Me­xi­ca­nos, los más de­por­ta­dos, pe­ro sin re­ci­bir ase­so­ría le­gal

El Diario de El Paso - - Panorama - Sa­bri­na Zu­ni­ga/El Dia­rio de El Pa­so

Los in­mi­gran­tes me­xi­ca­nos son los que más son de­por­ta­dos por el Go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos, pe­ro son los que me­nos ase­so­ría le­gal re­ci­ben. Eso se­ña­la un estudio del Ame­ri­can Im­mi­gra­tion Coun­cil (Con­se­jo Es­ta­dou­ni­den­se de In­mi­gra­ción), con da­tos de agen­cias fe­de­ra­les.

Se­gún el Con­se­jo, el 78 por cien­to de las per­so­nas en pro­ce­so de ex­pul­sión son me­xi­ca­nos, y si­mi­lar­men­te tres cuar­tos de in­mi­gran­tes en los cen­tros de de­ten­ción sue­len ser me­xi­ca­nos.

Se­gún Me­lis­sa López, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va del Ser­vi­cio de Mi­gran­tes y Re­fu­gia­dos de la Dió­ce­sis de El Pa­so, al­re­de­dor del 90 por cien­to de los in­mi­gran­tes lo­ca­les que re­ci­ben ser­vi­cios de de­fen­sa con­tra de­por­ta­ción son me­xi­ca­nos.

Por el con­tra­rio, el 80 por cien­to de los me­no­res no acom­pa­ña­dos en cus­to­dia de las au­to­ri­da­des de in­mi­gra­ción fe­de­ral son cen­troa­me­ri­ca­nos y de otras na­cio­na­li­da­des.

‘Las per­so­nas in­mi­gran­tes que de­tie­nen y pro­ce­san pa­ra de­por­ta­ción, sí pue­den te­ner un abo­ga­do, pe­ro no un abo­ga­do pa­ga­do por la ley. Ellos mis­mos tie­ne que pa­gar a un par­ti­cu­lar pa­ra que los de­fien­da si tie­nen una ale­ga­ción o una cau­sa que pue­da pro­te­ger­los pa­ra evi­tar ser exi­lia­dos del país’, di­jo López.

No es re­qui­si­to

Mien­tras que en el sis­te­ma de jus­ti­cia cri­mi­nal se se­ña­la que to­das las per­so­nas acu­sa­das por un car­go pe­nal, se les pro­por­cio­na­rá un abo­ga­do si no pue­den cos­tear un par­ti­cu­lar, los in­mi­gran­tes de­te­ni­dos en­fren­tan la ba­rre­ra de no po­der ac­ce­der a uno.

Se es­ti­ma que a ni­vel na­cio­nal, só­lo el 37 por cien­to de to­dos los de­te­ni­dos in­do­cu­men­ta­dos tie­nen un re­pre­sen­tan­te le­gal en sus ca­sos de de­por­ta­ción, ade­más la ba­rre­ra cre­ce en ciu­da­des pe­que­ñas, don­de el pro­me­dio de ser de­fen­di­dos ba­ja en com­pa­ra­ción a una ciu­dad gran­de co­mo Nue­va York don­de el por­cen­ta­je de de­fen­di­dos es de 37, en com­pa­ra­ción a 11 por cien­to en ciu­da­des con me­nos po­bla­ción.

‘Es por es­ta mis­ma ra­zón que aso­cia­cio­nes brin­dan ser­vi­cios de ase­so­ría le­gal co­mo no­so­tros, es­ta ley es la ra­zón de que es­tas or­ga­ni­za­cio­nes exis­tan, pa­ra res­guar­dar y co­bi­jar a las per­so­nas vul­ne­ra­bles, que tal vez ten­gan be­ne­fi­cios o mo­ti­vos por las cua­les que­dar­se en el país, pe­ro si no exis­te al­guien que los ase­so­re, los de­por­tan in­me­dia­ta­men­te’, di­jo López.

Exis­ten ‘be­cas le­ga­les’ que el Go­bierno brin­da a las per­so­nas que no pue­den pa­gar su re­pre­sen­ta­ción le­gal. Em­pre­sas co­mo ‘Le­gal Ser­vi­ces Cor­po­ra­tion’ son las en­car­ga­das de pro­por­cio­nar asis­ten­cia le­gal a las per­so­nas que en­fren­ten una acu­sa­ción, pe­ro no to­das pue­den be­ne­fi­ciar­se de la mis­ma.

‘Las be­cas son pa­ga­das por un fon­do que el Go­bierno otor­ga, pe­ro exis­ten res­tric­cio­nes, por ejem­plo, el di­ne­ro que es par­te del fon­do, el cual pa­ga por los gas­tos le­ga­les de las per­so­nas, no pue­de ser uti­li­za­do en per­so­nas in­do­cu­men­ta­das. Por ley, tie­nes que ser ciu­da­dano es­ta­dou­ni­den­se pa­ra po­der ha­cer uso de la mis­ma. Si no es así, sim­ple­men­te no ca­li­fi­can’, ex­pre­só López.

El Pa­so, ‘lu­gar de cru­ce’

Es­ta­ble­ci­do por la mis­ma ba­se del por­tal del Con­se­jo Ame­ri­cano de In­mi­gra­ción, en la ciu­dad de El Pa­so el pro­me­dio por­cen­tual de las per­so­nas de­te­ni­das es del 22 por cien­to, en ba­se a ni­vel na­cio­nal, con una can­ti­dad de 36 mil 648 per­so­nas. Es­ta can­ti­dad es­tá ba­sa­da de los años 2007 a 2015.

López, se­gún su ex­pe­rien­cia, ex­pre­só que la can­ti­dad pu­die­ra ser aún ma­yor, de­bi­do a que El Pa­so es ‘lu­gar de cru­ce’.

‘Con­si­de­ro que el nú­me­ro de per­so­nas de­te­ni­das es ma­yor al ex­pre­sa­do, El Pa­so es una de las ciu­da­des de cru­ce, don­de mu­cha gen­te es de­te­ni­da y no pue­den ejer­cer ellos mis­mos el de­re­cho de ape­la­ción, por eso es­ta­mos aquí, pa­ra ase­so­rar­los y brin­dar­les por lo me­nos una opor­tu­ni­dad de pe­lear su es­ta­día’, ex­pre­só López.

Lo­cal­men­te, en la ciu­dad de El Pa­so, exis­ten nue­ve or­ga­ni­za­cio­nes re­co­no­ci­das y acre­di­ta­das ofi­cial­men­te por el De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia, así co­mo el De­par­ta­men­to de Ser­vi­cios de In­mi­gra­ción y Ciu­da­da­nía de los Es­ta­dos Uni­dos.

Me­dian­te la re­vi­sión por par­te del AIC –por sus si­glas en in­gles–, 1.2 mi­llo­nes de ca­sos de de­por­ta­ción en los Es­ta­dos Uni­dos, du­ran­te un pe­rio­do de seis años, re­tra­ta un de­fi­cien­te sis­te­ma gu­ber­na­men­tal a fa­vor de las per­so­nas in­mi­gran­tes.

Sim­ple­men­te el 63 por cien­to de las per­so­nas in­do­cu­men­ta­das res­pon­dió a Cor­te sin un abo­ga­do que los re­pre­sen­ta­ra.

El 86 por cien­to de las per­so­nas res­guar­da­das en cen­tros de de­ten­ción tam­po­co tu­vo un re­pre­sen­tan­te le­gal fren­te a un juez, el nú­me­ro si­gue cre­cien­do en ciu­da­des pe­que­ñas don­de no exis­te apo­yo por me­dio de or­ga­ni­za­cio­nes ci­vi­les, don­de só­lo el 10 por cien­to de los de­te­ni­dos pu­do per­ci­bir asis­ten­cia le­gal.

El Con­se­jo es­ti­ma que los in­mi­gran­tes que tu­vie­ron ase­so­ría de un abo­ga­do, pu­die­ron re­sol­ver con más pro­ba­bi­li­da­des su si­tua­ción. Los in­mi­gran­tes de­te­ni­dos con abo­ga­do en com­pa­ra­ción a los que no tu­vie­ron un abo­ga­do, tu­vie­ron 10.5 ve­ces más éxi­to en que­dar­se en el país.

Por ley, los in­do­cu­men­ta­dos no tie­nen de­re­cho a un abo­ga­do gra­tui­to que los de­fien­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.