Be­ne­fi­cios de ca­mi­nar des­cal­za

No por na­da lle­ga­mos a ca­sa a qui­tar­nos los za­pa­tos.

El Diario de El Paso - - Salud -

La sen­sa­ción de es­tar des­cal­za es fa­bu­lo­sa pe­ro, ¿nun­ca te has pre­gun­ta­do por qué se sien­te tan bien? Gran par­te es por­que el pie des­can­sa pe­ro, ¿sa­bías que tam­bién es bue­ní­si­mo pa­ra tu sa­lud? ¡Ché­ca­te es­to!

BUE­NA POS­TU­RA:

Uno de los gran­des be­ne­fi­cios que apor­ta ca­mi­nar des­cal­za es una bue­na pos­tu­ra. ¡In­tén­ta­lo! Quí­ta­te los za­pa­tos to­do el día y no­ta­rás que tu es­pal­da se­rá la más be­ne­fi­cia­da.

LI­BER­TAD:

Des­cal­za, pue­des sen­tir la ener­gía en tus pies y mo­ver­te sin nin­gún im­pe­di­men­to. Ade­más po­drás sen­tir una me­jor vi­sión de tus sen­sa­cio­nes al te­ner los pies en la tie­rra, ¡li­te­ral!

EQUI­LI­BRIO:

Una vez que te qui­tes tus ta­co­nes, sen­ti­rás un me­jor equi­li­brio. Y es­to no só­lo su­ce­de por­que el za­pa­to al­to es com­pli­ca­do, sino por­que sen­ti­rás más es­ta­bi­li­dad al te­ner los de­dos li­bres y su­je­tos al pi­so.

REDUCE EL ES­TRÉS:

Es­tar es­tre­sa­da es co­mo sen­tir que per­de­mos el con­trol de nues­tras vi­das pe­ro, si te qui­tas los za­pa­tos, au­to­má­ti­ca­men­te te sen­ti­rás más re­la­ja­da. Es un des­can­so, tan­to pa­ra tu cuer­po, co­mo pa­ra tu men­te.

FUER­ZA EN LOS PIES:

El uso cons­tan­te de ta­co­nes pue­de de­for­mar, can­sar y de­bi­li­tar mu­cho el pie. En cam­bio, si pa­sas más tiem­po con los pies des­cal­zos, no so­la­men­te tus pies se vol­ve­rán más fle­xi­bles sino que tam­bién más fuer­tes.

BUE­NA SA­LUD:

Con los pies li­bres, te sen­ti­rás más feliz y es­to te ha­rá una chi­ca más sa­lu­da­ble. In­clu­so con una se­ma­na de es­tar des­cal­za, no­ta­rás un cam­bio fí­si­co y men­tal ins­tan­tá­nea­men­te.

ME­JO­RA LA CIR­CU­LA­CIÓN:

Ca­mi­nar des­cal­za tam­bién me­jo­ra la cir­cu­la­ción de la san­gre. Tus pies e in­clu­so tus ma­nos de­ja­rán de es­tar frías y po­drás de­cir­le adiós a los cal­ce­ti­nes tam­bién.

DO­LO­RES DE ES­PAL­DA:

Da­do que ca­mi­nar des­cal­za me­jo­ra la pos­tu­ra, cual­quier pro­ble­ma re­la­cio­na­do con es­tar en­cor­va­da ¡se so­lu­cio­na­rá rá­pi­da­men­te! Así que, ade­más de pies sa­nos, po­drías dis­fru­tar de una es­pal­da y cue­llo sa­lu­da­bles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.