De­man­da fis­cal de Te­xas a los ti­guas

El Diario de El Paso - - Portada - Roberto Carrillo/El Dia­rio de El Pa­so rca­rri­llo@dia­riou­sa.com

La ofi­ci­na del Pro­cu­ra­dor Ge­ne­ral de Te­xas pro­mo­vió el miér­co­les un re­cur­so que con­si­de­ra­ría en de­sa­ca­to a la Tri­bu Ti­gua (Ys­le­ta del Sur Pue­blo), con res­pec­to a una sen­ten­cia que le prohí­be a las tri­bus ofre­cer jue­gos de cla­se II en sus pro­pias tie­rras.

Así mis­mo se pi­de que los in­ves­ti­ga­do­res es­ta­ta­les pue­dan te­ner in­gre­so a te­rri­to­rio Ti­gua, ya que se di­ri­me la le­ga­li­dad de evi­den­cias re­ca­ba­das en mo­men­tos que la tri­bu no au­to­ri­zó la la­bor de di­chos fun­cio­na­rios.

La cau­sa de la con­ten­ción es la exis­ten­cia de me­sas de Bin­go en las ins­ta­la­cio­nes del Spea­king Rock, ya que de acuer­do al abo­ga­do del es­ta­do, es­te ti­po de jue­gos de azar con­tra­vie­nen la prohi­bi­ción es­ta­ble­ci­da en el año 2002 en te­rri­to­rio de Te­xas.

La or­den gi­ra­da en el 2002 prohi­bía a la tri­bu de con­du­cir cual­quier jue­go de azar en la que al­gu­na per­so­na o par­te re­ci­bie­ra un be­ne­fi­cio eco­nó­mi­co más allá de sus ga­nan­cias per­so­na­les, pe­ro no li­mi­ta­do al Bin­go o al­gu­na va­ria­ción del mis­mo. Pre­mios que se des­cu­brían ras­can­do o des­cu­brien­do par­te del bo­le­to, má­qui­nas tra­ga­mo­ne­das o jue­gos de cartas de pó­ker.

La mo­ción del es­ta­do sos­tie­ne que “en no­ta­ble desafío de aque­llos man­da­tos, y de la de­ci­sión de es­ta cor­te en prohi­bir que Pue­blo se en­ro­le en ac­ti­vi­da­des de jue­gos de azar, mis­mas que vio­lan la ley de Te­xas, el Pue­blo ac­tual­men­te es­tá in­vo­lu­cra­do en va­rias for­mas de Bin­go, in­clu­yen­do el bin­go elec­tró­ni­co au­to­ma­ti­za­do, que es­ta prohi­bi­do en Te­xas”.

La de­man­da no só­lo bus­ca ha­cer res­pon­sa­ble a la tri­bu, ya que ade­más se pre­ten­de se­ña­lar al go­ber­na­dor Car­los Hi­sa, al vi­ce go­ber­na­dor Ch­ris­top­her Gómez, y miembros del con­se­jo de go­bierno de la tri­bu, de de­sa­ca­to a la or­den ju­di­cial.

Del mis­mo mo­do el es­ta­do bus­ca im­po­ner san­cio­nes eco­nó­mi­cas.

An­te­ce­den­te

En ju­nio pa­sa­do la juez de dis­tri­to Kath­leen Car­do­ne, emi­tió un fa­llo en con­tra de la so­li­ci­tud de la Tri­bu Ti­gua de res­cin­dir una me­di­da cau­te­lar dic­ta­da en el año 2001 con re­fe­ren­cia a los jue­gos de azar.

A prin­ci­pios de di­cho mes la juez Car­do­ne dio a co­no­cer su dic­ta­men, que es acor­de a la po­si­ción de la ofi­ci­na del Pro­cu­ra­dor de Te­xas, pa­ra prohi­bir a las tri­bus ofre­cer jue­gos de cla­se II en sus pro­pias tie­rras.

Ha­ce 15 años la mis­ma juez Car­do­ne or­de­nó ju­di­cial­men­te sus­pen­der di­chas ac­ti­vi­da­des en el el Spea­king Rock, ope­ra­do por la Tri­bu Ti­gua.

En agos­to del año pa­sa­do el De­par­ta­men­to del In­te­rior de los Es­ta­dos Uni­dos con­fir­mó que las ope­ra­cio­nes de jue­gos de azar de­be­rían de ser re­gu­la­das di­rec­ta­men­te por la Co­mi­sión Na­cio­nal In­dia de Jue­gos (NIGC), lo que apun­ta­ba a po­ner fin al li­ti­gio que ini­ció en el año 2001.

Sin em­bar­go, el dic­ta­men de la juez Car­do­ne con­tra­vie­ne di­cha dis­po­si­ción y afir­ma que la Tri­bu Ti­gua se man­tie­ne en de­sa­ca­to tras ope­rar ile­gal­men­te jue­gos ti­po sor­teo que son con­tra­rios a la Ley de Te­xas al res­pec­to.

La de­ci­sión de la ma­gis­tra­da dic­ta que la Tri­bu Ti­gua de­be de sus­pen­der los jue­gos ti­po sor­teo al fi­na­li­zar el mes de Ju­lio, o que en ca­so con­tra­rio de­be­rán de pa­gar una mul­ta de 100 mil dó­la­res dia­rios.

La tri­bu ha man­te­ni­do abier­to el cen­tro de en­tre­te­ni­mien­to Spea­king Rock co­mo la se­de de con­cier­tos y en­tre­te­ni­mien­to, ade­más de ofre­cer di­fe­ren­tes jue­gos ca­ta­lo­ga­dos co­mo sorteos.

La ac­tual prohi­bi­ción de jue­gos de azar cla­se II in­clu­ye a to­do el te­rri­to­rio de la tri­bu Ys­le­ta del Sur Pue­blo, in­clu­yen­do el So­co­rro En­ter­tain­ment Cen­ter.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.