Tra­ba­ja­do­res agrí­co­las en Ca­li­for­nia, cer­ca de re­for­ma pa­ra pa­go de tiem­po ex­tra

El Diario de El Paso - - FRONTERA -

Sacramento, Ca­li­for­nia— Muchos tra­ba­ja­do­res agrí­co­las de Ca­li­for­nia quie­nes con­for­man el es­que­le­to del es­ta­do agrí­co­la nú­me­ro 1, es­ta­ban elo­gian­do una le­gis­la­ción his­tó­ri­ca que los acer­ca a re­ci­bir el mis­mo pa­go por tiem­po ex­tra que el res­to de los tra­ba­ja­do­res del es­ta­do que ga­nan por ho­ra.

Si el go­ber­na­dor Jerry Brown, fir­ma la pro­pues­ta con­vir­tién­do­la en ley, es­to pon­drá a Ca­li­for­nia al fren­te a ni­vel nacional en lo que se re­fie­re a pa­go por la­bor en el cam­po y mar­ca­rá una vic­to­ria en la lu­cha por me­jo­rar los de­re­chos de di­chos tra­ba­ja­do­res en el mo­vi­mien­to de dé­ca­das ini­cia­do por Cé­sar Chá­vez, le­gen­da­rio co­fun­da­dor de la Aso­cia­ción Nacional de Tra­ba­ja­do­res Agrí­co­las quien pe­leó pa­ra lo­grar ma­yo­res suel­dos pa­ra los mis­mos.

Brown, de­mó­cra­ta, no ha di­cho si fir­ma­rá la pro­pues­ta, que se­ría la pri­me­ra en su gé­ne­ro pa­ra Es­ta­dos Uni­dos.

Flo­ren­tino Re­yes, de 48 años, ha piz­ca­do tomates y tra­ba­ja­do una am­plia va­rie­dad de co­se­chas en el fér­til Va­lle Cen­tral de Ca­li­for­nia por más de dos dé­ca­das y co­men­ta que po­dría ga­nar otros 60 dó­la­res se­ma­nal­men­te. Eso le da­ría ma­yor po­der de com­pra pa­ra com­prar me­jor co­mi­da y ro­pa pa­ra su es­po­sa y tres hi­jos y le da­ría un des­can­so en cuan­to al pa­go de sus gas­tos.

“Pa­ra mí, es dis­cri­mi­na­ción”, opi­nó Re­yes, al fi­na­li­zar la co­se­cha del mar­tes de tomates ver­des cer­ca del pue­blo de Men­do­ta.

Sin em­bar­go, otros tra­ba­ja­do­res agrí­co­las es­tán ner­vio­sos so­bre los ale­ga­tos de los gran­je­ros de Ca­li­for­nia que el pa­go de tiem­po ex­tra po­dría afec­tar­los eco­nó­mi­ca­men­te y de­jar fue­ra del mer­ca­do los pro­duc­tos de Ca­li­for­nia a fa­vor de las co­se­chas de otros es­ta­dos y paí­ses.

Gon­za­lo Ná­je­ra, quien ma­ne­ja un trac­tor en los cam­pos de le­chu­ga, za­naho­ria y bró­co­li del Va­lle Sa­li­nas, co­men­tó que al­gu­nos gran­je­ros es­tán di­cien­do que el pa­go de tiem­po ex­tra po­dría for­zar­los a sa­lir del es­ta­do, pe­ro no les cree.

“No pue­den ir­se”, co­men­tó. “No pue­den lle­var­se su tie­rra con ellos”.

El hom­bre de 35 años y pa­dre de cua­tro ni­ños tam­bién tie­ne pa­dres en Mé­xi­co, quie­nes de­pen­den del di­ne­ro que él les en­vía re­gu­lar­men­te. Ga­na cer­ca de 33 mil dó­la­res al año y di­ce que ha tra­ba­ja­do sie­te días a la se­ma­na des­de mar­zo de es­te año. El pa­go adi­cio­nal que es­pe­ra re­ci­bir por el tiem­po ex­tra co­rre­gi­rá una in­jus­ti­cia de mu­cho tiem­po pa­ra que los tra­ba­ja­do­res agrí­co­las no sean tra­ta­dos co­mo em­plea­dos de se­gun­da ca­te­go­ría en Ca­li­for­nia, afir­mó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.