Pro­li­fe­ra ven­ta de do­cu­men­tos fal­sos

El Diario de El Paso - - Portada - Die­go Mur­cia/El Dia­rio de El Pa­so

Las re­des so­cia­les co­mo Fa­ce­book es­tán sien­do uti­li­za­das por fal­si­fi­ca­do­res pa­ra ven­der to­do ti­po de do­cu­men­tos “ofi­cia­les”. De­pen­dien­do del o los do­cu­men­tos, el pre­cio pue­de va­riar en­tre los 100 y los 250 dó­la­res.

Por ejem­plo, Ra­mí­rez Castro Da­niel ven­de pla­cas, en­go­ma­dos, re­gis­tros, li­cen­cias y “car­fax” de Te­xas a tra­vés de la página “Mer­ca­do Libre Jua­ri­tos”.

Pe­ro Ra­mí­rez Castro Da­niel no tra­ba­ja pa­ra la Di­vi­sión de Vehícu­los Au­to­mo­to­res (MVD), ni si­quie­ra vi­ve en El Pa­so o al­gu­na ciu­dad de Te­xas. De acuer­do con la in­for­ma­ción de su bio­gra­fía en Fa­ce­book, el ven­de­dor vi­ve en Ciu­dad Juá­rez.

Sus transac­cio­nes ocu­rren de for­ma ca­sual, co­mo quien da la ho­ra a al­guien en la pa­ra­da del au­to­bús:

“¿Cuán­to (por) pla­cas y ‘stic­ker’ pa­ra (un) Golf 98?”, pre­gun­ta un clien­te.

“200 dó­la­res”, con­tes­ta al po­co tiem­po Ra­mí­rez Castro.

“Y la li­cen­cia, ¿cuán­to? Por’fa…”, cues­tio­na otro in­tere­sa­do.

“250 dó­la­res”, ar­ti­cu­la el jua­ren­se. Pe­ro otro com­pra­dor desea sa­ber que la mer­can­cía va­le lo que cues­ta. No quie­re ser es­ta­fa­do.

“Las li­cen­cias, ¿son le­ga­les?”, cues­tio­na es­te hom­bre que fir­ma co­mo Héc­tor Md­za.

“Sí, ami­go”, re­pli­ca el ven­de­dor.

Ofer­tan li­cen­cias de ma­ne­jo y re­va­li­da­cio­nes vehi­cu­la­res, en­tre 100 y 250 dó­la­res

Ofer­tan li­cen­cias de ma­ne­jar y re­va­li­da­cio­nes vehi­cu­la­res, en­tre 100 y 250 dó­la­res

“¿Y ame­ri­ca­nas? En­ton­ces, ¿si me pa­ran en EU, no hay ‘pe­do’? Yo soy de allá”, re­pre­gun­ta es­te nue­vo clien­te. Pe­ro Ra­mí­rez Castro es­tá con­ven­ci­do de la ca­li­dad de su mer­can­cía. “No, ami­go. Sí es­tán da­das de al­ta”.

La con­ver­sa­ción da a en­ten­der si la com­pra se lle­va a ca­bo o no. Em­pe­ro, los co­men­ta­rios pa­ra so­li­ci­tar los ser­vi­cios de es­te tra­mi­ta­dor si­guen acu­mu­lán­do­se en esa pu­bli­ca­ción crea­da el 19 de ma­yo de es­te año.

La te­nien­te del De­par­ta­men­to de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca, Eli­za­beth Car­ter, en­fa­ti­za que “cual­quier do­cu­men­to del De­par­ta­men­to de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca no ob­te­ni­do me­dian­te nues­tras ofi­ci­nas es frau­du­len­to y no es vá­li­do. Los que es­tán en po­se­sión de ta­les do­cu­men­tos pue­den ser pro­ce­sa­dos”.

La pe­na que se da en los tri­bu­na­les por es­te de­li­to es de has­ta cin­co años de cár­cel.

Tec­no­lo­gía de la fal­si­fi­ca­ción

Hom­bres y mu­je­res co­mo Eduar­do Bos­worth, Blan­ca Pé­rez y de­ce­nas de per­so­nas co­mo ellos, co­bi­ja­dos con el ano­ni­ma­to que un per­fil de Fa­ce­book usual­men­te apó­cri­fo sue­le dar pa­ra quien así lo desea, pre­gun­tan sin mie­do por el pre­cio de es­tos trá­mi­tes.

Co­mo Ra­mí­rez Castro hay de­ce­nas de per­so­na­jes pu­lu­lan­do en pá­gi­nas de Fa­ce­book, don­de se co­mer­cia con to­do ti­po de mer­can­cías, ofre­cien­do do­cu­men­tos que só­lo emi­te el Go­bierno fe­de­ral. En­ton­ces, ¿có­mo es que es­tos in­di­vi­duos tie­nen ac­ce­so a es­te ti­po de acre­di­ta­cio­nes y sal­vo­con­duc­tos? Mu­chos de ellos echan mano de los avan­ces tec­no­ló­gi­cos co­mo im­pre­so­ras y es­cá­ne­res.

En 2014, Tars­he­ma Bri­ce, es­ti­lis­ta de 34 años, fue de­te­ni­da por las au­to­ri­da­des fe­de­ra­les, por la fa­bri­ca­ción de dó­la­res fal­sos usan­do una im­pre­so­ra Hew­let­tPac­kard, con la que es­tam­pó imá­ge­nes es­ca­nea­das de bi­lle­tes de 50 o 100 dó­la­res. Otros cuen­tan con co­ne­xio­nes al in­te­rior de las mis­mas ins­ti­tu­cio­nes, co­mo el ca­so de José Ytuar­te, de 54 años, un ex tra­ba­ja­dor del De­par­ta­men­to de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca (DPS) de San An­to­nio. El pa­sa­do 2 de abril de es­te año, el ex fun­cio­na­rio ad­mi­tió, an­te un tri­bu­nal, ha­ber acep­ta­do pa­gos de in­mi­gran­tes in­do­cu­men­ta­dos a cam­bio de otor­gar li­cen­cias de con­du­cir fal­sas.

En­tre ma­yo de 2013 y ju­lio de 2015, Ytuar­te acep­tó pa­gos de en­tre mil y $5 mil pa­ra in­tro­du­cir da­tos fal­sos en el sis­te­ma del DPS y así otor­gar li­cen­cias de con­du­cir a in­mi­gran­tes in­do­cu­men­ta­dos que no po­dían ob­te­ner­las de for­ma le­gal. El ex fun­cio­na­rio de­lin­quía con un cóm­pli­ce, Azeez Mistry, en­car­ga­do de cap­tar a los in­mi­gran­tes, co­brar los pa­gos y di­ri­gir­los a la ofi­ci­na del DPS en Hon­do, al Oes­te de San An­to­nio, en la que es­ta­ba asig­na­do Ytuar­te.

En Te­xas, los in­do­cu­men­ta­dos per­die­ron el de­re­cho a te­ner o re­no­var el per­mi­so de con­duc­ción en 2011, un año aje­trea­do en tér­mi­nos le­gis­la­ti­vos por la apro­ba­ción de un pa­que­te con más de 100 le­yes an­ti­in­mi­gran­tes.

Tam­bién en El Pa­so

La fa­bri­ca­ción de do­cu­men­tos ofi­cia­les no es un he­cho ex­clu­si­vo de Juá­rez.

El 25 de mar­zo de 2015, los agen­tes de la Ofi­ci­na de Cons­ta­bles del Con­da­do de El Pa­so e in­ves­ti­ga­do­res de la Di­vi­sión Po­li­cial de la Ofi­ci­na de Im­pues­tos del Con­da­do de El Pa­so, arres­ta­ron a William Byers por el car­go de al­te­rar un do­cu­men­to gu­ber­na­men­tal.

Es­ta ini­cia­ti­va en con­jun­to lle­vó a la con­clu­sión de una ex­ten­sa in­ves­ti­ga­ción de do­cu­men­tos frau­du­len­tos de se­gu­ros. Byers fue acu­sa­do de fa­bri­car tar­je­tas de iden­ti­fi­ca­ción fal­sas y ven­der­las a las per­so­nas afec­ta­das que in­ten­ta­ban ac­tua­li­zar sus re­gis­tros vehi­cu­la­res en va­rias de las ofi­ci­nas de Im­pues­tos del Con­da­do ubi­ca­das por to­da la ciu­dad.

El de­li­to de fa­bri­car tar­je­tas de se­gu­ros de iden­ti­fi­ca­ción fal­sas es con­si­de­ra­do un de­li­to en se­gun­do gra­do. La Ofi­ci­na de Im­pues­tos del Con­da­do de El Pa­so les ad­vier­te a los ciu­da­da­nos que ve­ri­fi­quen que sus se­gu­ros sean le­gí­ti­mos.

Al­gu­nos con­se­jos que se de­ben to­mar en cuen­ta cuan­do se com­pra un se­gu­ro son los si­guien­tes: Si el cos­to de la pó­li­za es muy ba­jo por lo re­gu­lar no sue­le ser un in­di­ca­dor muy fa­vo­ra­ble.

“Hay nu­me­ro­sos ele­men­tos de se­gu­ri­dad in­cor­po­ra­dos en nues­tros do­cu­men­tos que ha­cen más fá­ci­les de de­tec­tar los do­cu­men­tos frau­du­len­tos. Además, el per­so­nal de li­cen­cias de con­du­cir de DPS re­ci­be ca­pa­ci­ta­ción en la iden­ti­fi­ca­ción de do­cu­men­tos sos­pe­cho­sos que po­drían ser uti­li­za­dos pa­ra so­li­ci­tar una li­cen­cia de con­du­cir o tar­je­ta de iden­ti­fi­ca­ción”, re­cor­dó la te­nien­te Car­ter.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.