In­ves­ti­gan ata­que de agen­tes vs mi­gran­te que su­pues­ta­men­te agre­dió a pe­rro po­li­cía

El Diario de El Paso - - EL PASO - An­na Ma­cías/Es­pe­cial pa­ra El Dia­rio

Ce­li­na, Te­xas – La Po­li­cía Es­ta­tal in­ves­ti­ga si agen­tes mu­ni­ci­pa­les es­tu­vie­ron jus­ti­fi­ca­dos al ba­lear a un in­mi­gran­te me­xi­cano que ame­na­zó con un cu­chi­llo a un pe­rro po­li­cía.

Fa­mi­lia­res del in­mi­gran­te han de­nun­cia­do el ca­so co­mo uno en que la Po­li­cía va­lo­ró más la vi­da de un pe­rro que la de un hu­mano.

La Po­li­cía de es­ta co­mu­ni­dad del nor­te de Te­xas sos­tie­ne que la agre­sión de Je­sús Nept­ha­li Vargas Agüe­ro al pe­rro po­li­cía es, an­te los ojos de la ley, co­mo si hu­bie­ra ata­ca­do a cual­quier otro agen­te.

Los Te­xas Ran­gers, la uni­dad éli­te del De­par­ta­men­to de Seguridad Pú­bli­ca de Te­xas, in­ves­ti­ga quién tie­ne la ra­zón.

Mien­tras tan­to, Vargas, de 23 años, per­ma­ne­ce en la cár­cel ba­jo car­gos de agre­sión agra­va­da contra un ser­vi­dor pú­bli­co y ame­na­zas contra un ser­vi­dor pú­bli­co.

Vargas pa­só 10 días hos­pi­ta­li­za­do a raíz del in­ci­den­te del 18 de agos­to, y aún tie­ne en cuer­po dos de las tres ba­las que re­ci­bió por par­te de los agen­tes de la Po­li­cía. Una ba­la la tie­ne in­crus­ta­da en la es­pi­na dor­sal, y la otra en un pul­món.

Su cri­men: vio­len­cia do­més­ti­ca

Agen­tes de la Po­li­cía de Ce­li­na y del she­riff del Con­da­do de Co­llin res­pon­die­ron el día de los he­chos a una lla­ma­da a la ca­sa de Vargas, ubi­ca­da a al­gu­nas 35 mi­llas al nor­te de Da­llas, don­de su­pues­ta­men­te ocu­rría un con­flic­to do­més­ti­co.

Vargas pre­sun­ta­men­te hu­yó de las au­to­ri­da­des y los agen­tes sol­ta­ron un pe­rro po­li­cía pa­ra ras­trear­lo. No que­da cla­ro si el pe­rro se ava­lan­zó contra Vargas o si el can per­ma­ne­cía es­tá­ti­co al en­con­trar a su pre­sa.

El he­cho es que los po­li­cías afir­man que cuan­do lle­ga­ron el lu­gar Vargas ata­ca­ba al can con un cu­chi­llo o na­va­ja que por­ta­ba. Los agen­tes re­por­ta­ron que dis­pa­ra­ron en de­fen­sa de su com­pa­ñe­ro.

Vargas no tie­ne un abo­ga­do pro­pio, y su fa­mi­lia se que­ja de que la Po­li­cía lo man­tu­vo in­co­mu­ni­ca­do du­ran­te los 10 días que du­ró en el hos­pi­tal con tres he­ri­das de ba­la.

El Ca­pi­tán Jim Moody, vo­ce­ro del she­riff del Con­da­do de Co­llin, ex­pli­có que no se le per­mi­tie­ron vi­si­tas a Vargas en el hos­pi­tal por ser un sos­pe­cho­so "al­ta­men­te pe­li­gro­so".

Ya en la cár­cel, Vargas tie­ne una fian­za de un cuar­to de mi­llón de dó­la­res y es re­pre­sen­ta­do por un de­fen­sor de ofi­cio que ha­ce al­gu­nos días de­cla­ró que to­da­vía no ha­bía ha­bla­do con su clien­te. Tam­bién tie­ne una or­den de re­ten­ción por par­te de las au­to­ri­da­des de in­mi­gra­ción.

Ar­man protestas

Los ami­gos y fa­mi­lia­res de Vargas exi­gen que si las au­to­ri­da­des fil­ma­ron vi­deo del in­ci­den­te, que lo ha­gan pú­bli­co. Ha­ce unos días se ma­ni­fes­ta­ron en­fren­te del hos­pi­tal don­de se en­con­tra­ba el in­mi­gran­te, y sus fa­mi­lia­res en Gua­na­jua­to gra­ba­ron un vi­deo de pro­tes­ta que subie­ron a Fa­ce­book. En és­te, sus pan­car­tas de­cla­ran "¡Je­sús Vargas no es­tá so­lo!"

El ac­ti­vis­ta proin­mi­gran­te Car­los Quin­ta­ni­lla di­jo que la fa­mi­lia no es­tá con­for­me con la ma­ne­ra en que la Po­li­cía in­ves­ti­ga el in­ci­den­te o la ba­la­ce­ra.

Liz Vargas, cu­ña­da del im­pli­ca­do, em­pe­zó una pá­gi­na en Go­fund­me. com pa­ra re­cau­dar fon­dos que ayu­den a cu­brir los gas­tos mé­di­cos del in­mi­gran­te. Di­jo que és­te ha si­do ope­ra­do dos ve­ces.

"Des­afor­tu­na­da­men­te, los mé­di­cos so­la­men­te pu­die­ron sa­car­le una ba­la y las otras dos per­ma­ne­cen en su cuer­po. Una ba­la es­tá en su pul­món iz­quier­do y otro cer­ca de su es­pi­na dor­sal", di­jo.

Liz Vargas des­cri­bió a su cu­ña­do co­mo una per­so­na de buen co­ra­zón, un buen atle­ta que ju­gó fut­bol ame­ri­cano en high school y al­guien que siem­pre tu­vo bue­na sa­lud.

Moody del de­par­ta­men­to de She­riff di­jo a El Dia­rio que no po­día co­men­tar so­bre el es­ta­tus del ca­so por­que es­tá ba­jo in­ves­ti­ga­ción de los Te­xas Ran­gers. La agen­cia es­ta­tal in­ves­ti­ga ca­sos cuan­do exis­ten cues­tio­na­mien­tos so­bre la con­duc­ta de un po­li­cía.

Un vo­ce­ro de los Te­xas Ran­gers tam­bién di­jo que no po­día ha­blar so­bre el ca­so.

Se­gún ar­chi­vos ju­di­cia­les, Vargas tie­ne una au­dien­cia de car­gos el 20 de oc­tu­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.