Cre­ce apo­yo a tri­bu con­tra oleo­duc­to en Da­ko­ta

Ju­ga­do­res y ac­ti­vis­tas se unen a las pro­tes­tas

El Diario de El Paso - - Panorama - As­so­cia­ted Press

Far­go, Da­ko­ta del Nor­te— Bron­son Koe­nig, un or­gu­llo­so miem­bro de Ho-Chunk Na­tion, ha ha­bla­do acer­ca de su as­cen­den­cia in­dí­ge­na des­de que cur­sa­ba el pri­mer año en la Uni­ver­si­dad de Wis­con­sin, mu­cho an­tes de que se die­ra una de­mos­tra­ción de con­cien­cia so­cial pú­bli­ca de Co­lin Kae­per­nick, el mariscal de los 49s, la ju­ga­do­ra de soc­cer Me­gan Ra­pi­noe y otros ju­ga­do­res de la NFL.

Al igual que Kae­per­nick, el ve­te­rano guar­dia ar­ma­dor cree que es tiem­po de con­ver­tir las pa­la­bras en ac­cio­nes.

Es­te vier­nes, él, su her­mano y su en­tre­na­dor ma­ne­ja­ron 11 ho­ras pa­ra lle­gar a la Re­ser­va­ción In­dí­ge­na Stan­ding Rock en Da­ko­ta del Nor­te, en don­de mi­les acam­pa­ron en un pre­dio fe­de­ral pa­ra tra­tar de de­te­ner la cons­truc­ción de un ga­so­duc­to que atra­ve­sa­rá cua­tro es­ta­dos y cos­ta­rá 3.8 bi­llo­nes de dó­la­res, ya que ase­gu­ran que da­ña­rá el Río Mis­sou­ri –que es una fuen­te de agua pa­ra mu­chos– además de afec­tar lu­ga­res sa­gra­dos.

‘Pla­nee ir a Da­ko­ta del Nor­te an­tes de que em­pe­za­ra to­do lo de Kae­per­nick, aun­que es muy agra­da­ble ver a un atle­ta pro­fe­sio­nal tra­tan­do de ha­cer un cam­bio po­si­ti­vo pa­ra su co­mu­ni­dad y su cul­tu­ra’, di­jo Koe­nig.

‘Agra­dez­co es­ta opor­tu­ni­dad pa­ra usar mi pla­ta­for­ma y tra­tar de ha­cer la di­fe­ren­cia. Quie­ro unir­me a la lu­cha y pro­te­ger la tie­rra y agua de mi gen­te’.

Koe­nig es­tá apor­tan­do lo que él sa­be ha­cer: el bas­quet­bol. Es­ta­ble­ce­rá una clí­ni­ca gra­tui­ta de bas­quet­bol de tres ho­ras pa­ra los jó­ve­nes in­dí­ge­nas, pa­ra que pue­dan ‘co­no­cer­me, ha­blar con­mi­go y pa­sar un buen mo­men­to’.

Koe­nig, su her­mano Mi­les y el en­tre­na­dor Clint Parks tam­bién do­na­ron co­mi­da, ro­pa y otros su­mi­nis­tros pa­ra el cam­pa­men­to, pa­ra apo­yar la re­ser­va­ción Sioux Stan­ding Rock.

Koe­nig co­men­tó que ha es­ta­do dán­do­le se­gui­mien­to a las que­jas so­bre el ga­so­duc­to Da­ko­ta Ac­cess du­ran­te va­rios me­ses, aun­que em­pe­zó a sen­tir la ur­gen­cia en las dos úl­ti­mas se­ma­nas de­bi­do a que se han re­gis­tra­do en­fren­ta­mien­tos más in­ten­sos en­tre los ma­ni­fes­tan­tes, au­to­ri­da­des y guar­dias de se­gu­ri­dad pri­va­da.

‘He vis­to vi­deos de per­so­nas que son arres­ta­das y de pe­rros que se han en­fer­ma­do y to­das esas co­sas’, co­men­tó Koe­nig. Además, de­bi­do a que la prác­ti­ca ofi­cial em­pe­za­rá en dos se­ma­nas, fue su úni­ca opor­tu­ni­dad pa­ra pa­sar un tiem­po allí.

La­mont Pa­ris, asis­ten­te del en­tre­na­dor en je­fe, co­men­tó que los en­tre­na­do­res y ju­ga­do­res de los Bad­gers apo­yan to­tal­men­te el ac­ti­vis­mo de Koe­nig.

‘Es al­go en lo que él cree y no­so­tros con­fia­mos to­tal­men­te en él’, di­jo Pa­ris. ‘Es­tá ayu­dan­do a crear con­cien­cia por una bue­na cau­sa’.

Koe­nig, quien es de La Cros­se, Wis­con­sin, no cre­ció en la re­ser­va­ción sino que asis­tió ha­bi­tual­men­te a las reunio­nes y otros even­tos de los in­dí­ge­nas cuan­do era ni­ño.

No hay mu­chas co­sas que lo pue­dan sa­car del gim­na­sio, ya que pa­sa has­ta seis ho­ras en el YMCA lo­cal pa­ra afi­nar sus des­tre­zas.

Se ga­nó el apo­do de ‘El Sal­va­vi­das Koe­nig’ en Wis­con­sin, de­bi­do a sus tiros ga­na­do­res cuan­do es­tá so­nan­do el tim­bre y ju­ga­das de úl­ti­mo mi­nu­to.

La tem­po­ra­da pa­sa­da, se co­lo­có en el se­gun­do lu­gar en el equi­po en cuan­to a ano­ta­cio­nes y asis­ten­cias, así co­mo tam­bién ob­tu­vo la me­jor pro­por­ción de asis­ten­cias y ro­bo de ba­lo­nes de la Big Ten, lo cual sig­ni­fi­ca que en ra­ras oca­sio­nes co­me­te erro­res a pe­sar de es­tar a car­go de mu­chas ta­reas re­la­cio­na­das con el ma­ne­jo del ba­lón.

‘To­mo mi le­ga­do muy en se­rio y quie­ro apren­der más de eso. Va a ha­ber mu­chos in­dí­ge­nas de di­fe­ren­tes tri­bus de to­do el país’, di­jo Koe­nig.

‘Mu­chos atle­tas es­tán en­vian­do tweets o Ins­ta­grams u otras co­sas, pe­ro yo quie­ro con­ver­tir las pa­la­bras en ac­cio­nes’, con­clu­yó.

Un re­cien­te blo­queo pa­ra im­pe­dir el ac­ce­so de bull­do­zers a la zo­na de cons­truc­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.