De ga­nar elec­ción, nue­va she­riff da­ría al es­ta­do la pri­me­ra ‘ciu­dad san­tua­rio’

El Diario de El Paso - - Texas - Ala­na Rocha/The Te­xas Tri­bu­ne

Aus­tin– El She­riff sa­lien­te del Con­da­do Tra­vis ad­vier­te que la pro­me­sa de su pro­ba­ble su­ce­so­ra acer­ca de de­jar de coope­rar con las au­to­ri­da­des fe­de­ra­les de in­mi­gra­ción se­ría “pe­li­gro­sa”.

Du­ran­te una en­tre­vis­ta en el Fes­ti­val del Te­xas Tri­bu­ne, Greg Ha­mil­ton –She­riff del Con­da­do Tra­vis– cues­tio­nó la sa­bi­du­ría de las pro­me­sas de cam­pa­ña de su com­pa­ñe­ra de­mó­cra­ta Sally Her­nán­dez, una ofi­cial con­si­de­ra­da la ca­si se­gu­ra ga­na­do­ra del pues­to en no­viem­bre.

Ha­mil­ton, quien no es­tá bus­can­do re­ele­gir­se, ha en­fren­ta­do crí­ti­cas por coope­rar con la agen­cia de In­mi­gra­ción y Vi­gi­lan­cia de Adua­nas de Es­ta­dos Uni­dos re­te­nien­do a los in­mi­gran­tes en la cár­cel del con­da­do pa­ra que di­cha agen­cia los pue­da re­co­ger.

“Me han cri­ti­ca­do mu­cho, pe­ro me guío por mi mo­ral. Creo que es­ta­mos man­te­nien­do a la co­mu­ni­dad se­gu­ra”, ex­pli­có.

El mes pa­sa­do, du­ran­te una en­tre­vis­ta, Her­nán­dez di­jo a The Tri­bu­ne que ella no cree que “re­suel­vas el pro­ce­so de jus­ti­cia pe­nal de­por­tán­do­los”. Si ella le ga­na a su opo­nen­te re­pu­bli­cano Joe Mar­tí­nez en no­viem­bre –co­mo se es­pe­ra– tal po­lí­ti­ca ha­ría de Aus­tin la pri­me­ra “ciu­dad san­tua­rio” ver­da­de­ra en un Te­xas do­mi­na­do por los re­pu­bli­ca­nos.

No hay una de­fi­ni­ción cla­ra de “ciu­dad san­tua­rio”, pe­ro ICE lle­va re­gis­tro de las agen­cias de la ley que tie­nen po­lí­ti­cas que li­mi­tan la coope­ra­ción, la ma­yo­ría de las cua­les es­tán en Ca­li­for­nia.

La Le­gis­la­tu­ra ya se es­tá pre­pa­ran­do pa­ra apro­bar una pro­pues­ta que prohí­ba po­lí­ti­cas de ciu­da­des san­tua­rio, ini­cia­ti­va que ha si­do re­cha­za­da en se­sio­nes pa­sa­das. Lu­pe Val­dez, She­riff del Con­da­do Da­llas, se unió a los dos en el es­ce­na­rio pa­ra dis­cu­tir am­plia­men­te la ca­rac­te­ri­za­ción por el go­ber­na­dor Greg Ab­bott, y otros más, de que ella es­tá ope­ran­do una ciu­dad san­tua­rio.

“No te­ne­mos pro­ble­ma al­guno, te­ne­mos una bue­na re­la­ción [con ICE]. De­seo dar­te lo que na­die desea. Na­die quie­re a esos cri­mi­na­les”, di­jo.

“Cuan­do es­tás en­tre­gan­do el ma­yor nú­me­ro de in­do­cu­men­ta­dos en el Nor­te de Te­xas, ¿có­mo pue­des de­cir que no es­ta­mos coope­ran­do?”.

Cuan­do se le pre­gun­tó si la pro­me­sa de cam­pa­ña de Her­nán­dez de no coope­rar con las au­to­ri­da­des fe­de­ra­les de in­mi­gra­ción, la voz de Val­dez se cuar­teó.

“No sé si ella los va a per­mi­tir. Pe­ro ¿quién quie­re a cri­mi­na­les vio­len­tos en la co­mu­ni­dad? Nin­guno de no­so­tros”.

En el Con­da­do Da­llas, ICE tie­ne per­so­nal en la cár­cel, mien­tras que en el Con­da­do Tra­vis, ex­pli­có Ha­mil­ton, la agen­cia vie­ne dos ve­ces al día, una en la ma­ña­na y otra en la tar­de. Ha­mil­ton de­jó cla­ro que sus asis­ten­tes no pre­gun­tan el es­ta­tus mi­gra­to­rio, agre­gan­do que ese es tra­ba­jo de ICE.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.