Se dis­pa­ran sui­ci­dios por aco­so ci­ber­né­ti­co

El Diario de El Paso - - Portada - Die­go Mur­cia/El Dia­rio de El Pa­so

El año pa­sa­do, 43 pa­se­ños se qui­ta­ron la vi­da usan­do un ar­ma de fue­go, 15 más se ahor­ca­ron y 13 más usa­ron al­gún otro mé­to­do fa­tal, co­mo ti­rar­se a los rie­les de un tren o en­ve­ne­nar­se con mo­nó­xi­do de car­bono. Es­to, se­gún re­ve­la­cio­nes del último in­for­me del Exa­mi­na­dor Mé­di­co del Con­da­do de El Pa­so.

Un al­to por­cen­ta­je de las per­so­nas que se qui­tan la vi­da se en­cuen­tran en­tre los 15 y 24 años de edad, por lo que se han con­for­ma­do gru­pos de tra­ba­jo que bus­can con­cien­ti­zar a los ado­les­cen­tes y adul­tos jó­ve­nes so­bre el te­ma.

De la mis­ma ma­ne­ra, el aco­so ci­ber­né­ti­co –cy­ber­bull­ying–, que pro­li­fe­ra co­mo con­se­cuen­cia de las re­des so­cia­les, ha dis­pa­ra­do la ta­sa de sui­ci­dios en es­te ran­go de edad.

A prin­ci­pios de enero de 2014 un ca­so sa­cu­dió a la so­cie­dad pa­se­ña. Se tra­tó del sui­ci­dio de Vi­via­na Zu­le­ma Aguirre, de 14 años, quien anun­ció su in­ten­ción de qui­tar­se la vi­da a tra­vés de su pá­gi­na de Fa­ce­book.

Diag­nos­ti­ca­da con de­pre­sión, Vi­via­na ha­bía si­do aco­sa­da de ma­ne­ra elec­tró­ni­ca por años, a gra­do tal que los ata­ques in­cluían in­di­ca­cio­nes de có­mo sui­ci­dar­se, lo cual fi­nal­men­te co­me­tió.

“An­tes de ha­cer­lo, quie­ro agra­de­cer a to­dos los que tra­ta­ron de man­te­ner­me arri­ba. Pe­ro, hey, no fun­cio­nó. Adiós”, es­cri­bió Aguirre en su perfil so­cial.

En el 2015 71 per­so­nas se qui­ta­ron la vi­da; hom­bres en su ma­yo­ría

En au­men­to

Los Cen­tros pa­ra el Con­trol y la Pre­ven­ción de En­fer­me­da­des (CDC), ase­gu­ra que la ta­sa de sui­ci­dios en Es­ta­dos Unidos se dis­pa­ró un 24 por cien­to en­tre 1999 y 2014, lo que la si­túa co­mo la dé­ci­ma cau­sa de muer­te en­tre los es­ta­dou­ni­den­ses. La ten­den­cia al al­za se ha re­pli­ca­do en la fron­te­ra. De acuer­do con el do­cu­men­to re­dac­ta­do por Ma­rio Ras­cón, je­fe de di­cha en­ti­dad, en­tre 2011 y 2015, se han da­do, por año, 46, 65, 75, 96 y 71 sui­ci­dios.

La ta­sa na­cio­nal da­da por CDC fue, has­ta 2014, de 12.93 sui­ci­dios por ca­da 100 mil per­so­nas.

De acuer­do con la or­ga­ni­za­ción Healthy Pa­so del Norte, has­ta 2013, la ta­sa de sui­ci­dios en el Con­da­do de El Pa­so, fue de 7.8 muer­tes por ca­da 100 mil ha­bi­tan­tes. Em­pe­ro, la or­ga­ni­za­ción World Li­fe Ex­pec­tancy (WLE) si­túa la ta­sa a ni­vel na­cio­nal en 12.97, mien­tras que le ad­ju­di­can a nues­tra lo­ca­li­dad una ta­sa de 8.1, ocu­pan­do el pues­to nú­me­ro 224, de en­tre 227 con­da­dos de Te­xas.

La WLE di­ce ba­sar su es­ca­la de ta­sas de sui­ci­dio en Te­xas ajus­ta­da por edad en los úl­ti­mos da­tos de los CDC.

En to­do ca­so, es­te ín­di­ce es me­nor que el de los con­da­dos de Doña Ana, Lu­na y Ote­ro, en Nue­vo Mé­xi­co, que tie­nen ta­sas de 16.4, 16.8 y 25.7, en ese or­den. Em­pe­ro, esos da­tos son más re­cien­tes, de 2014.

¿Quié­nes son?

En lí­neas ge­ne­ra­les, los hom­bres si­guen co­me­tien­do más sui­ci­dios que las mu­je­res. De acuer­do con el re­por­te del Exa­mi­na­dor Mé­di­co, só­lo en 2015, de los 71 sui­ci­dios 59 fue­ron co­me­ti­dos por hom­bres, mien­tras que 12 por mu­je­res.

El Cen­tro pa­ra la In­ves­ti­ga­ción y Eva­lua­ción In­ter­dis­ci­pli­na­ria de la Sa­lud de UTEP, cla­si­fi­ca al bull­ying co­mo una de las prin­ci­pa­les cau­sas de muer­te en­tre las per­so­nas de 15 a 24 años de edad en El Pa­so.

Es­to es al­go que con­cuer­da con el sen­tir de An­net­te Or­ne­las que de­ci­dió for­mar un gru­po que lu­cha­ra con­tra el bull­ying ci­ber­né­ti­co, un he­cho que tie­ne por víc­ti­mas a mu­chas per­so­nas que caen en di­cho ran­go de eda­des.

El sui­ci­dio de Vi­via­na Aguirre fue el de­to­nan­te pa­ra que An­net­te se ani­ma­ra a ac­tuar.

“Es una muer­te que se pu­do evi­tar… si sus ami­gos que vie­ron lo que ella es­cri­bió en el Fa­ce­book hu­bie­ran ido a su ca­sa, o si su fa­mi­lia hu­bie­ra ha­bla­do con ella, esa muer­te se hu­bie­ra pre­ve­ni­do”, di­ce Or­ne­las con­ven­ci­da.

El Cen­tro de Sa­lud Men­tal (BHC) de la or­ga­ni­za­ción Ali­via­ne, atien­de a ni­ños, ado­les­cen­tes, adul­tos, y fa­mi­lias en ne­ce­si­dad de psi­co­te­ra­pia, con tra­ta­mien­tos de Te­ra­pia del Com­por­ta­mien­to Cog­ni­ti­vo, de In­ter­ac­ción de Pa­dres e Hi­jos, en­tre otras.

Sus es­pe­cia­lis­tas acha­can el al­za en el nú­me­ro sui­ci­dios lo­ca­les al cre­ci­mien­to de la ciu­dad. Ade­más, se­ña­lan que a los me­ses de mar­zo, abril y sep­tiem­bre se les con­si­de­ra co­mo un tiem­po don­de suben los in­ten­tos de sui­ci­dio, de­bi­do al fac­tor luz que da ma­yor ener­gía a las per­so­nas, co­mo pa­ra tra­tar de rea­li­zar es­ta ac­ción.

Los jó­ve­nes no son los úni­cos afec­ta­dos por es­ta la­cra so­cial. El sui­ci­dio ha si­do con­si­de­ra­do ade­más un pro­ble­ma en el De­par­ta­men­to de Asun­tos pa­ra Ve­te­ra­nos (VA) de Es­ta­dos Unidos, una si­tua­ción que de­be ser tra­ta­da con aten­ción mé­di­ca a tiem­po, sin em­bar­go esa aten­ción no siem­pre lle­ga de in­me­dia­to.

El es­tu­dio “El Pa­so VA Health Ac­cess and Fa­ci­lity Sur­vey” del 2014, en­fo­ca­do en el ac­ce­so a la sa­lud que re­ci­ben los ve­te­ra­nos en El Pa­so, re­ve­ló que es­te sec­tor de la po­bla­ción de­be es­pe­rar unos 71 días pa­ra po­der te­ner una con­sul­ta con un mé­di­co es­pe­cia­lis­ta en sa­lud men­tal.

¿Có­mo lo ha­cen?

En Te­xas, en 2016, se re­gis­tra­ron 8 mil 943 sui­ci­dios con ar­ma de fue­go, lo que re­pre­sen­ta una ta­sa de 6.8 por ca­da 100 mil ha­bi­tan­tes. En al me­nos seis de ca­da 10 sui­ci­dios en la en­ti­dad se em­plea­ron ar­mas de fue­go, se­gún el re­por­te. El re­por­te del Exa­mi­na­dor Mé­di­co, se­ña­la que en 2015, de los 71 sui­ci­dios, 43 se co­me­tie­ron con ar­ma de fue­go, 15 se ahor­ca­ron, 4 usa­ron al­gún ti­po de dro­ga, 3 se es­tre­lla­ron con­tra el pi­so, 1 se ti­ró a los rie­les de un tren, 3 se in­to­xi­ca­ron con he­lio, 1 se en­ve­ne­nó con mo­nó­xi­do de car­bono, y 1 se qui­tó la vi­da con un ob­je­to pun­tia­gu­do.

Nue­vo Mé­xi­co, tam­bién en 2016, se en­cuen­tra en­tre las nue­ve en­ti­da­des del país con más de 10 sui­ci­dios con ar­ma de fue­go por ca­da 100 mil ha­bi­tan­tes.

Se­gún da­tos es­ta­dís­ti­cos, ca­si en sie­te de ca­da 10 sui­ci­dios re­gis­tra­dos en Nue­vo Mé­xi­co en un pe­río­do de cin­co años se uti­li­zó un ar­ma de fue­go. En­tre 2009 y 2013, ocu­rrie­ron mil 69 ca­sos, lo que re­pre­sen­ta una ta­sa de 10.11 he­chos por ca­da cien mil ha­bi­tan­tes.

En cuatro de ca­da 10 ca­sas de Nue­vo Mé­xi­co, exis­te al me­nos un ar­ma de fue­go, de acuer­do al Re­por­te Brady.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.