Re­la­cio­nan en­fer­me­dad con ali­men­tos traí­dos de Mé­xi­co

El Diario de El Paso - - TEXAS -

Da­llas— Fun­cio­na­rios de sa­lud es­tán in­ten­tan­do de­ter­mi­nar la ra­zón de que en Te­xas año con año se ha­ya re­gis­tra­do un dra­má­ti­co in­cre­men­to en el nú­me­ro de per­so­nas que con­traen una en­fer­me­dad tras­mi­ti­da por la co­mi­da que a me­nu­do se vin­cu­la con fru­tas y ver­du­ras im­por­ta­das de Mé­xi­co y otros cli­mas más cá­li­dos.

Si bien en años re­cien­tes ha ha­bi­do bro­tes en va­rios es­ta­dos, in­clu­yen­do en el 2005 uno en el que en­fer­ma­ron ca­si 600 per­so­nas en Flo­ri­da, las ta­sas de in­fec­ción por ci­clos­po­ro­sis re­to­ma­ron sus ni­ve­les nor­ma­les al con­te­ner­se las fuen­tes.

Pe­ro en Te­xas, el nú­me­ro de ca­sos se dis­pa­ró de 44 en el 2012 a 351 en el 2013 pa­ra des­de en­ton­ces man­te­ner­se en las tres ci­fras, con 200 en el 2014, más de 300 el año pa­sa­do y más de 100 en lo que va del año, de acuer­do con el De­par­ta­men­to de Ser­vi­cios Es­ta­ta­les de Sa­lud de Te­xas.

Fun­cio­na­rios es­ta­ta­les y fe­de­ra­les de Sa­lud di­cen que pro­ba­ble­men­te la can­ti­dad ca­da vez más al­ta de fru­tas y ver­du­ras im­por­ta­das de re­gio­nes tro­pi­ca­les y sub­tro­pi­ca­les —don­de es en­dé­mi­co el pa­rá­si­to que oca­sio­na la en­fer­me­dad— es­té con­tri­bu­yen­do a los bro­tes re­cien­tes. En los úl­ti­mos años el ori­gen de al­gu­nos de és­tos se ubi­có en ver­du­ras me­xi­ca­nas con­ta­mi­na­das, pe­ro los fun­cio­na­rios no han en­con­tra­do nin­gu­na fuen­te co­mún en los ca­sos del pre­sen­te año en Te­xas, se­ña­ló Ch­ris­ti­ne Mann, vo­ce­ra del De­par­ta­men­to de Ser­vi­cios Es­ta­ta­les de Sa­lud de Te­xas.

“Pa­ra los epi­de­mió­lo­gos re­sul­ta muy di­fí­cil in­ves­ti­gar bro­tes por­ta­dos por ali­men­tos”, di­jo Mann, ex­pli­can­do que los cien­tí­fi­cos de­ben con­si­de­rar una mul­ti­tud de fac­to­res co­mo el iti­ne­ra­rio de via­jes de las per­so­nas que se en­fer­man.

Mann aña­dió exis­tir otras cir­cuns­tan­cias que po­drían es­tar ele­van­do el nú­me­ro de ca­sos, co­mo el he­cho de que los bro­tes es­tén con­cien­ti­zan­do res­pec­to al pa­de­ci­mien­to, lo cual ge­ne­ra prue­bas adi­cio­na­les pa­ra de­tec­tar­lo y más diag­no­sis. Y de­bi­do a su ex­ten­sa fron­te­ra con Mé­xi­co, Te­xas po­dría es­tar con­su­mien­do más fru­tas y ver­du­ras im­por­ta­das que otras en­ti­da­des, lo cual au­men­ta el ries­go de in­fec­ción, es­pe­cu­ló Mann.

Exis­ten más de 250 en­fer­me­da­des trans­mi­ti­das a tra­vés de co­mi­da, pe­ro la ci­clos­po­ro­sis es una

Can­ti­dad de per­so­nas que la han pa­de­ci­do en el es­ta­do au­men­ta­ron de 44 a 352 ca­sos en un año

de las más co­mu­nes que las ins­tan­cias de sa­lud ras­trean aten­ta­men­te.

A me­nu­do se pro­pa­ga cuan­do las he­ces hu­ma­nas con­ta­mi­na­das con el pa­rá­si­to cy­clos­po­ra en­tran en con­tac­to con agua o ver­du­ras. Los en­fer­mos pue­den pa­de­cer dia­rrea, có­li­cos, fa­ti­ga y vó­mi­tos. El año pa­sa­do la Di­rec­ción de Ali­men­tos y Dro­gas (FDA, si­glas en in­glés) prohi­bió las im­por­ta­cio­nes de cier­to ci­lan­tro fres­co pro­ce­den­te de Mé­xi­co a raíz de que en una in­ves­ti­ga­ción se en­con­tra­ran he­ces y pa­pel sa­ni­ta­rio en par­ce­las de di­cho país.

El ci­lan­tro, el cual se im­por­ta del es­ta­do me­xi­cano de Puebla, se re­la­cio­nó con va­rios bro­tes de en­fer­me­da­des es­to­ma­ca­les re­gis­tra­dos en el 2013 y el 2014 en EU, mien­tras que las au­to­ri­da­des de sa­ni­dad sos­pe­cha­ban asi­mis­mo que el ci­lan­tro de la re­gión era res­pon­sa­ble de otros ca­sos de­tec­ta­dos el año pa­sa­do en Te­xas y Wis­con­sin.

En años re­cien­tes nin­gún otro es­ta­do ha re­gis­tra­do tan­tos ca­sos co­mo Te­xas. Flo­ri­da tu­vo un bro­te en el 2005, el cual se vin­cu­ló con al­baha­ca pe­ruano, pe­ro ge­ne­ral­men­te en di­cha en­ti­dad se pre­sen­tan do­ce­nas de ca­so anua­les. Ca­li­for­nia re­gis­tró cer­ca de 24 ca­sos en to­tal du­ran­te los úl­ti­mos cua­tro años, mien­tras que en Ari­zo­na só­lo hu­bo cin­co des­de prin­ci­pios del 2015.

El abo­ga­do de Settle Bill Mar­ler, quien re­pre­sen­ta a per­so­nas que ca­ye­ron en­fer­mas con ali­men­tos con­ta­mi­na­dos, se­ña­ló que el au­ge de ca­sos de ci­clos­po­ro­sis en Te­xas re­sul­ta po­co co­mún de­bi­do a que por lo re­gu­lar el pa­rá­si­to no se lo­ca­li­za ahí.

El Go­bierno fe­de­ral cal­cu­la que se im­por­tan al­re­de­dor del 52 por cien­to de la fru­ta fres­ca y 22 por cien­to de ver­du­ra fres­ca. Los ac­ti­vis­tas a fa­vor de la se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria cues­tio­nan si las re­gu­la­cio­nes de otros paí­ses re­sul­tan ade­cua­das a efec­to de pro­te­ger a los con­su­mi­do­res es­ta­dou­ni­den­ses y si los re­gu­la­do­res nor­te­ame­ri­ca­nos cuen­tan con he­rra­mien­tas pa­ra re­vi­sar los pro­duc­tos que in­gre­san.

El ci­laN­tro de Puebla fue ob­je­to de ob­se­va­ción por cau­sar ma­les­ta­res es­to­ma­ca­les en 2013 y 2014

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.