­cien­te de que se tra­ta de al­go que po­dría su­ce­der”, di­jo. “Pa­ra mí re­sul­ta ate­rra­dor pen­sar en no te­ner nin­gún se­gu­ro”.

En el Con­gre­so los es­fuer­zos por des­truir di­cha ley –el ma­yor lo­gro do­més­ti­co del pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma– no han lo­gra­do con­se­guir su­fi­cien­tes vo­tos pa­ra im­po­ner­se al ve­to pre­si­den­cial.

Pe­ro la ecua­ción cam­bia si es­te oto­ño el Par­ti­do Re­pu­bli­cano man­tie­ne el con­trol del Con­gre­so y lle­ga a la Pre­si­den­cia.

An­tes de que la ley so­bre sa­lud pro­te­gie­ra a las per­so­nas con con­di­cio­nes mé­di­cas pre­exis­ten­tes, los pa­cien­tes co­mo Esparza po­dían con­se­guir co­ber­tu­ra a tra­vés de se­gu­ros es­ta­ta­les pa­ra in­di­vi­duos de al­to ries­go. Pe­ro és­tos no exis­ten en to­das las en­ti­da­des, mien­tras que en el 2010 lo ca­ro de las pri­mas man­tu­vo la par­ti­ci­pa­ción en me­nos de 200 mil es­ta­dou­ni­den­ses.

Esparza, quien se de­di­ca a la mer­ca­do­tec­nia por su cuen­ta, no te­nía se­gu­ro mé­di­co an­tes de que le diag­nos­ti­ca­ran por pri­me­ra oca­sión el cáncer.

Las ase­gu­ra­do­ras de al­to ries­go no cu­brían la aten­ción gi­ne­co­ló­gi­ca, pues­to que ella ya ha­bía re­ci­bi­do tra­ta­mien­to por fi­broi­des en el úte­ro, así que de­ci­dió no ase­gu­rar­se.

“Pen­sé que era al­go to­tal­men­te ri­dícu­lo. ¿Por qué de­bía te­ner un se­gu­ro que no me cu­bri­ría lo que ha­bía te­ni­do an­tes? Así que no lo

Sus pro­ble­mas de sa­lud no eran cu­bier­tos por ase­gu­ra­do­ras

ad­qui­rí”, di­jo Esparza.

“Ni si­quie­ra cua­tro me­ses des­pués, cuan­do me diag­nos­ti­ca­ron cáncer en los ova­rios”.

Gas­tó sus aho­rros en una his­te­rec­to­mía, pe­ro lue­go no le que­dó na­da pa­ra pa­gar la qui­mio­te­ra­pia.

“Me sen­tía in­sig­ni­fi­can­te, co­mo si yo no im­por­ta­ra y to­do lo que im­por­ta­ra fue­ra que las em­pre­sas ga­na­ran di­ne­ro. Pen­sé que me iba a mo­rir”, di­jo.

“Te­nía 30 años y ne­ce­si­ta­ba la qui­mio pe­ro no te­nía ma­ne­ra de con­se­guir­la”.

Acep­tó aten­ción ca­ri­ta­ti­va en un hos­pi­tal. Más tar­de, ca­li­fi­có pa­ra re­ci­bir pres­ta­cio­nes por dis­ca­pa­ci­dad.

En el 2008, los doc­to­res le diag­nos­ti­ca­ron cáncer de ti­roi­des. Es­ta vez, aho­rró a efec­to de ad­qui­rir se­gu­ro pa­ra per­so­nas de al­to ries­go.

Des­pués, “cuan­do me en­te­ré so­bre el ‘Oba­ma­ca­re’, me dio mu­cho gus­to que ya no me dis­cri­mi­na­ran”, di­jo. “A mí eso me pa­re­ció un re­ga­lo del cie­lo”. Esparza se en­cuen­tra en su ter­cer año de co­ber­tu­ra con di­cha ley. El pre­sen­te año, te­nien­do ella 45, de­ci­dió ad­qui­rir se­gu­ro fue­ra de la bol­sa gu­ber­na­men­tal –per­dien­do en con­se­cuen­cia un sub­si­dio men­sual de 100 dó­la­res– pa­ra po­der con­ser­var a sus mé­di­cos en el Cen­tro pa­ra Cáncer MD An­der­son.

A Esparza no le en­tu­sias­ma nin­gún can­di­da­to pre­si­den­cial. Cuan­do emi­ta su su­fra­gio, ex­pli­có, tam­bién ten­drá en cuan­ta la in­mi­gra­ción, el te­rro­ris­mo y la eco­no­mía.

Vi­Ve en Cor­pus Ch­ris­ti

Re­bec­ca espaRza

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.