In­cen­dio fo­res­tal ca­li­for­niano ha que­ma­do va­rias pro­pie­da­des

Aún con or­den de eva­cua­ción, hom­bre re­gre­sa y se po­ne fe­liz por­que su do­ce­na de plan­tas de ma­ri­gua­na no se da­ña­ron

El Diario de El Paso - - Clima - Noah Ber­ger, Kris­tin J. Ben­der/As­so­cia­ted Press

Mor­gan Hill, Ca­li­for­nia— Una ola de ca­lor que azo­ta la re­gión de Ca­li­for­nia, su­mi­da en la sequía, oca­sio­nó la in­ten­si­fi­ca­ción de un in­cen­dio fo­res­tal el mar­tes, mis­mo que que­mó edi­fi­cios y obli­gó a per­so­nas a aban­do­nar sus ca­sas en re­mo­tas co­mu­ni­da­des a lo lar­go de las mon­ta­ñas de San­ta Cruz.

El in­cen­dio, que se ubi­ca en un área es­ca­bro­sa, a unas 30 mi­llas (48 ki­ló­me­tros) al Sur de San Jo­sé, des­tru­yó dos ca­sas y que­mó más de 3 mi­llas cua­dra­das (7.7 ki­ló­me­tros cua­dra­dos) de ar­bus­tos y árboles se­cos, de acuer­do con el De­par­ta­men­to de Sil­vi­cul­tu­ra y Pro­tec­ción de In­cen­dios de Ca­li­for­nia.

Pa­ra lle­gar a un área re­mo­ta, don­de el in­cen­dio se lo­ca­li­za­ba, ha­bía que re­co­rrer un in­trin­ca­do ca­mino de te­rra­ce­ría por 30 mi­nu­tos. En otra área se en­cuen­tran gran­des plan­tíos de ma­ri­gua­na.

Ant­hony López re­gre­só a su ca­sa el mar­tes, que aún tie­ne pues­ta en vi­gor ór­de­nes de eva­cua­ción. Se sin­tió muy con­ten­to de en­con­trar sus do­ce­nas de plan­tas de ma­ri­gua­na in­tac­tas y su Buick Sky­lark 1972 a sal­vo.

Una ru­ta prin­ci­pal a lo lar­go de la ci­ma mon­ta­ño­sa ha que­da­do inac­ce­si­ble, in­clu­so pa­ra los bom­be­ros, de­bi­do a que la zo­na ha que­da­do pri­va­da de ser­vi­cios. Las lla­mas ilu­mi­na­ron las mon­ta­ñas que dan ca­ra al par­que de di­ver­sio­nes San­ta Cruz Beach Board­walk, y una re­si­den­cia fue re­du­ci­da a es­com­bros, que­dan­do só­lo un ja­cuz­zi en pie. El in­cen­dio con­su­mió una enor­me vi­vien­da ubi­ca­da en una de las cum­bres, sien­do en­vuel­ta en una ne­gra ca­pa de hu­mo, mien­tras que otra ca­sa per­ma­ne­cía in­dem­ne me­tros más aba­jo. El in­cen­dio se avi­vó el lu­nes du­ran­te una ola de ca­lor que azo­tó al es­ta­do, y lo equi­pos de bom­be­ros se pre­pa­ran pa­ra otro día de po­ca hu­me­dad y tem­pe­ra­tu­ras en los al­tos 90s.

El ca­lor in­clu­so azu­zó a las ciu­da­des cos­te­ras que nor­mal­men­te se be­ne­fi­cian de los efec­tos de en­fria­mien­to del Océano Pa­cí­fi­co. Pe­ro se es­pe­ra­ba que las al­tas tem­pe­ra­tu­ras co­men­za­ran a ba­jar el mar­tes.

“El in­cen­dio es un re­cor­da­to­rio de que a pe­sar de que ya se apro­xi­ma oc­tu­bre, es en es­ta épo­ca en la que se re­gis­tran los más gran­des y da­ñi­nos in­cen­dios fo­res­ta­les”, se­gún di­jo el por­ta­voz del De­par­ta­men­to de Sil­vi­cul­tu­ra y Pro­tec­ción de In­cen­dios de Ca­li­for­nia, Da­niel Ber­lant.

las lla­mas ilu­mi­na­ron las mon­ta­ñas que dan ca­ra al par­que de di­ver­sio­nes en San­ta Cruz

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.