Aler­tan por au­men­to de ani­ma­les pon­zo­ño­sos que de­jan las llu­vias

El Diario de El Paso - - El Paso - Luis Her­nán­dez/El Dia­rio de El Pa­so

Las llu­vias han traí­do otros pe­li­gros apar­te de la re­pro­duc­ción de mos­qui­tos por­ta­do­res de vi­rus co­mo el del Ni­lo Oc­ci­den­tal: la pro­li­fe­ra­ción de ani­ma­les pon­zo­ño­sos. Fun­cio­na­rios de Sa­lud Pú­bli­ca de El Pa­so ad­vier­ten so­bre un po­si­ble in­cre­men­to de pi­ca­du­ras de ara­ñas y ser­pien­tes ve­ne­no­sas, par­ti­cu­lar­men­te en ho­ga­res o te­rre­nos don­de hay agua es­tan­ca­da, ba­su­ra o ca­cha­rros.

De­bi­do a las llu­vias re­cien­tes, ani­ma­les y bi­chos pon­zo­ño­sos bus­can re­fu­gio en zo­nas re­si­den­cia­les y por con­se­cuen­cia se pre­sen­tan más ca­sos de pi­ca­du­ras en la ciu­dad.

El Cen­tro de En­ve­ne­na­mien­to del Oes­te de Te­xas, or­ga­ni­za­ción afi­lia­da con el Cen­tro Mé­di­co Uni­ver­si­ta­rio (UMC), aler­ta a la co­mu­ni­dad de prac­ti­car me­di­das de pre­ven­ción y pre­cau­ción pa­ra evi­tar si­tua­cio­nes de emer­gen­cia.

“He­mos te­ni­do más lla­ma­das por mor­di­das y pi­ca­du­ras, ya que en ve­rano es más co­mún que la gen­te és­te tra­ba­jan­do en sus jar­di­nes, los ni­ños an­dan ju­gan­do afue­ra y es cuan­do se ven más las pi­ca­du­ras”, di­jo Sal­va­dor Bae­za, di­rec­tor del Cen­tro de En­ve­ne­na­mien­to del Oes­te de Te­xas, or­ga­ni­za­ción que res­pon­de a és­tos ca­sos de pi­ca­du­ras y mor­de­du­ras.

Re­gio­nes don­de pro­li­fe­ran más

De acuer­do con Bae­za, las re­gio­nes que más se ven afec­ta­das son las re­si­den­cias pró­xi­mas a la mon­ta­ña Fran­klin, re­si­den­cias y lu­ga­res que se en­cuen­tran a los li­mi­tes del Con­da­do de El Pa­so, así co­mo si­tios que ave­ci­nan gran­des acu­mu­la­cio­nes de agua es­tan­ca­da.

“Lo prin­ci­pal aho­ri­ta es la pre­ven­ción, bus­can­do evi­tar pi­que­tes y mor­de­du­ras usan­do re­pe­len­tes, usar man­ga lar­ga y pan­ta­lo­nes lar­gos. No es­tar afue­ra du­ran­te el ama­ne­cer y atar­de­cer, ya que son los tiem­pos en don­de se pre­sen­tan la ma­yor can­ti­dad de mor­di­das”, ex­pli­có.

El cen­tro ha re­ci­bi­do a lo que lle­va el año más de 200 lla­ma­das a cau­sa de pi­ca­du­ras de di­ver­sos ti­pos de ara­ñas ve­ne­no­sas y otros in­sec­tos en la re­gión.

Así co­mo 15 mor­de­du­ras de ser­pien­tes re­por­ta­das den­tro de las áreas cir­cun­dan­tes de la mu­ni­ci­pa­li­dad.

“Con la llu­via hay más ve­ge­ta­ción, cre­ce el pas­to y las hier­vas y eso atrae in­sec­tos co­mo gri­llos, lo que trae a las ara­ñas, es el ci­clo na­tu­ral y por eso es que ve­mos más de es­tos ani­ma­les en nues­tras ca­sas”.

Bae­za re­co­mien­da que la co­mu­ni­dad man­ten­ga los jar­di­nes cui­da­dos, no jun­tar ba­su­ra, no de­jar ju­gue­tes afue­ra en el pa­tio, es­to pa­ra que sean me­nos los ries­gos que uno pue­de en­con­trar. En­tre los ani­ma­les más pe­li­gro­sos uno pue­den en­con­trar­se den­tro de una vi­vien­da son los arác­ni­dos, co­mo la ara­ña vio­li­nis­ta, cu­ya pi­ca­du­ra pue­de cau­sar ul­ce­ra­cio­nes en la piel con gra­ves con­se­cuen­cias, ade­más de la viu­da ne­gra cu­ya ve­neno neu­ro­tó­xi­co pue­de re­sul­tar mor­tal pa­ra los más pe­que­ños y los de edad avan­za­da.

Es­tas dos es­pe­cies son de las po­cas ara­ñas ve­ne­no­sas que se en­cuen­tran en los Es­ta­dos Uni­dos y en zo­nas ári­das co­mo El Pa­so.

Al lla­mar el cen­tro, me­dian­te su te­lé­fono gra­tui­to 1-800-222-1222, la co­mu­ni­dad pue­de re­ci­bir con­se­jos de pri­me­ros au­xi­lios, así co­mo in­for­ma­ción so­bre los pa­sos pa­ra bus­car re­me­diar el do­lor de la pi­ca­du­ra.

Y si es ne­ce­sa­rio, el cen­tro en­la­za­rá la llamada a otros ser­vi­cios en ca­so de ser una ur­gen­cia mé­di­ca.

“Lo me­jor pa­ra evi­tar du­das es lla­mar­nos, el cen­tro de El Pa­so es el úni­co de 55 cen­tros en el país que ofre­ce­mos in­for­ma­ción bi­lin­güe las 24 ho­ras del día”, co­men­tó Bae­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.