Re­pu­dian pos­tu­ra de Te­xas so­bre re­fu­gia­dos

El Diario de El Paso - - Texas - Ale­xa Ura/The Te­xas Tri­bu­ne

Aus­tin – Co­mo par­te de su lu­cha con­ti­nua pa­ra man­te­ner a los re­fu­gia­dos si­rios fue­ra del es­ta­do, Te­xas es­tá ame­na­zan­do con re­ti­rar­se del pro­gra­ma na­cio­nal de asen­ta­mien­to de re­fu­gia­dos si los fun­cio­na­rios fe­de­ra­les se rehú­san a “apro­bar in­con­di­cio­nal­men­te” un plan es­ta­tal que re­quie­re re­vi­sio­nes adi­cio­na­les a la gen­te re­ubi­ca­da.

Es­te miér­co­les pa­sa­do, el go­ber­na­dor re­pu­bli­cano Greg Ab­bott de­cla­ró que el es­ta­do ha­bía in­for­ma­do a la Ofi­ci­na de Re­ubi­ca­ción de Re­fu­gia­dos que aban­do­na­ría el pro­gra­ma a me­nos que los fe­de­ra­les aprue­ben su plan de so­la­men­te acep­tar re­fu­gia­dos que “es­tén com­ple­ta­men­te re­vi­sa­dos y no re­pre­sen­ten una ame­na­za a la se­gu­ri­dad”.

“A pe­sar de va­rias pe­ti­cio­nes por el es­ta­do de Te­xas, el go­bierno fe­de­ral ca­re­ce de la ca­pa­ci­dad o la vo­lun­tad de dis­tin­guir en­tre el pe­li­gro­so y el inofen­si­vo, y Te­xas no se­rá cóm­pli­ce de tal ne­gli­gen­cia ha­cia el pueblo de Es­ta­dos Uni­dos”, de­cla­ró Ab­bott en un co­mu­ni­ca­do.

En res­pues­ta al anun­cio de Ab­bott, fun­cio­na­rios fe­de­ra­les ex­pli­ca­ron que los re­fu­gia­dos so­la­men­te son reasen­ta­dos en Es­ta­dos Uni­dos des­pués de re­vi­sio­nes de se­gu­ri­dad ex­ten­si­vas. Los ofi­cia­les de se­gu­ri­dad del De­par­ta­men­to de Es­ta­do pro­ce­san so­li­ci­tu­des re­ci­bi­das a tra­vés de las Na­cio­nes Uni­das y rea­li­zan re­vi­sio­nes de an­te­ce­den­tes así co­mo bio­mé­tri­cas — un pro­ce­so que pue­de lle­var dos años.

Una vez que los re­fu­gia­dos pa­san por es­to, una de nue­ve or­ga­ni­za­cio­nes de re­ubi­ca­ción los co­lo­can en co­mu­ni­da­des a lo lar­go del país, don­de aso­cia­cio­nes sin fi­nes de lu­cro con­tra­ta­das por el es­ta­do usan re­cur­sos fe­de­ra­les pa­ra ayu­dar­los a en­con­trar em­pleos, apren­der in­glés e ins­cri­bir a los ni­ños en las es­cue­las.

“Es­te mo­de­lo de reasen­ta­mien­to de re­fu­gia­dos con­ti­nua­rá en Te­xas”, de­cla­ró un vo­ce­ro de la Ad­mi­nis­tra­ción pro Ni­ños y Fa­mi­lias —agen­cia fe­de­ral— en un co­mu­ni­ca­do.

Des­pués de los ata­ques te­rro­ris­tas de Pa­rís en no­viem­bre pa­sa­do que de­ja­ron 130 muer­tos, los lí­de­res re­pu­bli­ca­nos de Te­xas han ex­pre­sa­do sus preo­cu­pa­cio­nes so­bre el pro­ce­so de re­vi­sión, par­ti­cu­lar­men­te de los si­rios, ale­gan­do que el go­bierno fe­de­ral no pue­de ase­gu­rar que no se ha­yan fil­tra­do in­di­vi­duos que ten­gan ne­xos con gru­pos te­rro­ris­tas.

En no­viem­bre, Ab­bott or­de­nó a las or­ga­ni­za­cio­nes no lu­cra­ti­vas a car­go de los reasen­ta­mien­tos en Te­xas que de­ja­ran de acep­tar re­fu­gia­dos si­rios — una ac­ción que los fe­de­ra­les di­cen que Te­xas no te­nía la au­to­ri­dad de de­ci­dir. El es­ta­do de­man­dó a los fe­de­ra­les por los re­fu­gia­dos si­rios y vio su ca­so re­cha­za­do, aun­que la ape­la­ción va pro­gre­san­do en las cor­tes.

Mien­tras tan­to, fun­cio­na­rios de Te­xas y Es­ta­dos Uni­dos han es­ta­do ne­go­cian­do pla­nes de re­ubi­ca­ción pa­ra el año fis­cal fe­de­ral 2017, el cual co­mien­za el 1 de oc­tu­bre.

Apar­te de la pe­ti­ción de más me­di­das de se­gu­ri­dad, los fun­cio­na­rios de Te­xas di­je­ron que ha­bían re­cha­za­do una pro­pues­ta del De­par­ta­men­to de Es­ta­do de Es­ta­dos Uni­dos pa­ra in­cre­men­tar el nú­me­ro de re­fu­gia­dos asen­ta­dos en Te­xas en un 25 por cien­to. Co­men­ta­ron que so­la­men­te acep­ta­rían el mis­mo nú­me­ro de re­fu­gia­dos que en el año fis­cal fe­de­ral del 2016: 7,633.

Si Te­xas se re­ti­ra del pro­gra­ma fe­de­ral de reasen­ta­mien­to de re­fu­gia­dos, no sig­ni­fi­ca que los re­fu­gia­dos de­ja­rían de in­gre­sar al es­ta­do; el go­bierno fe­de­ral po­dría dis­tri­buir di­ne­ro di­rec­ta­men­te a gru­pos lo­ca­les sin fi­nes de lu­cro. Los ofi­cia­les de re­ubi­ca­ción ex­pli­ca­ron que le Ley de Asi­lo de Es­ta­dos Uni­dos de 1980, per­mi­te al go­bierno fe­de­ral de­sig­nar a una en­ti­dad que no sea un go­bierno es­ta­tal pa­ra ser­vir co­mo coor­di­na­dor de re­fu­gia­dos en el es­ta­do y re­par­tir­les fon­dos — un mo­de­lo que ac­tual­men­te se es­tá lle­van­do a ca­bo en seis es­ta­dos.

El miér­co­les, va­rias agen­cias de reasen­ta­mien­to de re­fu­gia­dos de­nun­cia­ron el co­mu­ni­ca­do de Ab­bott co­mo mal in­for­ma­do e in­con­sis­ten­te con los va­lo­res de Te­xas, e in­sis­tie­ron en que los re­fu­gia­dos con­ti­nua­rían sien­do re­ubi­ca­dos en el es­ta­do ba­jo la coor­di­na­ción de una or­ga­ni­za­ción no lu­cra­ti­va de­sig­na­da.

“Pro­veer se­gu­ri­dad y refugio no son ob­je­ti­vos mu­tua­men­te ex­clu­yen­tes”, co­men­tó Aa­rón Rip­pen­kroe­ger, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de Ser­vi­cios a Re­fu­gia­dos en Te­xas. “Te­xas ha lo­gra­do am­bos ob­je­ti­vos por dé­ca­das”.

La Red Fron­te­ri­za pa­ra los De­re­chos Hu­ma­nos en El Pa­so ex­pre­só que “es­ta­ba con­mo­cio­na­da” por el re­cha­zo del es­ta­do a la re­ubi­ca­ción de re­fu­gia­dos en Te­xas.

“Es­ta­mos asom­bra­dos de que los fun­cio­na­rios es­ta­ta­les ale­ga­ran que ha­cían eso co­mo pa­ra ga­nar em­pa­tía cuan­do sus ac­cio­nes cons­tan­te­men­te con­tra­di­cen es­ta idea”, de­cla­ró el gru­po en un co­mu­ni­ca­do. “Es­ta de­ci­sión es par­ti­cu­lar­men­te ofen­si­va a la luz del he­cho de que la gen­te a lo lar­go de Te­xas ha mos­tra­do cons­tan­te­men­te có­mo se ma­ni­fies­ta la em­pa­tía: dan­do la bien­ve­ni­da a re­fu­gia­dos e in­mi­gran­tes”.

El gru­po agre­gó que apo­ya a las agen­cias de re­ubi­ca­ción de re­fu­gia­dos que pla­nean con­ti­nuar con su tra­ba­jo a pe­sar de la de­ci­sión del es­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.