Rea­li­zan cor­tes en pa­vi­men­to pa­ra ha­cer ca­rre­te­ras más li­sas y me­nos rui­do­sas al tran­si­tar

El Diario de El Paso - - Texas - As­so­cia­ted Press

Hous­ton — Qui­zás por pri­me­ra vez la fra­se que di­ce, “el De­par­ta­men­to de Trans­por­te de Te­xas (TxDOT) ha­rá re­cor­tes” sea una bue­na no­ti­cia pa­ra los con­duc­to­res en un es­tre­cho de la ca­rre­te­ra in­te­res­ta­tal 10.

Tras una prue­ba exi­to­sa en la cur­va 610 de un nue­vo mé­to­do pa­ra ha­cer que el tras­la­do en las autopistas sea más si­len­cio­so, fun­cio­na­rios es­ta­ta­les de trans­por­te y mu­ni­ci­pios lo­ca­les es­tán coope­ran­do pa­ra gas­tar 12.4 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra ha­cer más cor­tes lon­gi­tu­di­na­les en el pa­vi­men­to a lo lar­go de la I-10 en am­bas di­rec­cio­nes, des­de Post Oak has­ta el es­te de Gess­ner.

Los cor­tes —una de las ca­rac­te­rís­ti­cas pri­mor­dia­les de la nue­va ge­ne­ra­ción de su­per­fi­cies en con­cre­to, tal co­mo son lla­ma­dos por la in­dus­tria del pa­vi­men­to— son un nue­vo mé­to­do pa­ra ha­cer los ca­mi­nos más li­sos y ofre­cer un tras­la­do más si­len­cio­so.

Los con­duc­to­res in­di­can que el nue­vo con­cre­to re­du­ce el rui­do, lo cual pue­de ser de gran im­por­tan­cia no só­lo pa­ra los con­duc­to­res, sino pa­ra los con­tri­bu­yen­tes, tam­bién. Aun­que los gas­tos va­rían, cues­ta al­re­de­dor de tres mi­llo­nes de dó­la­res por mi­lla pa­ra ins­ta­lar pa­re­des de so­ni­do y otras me­di­das al­re­de­dor de las autopistas pa­ra re­du­cir el rui­do que mo­les­ta a pro­pie­ta­rios que vi­ven en las cer­ca­nías.

Con autopistas más si­len­cio­sas tam­bién se me­jo­ran las con­di­cio­nes pa­ra con­du­cir.

“Lo he no­ta­do cuan­do ma­ne­jo”, di­jo Ste­ve Pres­ton, un ha­bi­tan­te de Heights, quien se tras­la­da a lo lar­go de la cur­va 610 don­de los cor­tes lon­gi­tu­di­na­les fue­ron ins­ta­la­dos el año pa­sa­do en un in­ten­to por ha­cer que el tras­la­do sea me­nos rui­do­so a lo lar­go de la cur­va al nor­te y sur de la ca­rre­te­ra fe­de­ral 290. “El zum­bi­do des­apa­re­ce”, se­gún di­jo Pres­ton al Hous­ton Ch­ro­ni­cle.

Se es­pe­ra que las obras de re­duc­ción de rui­do en cin­co mi­llas (8 ki­ló­me­tros) de la I-10 em­pie­cen a rea­li­zar­se a prin­ci­pios del 2017, se­gún di­je­ron fun­cio­na­rios del TxDOT, y que­da­rán ter­mi­na­das en unos ocho me­ses. La ma­yor par­te del tra­ba­jo con­lle­va­rá al cie­rre de ca­rri­les du­ran­te la no­che y en fi­nes de se­ma­na.

Los ca­rri­les de con­cre­to en las autopistas ra­ra vez que­dan to­tal­men­te li­sos, con el fin de li­diar me­jor con el agua y dar­les a los con­duc­to­res una me­jor trac­ción.

Tras años de es­tu­dio, el con­sen­so de los in­ves­ti­ga­do­res es que al ha­cer los cor­tes de un oc­ta­vo de pul­ga­da de gro­sor, es­pa­cia­dos de ma­ne­ra uni­for­me a lo lar­go de la ca­rre­te­ra, de ma­ne­ra que que­den ca­na­les lim­pios y de­ta­lla­dos, es cru­cial pa­ra man­te­ner la su­per­fi­cie li­sa de ma­ne­ra efec­ti­va.

Las ra­nu­ras ayu­dan a ca­na­li­zar el agua fue­ra del ca­mino sin que las llan­tas de los vehícu­los pier­dan trac­ción.

En reali­dad es la su­per­fi­cie la que ha­ce la ma­yor di­fe­ren­cia, di­jo Larry Scot­field, di­rec­tor de in­ge­nie­ría e in­ves­ti­ga­ción pa­ra la Aso­cia­ción In­ter­na­cio­nal de Aca­na­la­dos y Fre­sa­dos.

se hi­cie­ron al­te­ra­cio­nes al pa­vi­men­to

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.