Tris­te­za e in­cre­du­li­dad in­va­den a com­pa­ñe­ros de ni­ños fa­lle­ci­dos

El Diario de El Paso - - El Paso - Jai­me To­rres /El Dia­rio de El Pa­so

Con pro­fun­da tris­te­za e in­cré­du­los, de­ce­nas de ni­ños –com­pa­ñe­ros de dos de los tres pe­que­ños fa­lle­ci­dos en un in­cen­dio re­gis­tra­do en una vi­vien­da cer­ca de So­co­rro–, vie­ron las ce­ni­zas de la ca­sa ro­dan­te cuan­do iban a bor­do del ca­mión es­co­lar rum­bo a Lan­cas­ter Ele­men­tary School (LES), ubi­ca­da en el Va­lle Ba­jo, lu­gar don­de ellos es­tu­dia­ban.

‘Ten­gan cui­da­do con la lum­bre por­que es pe­li­gro­sa’, de­cía la pe­que­ña Sop­hia, alum­na del se­gun­do año de LES, al ima­gi­nar que el in­cen­dio don­de fa­lle­cie­ron los tres ni­ños pu­do es­tar re­la­cio­na­do a un jue­go con lum­bre.

La pe­que­ña acu­dió ayer a la ca­sa si­nies­tra­da pa­ra co­lo­car en el ba­ran­dal un león de pe­lu­che y una pe­lo­ta que su pa­dre les tra­jo de Ca­li­for­nia y Ari­zo­na en sus via­jes de en­tre­ga de mu­dan­zas.

‘Es un de­ta­lle pa­ra mos­trar nues­tra so­li­da­ri­dad a es­ta fa­mi­lia que hoy su­fre la pér­di­da de tres hi­jos. Son co­sas ines­pe­ra­das, tres vi­das se per­die­ron in­ne­ce­sa­ria­men­te’, di­jo vi­si­ble­men­te cons­ter­na­do Ale­jan­dro Bu­jan­da.

Él, al igual que de­ce­nas de ve­ci­nos de la ca­lle Ne­well Hays vie­ron mu­chas ve­ces ju­gar a los pe­que­ños con sus hi­jos. Eran muy bue­nos ni­ños y ale­gres, ase­gu­ró.

A cua­tro días de la tra­ge­dia, los ve­ci­nos ob­ser­van in­cré­du­los y afli­gi­dos las rui­nas de lo que fue un ho­gar fe­liz. To­do se que­mó, no que­dó na­da. Es que las ‘trai­las’ se que­man rá­pi­do, di­jo uno de los tes­ti­gos del in­cen­dio.

Alum­nos, maes­tros y pa­dres de fa­mi­lia del plan­tel no po­dían dar cré­di­to a la tra­ge­dia sus­ci­ta­da el vier­nes por la no­che. ‘No sa­bía y es muy tris­te que su­ce­dan es­tas co­sas’, di­jo Kar­la Al­ma­raz, mien­tras es­pe­ra­ba a su hi­ja del se­gun­do gra­do.

Ayer, a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do, el Dis­tri­to Es­co­lar de Ys­le­ta ex­pre­só sus con­do­len­cias a la fa­mi­lia. ‘Nues­tros pen­sa­mien­tos y re­zos sen­ti­dos es­tán con la fa­mi­lia y con la co­mu­ni­dad de la Es­cue­la Pri­ma­ria Lan­cas­ter’.

De igual for­ma, di­rec­ti­vos de la es­cue­la en­via­ron un es­cri­to a los pa­dres de fa­mi­lia pa­ra en­te­rar­los de la trá­gi­ca no­ti­cia e in­vi­tar­los a so­li­da­ri­zar­se con su ayu­da.

Se anun­ció que hoy se or­ga­ni­za­rá por la tar­de una vi­gi­lia pa­ra hon­rar a los pe­que­ños, dos de ellos alum­nos de la ins­ti­tu­ción, uno de prees­co­lar y otro de pri­mer gra­do.

‘Es­ta­mos de­vas­ta­dos por la no­ti­cia y sen­ti­mos una pro­fun­da pe­na por el sen­si­ble fa­lle­ci­mien­to de es­tos dos ni­ños’, re­za­ba el men­sa­je, fir­ma­do por la di­rec­to­ra Do­lo­res Acos­ta.

Se di­jo que pa­ra aten­der a po­si­bles víc­ti­mas del su­ce­so se de­sig­nó a per­so­nal es­pe­cia­li­za­do pa­ra ofre­cer te­ra­pias. Los con­se­je­ros es­ta­rán dis­po­ni­bles pa­ra ayu­dar a maes­tros y alum­nos en su do­lor.

Al mis­mo tiem­po, maes­tro, y pa­dres se or­ga­ni­zan pa­ra co­lec­tar di­ne­ro pa­ra que la fa­mi­lia ha­ga fren­te a los gas­tos fu­ne­ra­rios.

con­ti­núan lle­van­do mu­ñe­cos de pe­lu­che a me­mo­rial im­pro­vi­sa­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.