EN APRIE­TOS

El Diario de El Paso - - Portada - El País

Reac­cio­na Trump an­te re­ve­la­ción de que no ha­bría pa­ga­do im­pues­tos por 18 años

Los Án­ge­les– Los em­plea­dos de Do­nald Trump di­cen que el mag­na­te so­lo que­ría mu­je­res gua­pas en sus ne­go­cios y que pre­sio­na­ba pa­ra que des­pi­die­ran a las que no le pa­re­cían su­fi­cien­te­men­te atrac­ti­vas. Así se re­ve­la en los tes­ti­mo­nios de una de­man­da ju­di­cial con­tra Trump por cues­tio­nes laborales en su club de golf de Pa­los Ver­des, una zo­na ex­clu­si­va en la cos­ta sur de Los Án­ge­les. Los do­cu­men­tos ven la luz en pleno es­cru­ti­nio pú­bli­co de la ac­ti­tud ge­ne­ral del can­di­da­to re­pu­bli­cano res­pec­to a las mu­je­res, una cues­tión que uti­li­zó su ri­val, Hi­llary Clin­ton, en el de­ba­te del lu­nes.

La de­man­da ori­gi­nal se re­fe­ría a cues­tio­nes laborales co­mo la fal­ta de pau­sas pa­ra co­mer o el ex­ce­so en ho­ras de tra­ba­jo. El dia­rio Los An­ge­les Ti­mes en su edi­ción de es­te jue­ves re­cu­pe­ra las de­cla­ra­cio­nes de los tes­ti­gos ba­jo un nue­vo pris­ma, el de la dis­cri­mi­na­ción se­xual.

Do­nald Trump “siem­pre que­ría mu­je­res her­mo­sas tra­ba­jan­do en el club”, di­ce en una de­cla­ra­ción Sue Kwiat­kows­ki, di­rec­to­ra del res­tau­ran­te has­ta 2009. “Lo sé por­que una vez me lle­vó apar­te y me di­jo: ‘Quie­ro que ten­gas ca­ma­re­ras atrac­ti­vas aquí. A la gen­te le gus­ta ver gen­te atrac­ti­va cuan­do en­tra”.

Har­ley Stro­zier, que de­cla­ra ha­ber tra­ba­ja­do en Pa­los Ver­des des­de 2001 a 2008, de­cla­ra que Vin­cent Ste­llio, un vi­ce­pre­si­den­te de la com­pa­ñía, le di­jo que te­nía que des­pe­dir a una mu­jer por­que "al se­ñor Trump no le gus­ta la gen­te gor­da" y no le gus­ta­ba ver­la cuan­do iba por allí. En la de­cla­ra­ción ba­jo ju­ra­men­to, Stro­zier ase­gu­ra que esa mu­jer, de la que se omi­te el nom­bre en los do­cu­men­tos pu­bli­ca­dos por el Ti­mes, era “muy com­pe­ten­te y pro­fe­sio­nal” y te­nía un evi­den­te so­bre­pe­so.

“He si­do tes­ti­go de có­mo Do­nald Trump les de­cía a los ma­na­gers mu­chas ve­ces cuan­do vi­si­ta­be el club que las ca­ma­re­ras ‘no eran lo bas­tan­te bo­ni­tas’ y que de­be­rían ser des­pe­di­das y sus­ti­tui­das por mu­je­res más atrac­ti­vas”, di­ce Stro­zier.

Ade­más, en esas vi­si­tas, se­gún las de­cla­ra­cio­nes ba­jo ju­ra­men­to, los je­fes del club se ase­gu­ra­ban de que Trump siem­pre era aten­di­do en el res­tau­ran­te por las ca­ma­re­ras más gua­pas, in­de­pen­dien­te­men­te de su com­pe­ten­cia. Los je­fes cam­bia­ban los ho­ra­rios “de for­ma que a las mu­je­res más atrac­ti­vas les to­ca­ba tra­ba­jar cuan­do es­ta­ba pre­vis­to que el se­ñor Trump es­tu­vie­ra en el club”, aña­de Stro­zier. Kwia­to­wa­ki, co­mo je­fa del res­tau­ran­te, co­rro­bo­ra que así lo ha­cía. Ke­vin Hoo­ker, em­plea­do del res­tau­ran­te, con­fir­ma que así se ha­cía ca­da vez que Trump vi­si­ta­ba el club, cua­tro o cin­co ve­ces al año.

La ac­ti­tud de Do­nald Trump con las mu­je­res ha si­do un te­ma de es­ta cam­pa­ña elec­to­ral ca­si des­de el prin­ci­pio. El dia­rio The New York Ti­mes de­di­có una am­plia in­ves­ti­ga­ción a en­tre­vis­tar a mu­je­res que en el pa­sa­do se ha­bían sen­ti­do aco­sa­das o in­sul­ta­das por Trump. Tras sen­tir­se in­jus­ta­men­te tra­ta­do en un de­ba­te de las pri­ma­rias, Trump hi­zo uno de sus co­men­ta­rios más po­lé­mi­cos, al de­cir que a la pre­sen­ta­do­ra de Fox News Megyn Kelly “le sa­lía san­gre de no­se­dón­de” cuan­do le ha­cía pre­gun­tas.

Pe­ro el ma­chis­mo de Trump co­bró fuer­za es­ta se­ma­na des­pués de que el lu­nes, en el pri­mer de­ba­te pre­si­den­cial, la de­mó­cra­ta Hi­llary Clin­ton re­cor­da­ra un epi­so­dio de ha­ce 20 años, cuan­do Trump hu­mi­lló a una ga­na­do­ra de su con­cur­so Miss Uni­ver­so por ga­nar pe­so des­pués de ser co­ro­na­da. Ali­cia Ma­cha­do, ve­ne­zo­la­na, es hoy ciu­da­da­na de Es­ta­dos Uni­dos, es­tá ha­cien­do cam­pa­ña por Clin­ton, y su ca­so sir­ve a los de­mó­cra­tas de ejem­plo del ma­chis­mo de Trump y su sis­te­má­ti­co tra­to de­gra­dan­te ha­cia las mu­je­res, un gru­po demográfico cla­ve en es­tas elec­cio­nes.

afir­man que pre­sio­na­ba pa­ra des­pe­dir a las que no le pa­re­cían atrac­ti­vas

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.