Pa­cien­tes men­ta­les, en di­fi­cul­ta­des des­pués de ser da­dos de al­ta

El Diario de El Paso - - Nuevo México -

Al­bu­quer­que, N.M.— Una in­ves­ti­ga­ción en­con­tró que al­gu­nos pa­cien­tes que son da­dos de al­ta del hos­pi­tal mental es­ta­tal de Nue­vo Mé­xi­co en Las Vegas vi­ven en con­di­cio­nes muy pau­pé­rri­mas y su­fren de ham­bre mien­tras se hos­pe­dan en al­ber­gues.

El Al­bu­quer­que Jour­nal en­con­tró que el hos­pi­tal mental es­ta­tal, an­te­rior­men­te co­no­ci­do co­mo el Ins­ti­tu­to de Com­por­ta­mien­to Mental, da de al­ta a unos 200 pa­cien­tes ca­da año en Las Vegas y en el con­da­do de San Miguel, al nor­te de Nue­vo Mé­xi­co, y mu­chos de ellos no tie­nen a dón­de ir.

La in­ves­ti­ga­ción del pe­rió­di­co en­con­tró que mu­chos ter­mi­nan en al­ber­gues que no es­tán ade­cua­da­men­te equi­pa­dos para li­diar con sus ne­ce­si­da­des de sa­lud mental, vién­do­se obli­ga­dos a gas­tar una gran por­ción de los 750 dó­la­res que re­ci­ben men­sual­men­te, en be­ne­fi­cios de dis­ca­pa­ci­dad del Se­gu­ro So­cial, para pa­gar hos­pe­da­je y co­mi­da.

Dos hom­bres que fue­ron da­dos de al­ta de un hos­pi­tal psi­quiá­tri­co mu­rie­ron in­to­xi­ca­dos con mo­nó­xi­do de car­bono en el 2013 en uno de es­tos al­ber­gues, en don­de pa­ga­ban has­ta un to­tal de mil 100 dó­la­res al mes para vi­vir en un co­ber­ti­zo en la par­te tra­se­ra que no con­ta­ba con tu­be­ría de dre­na­je.

Tam­bién ha ha­bi­do re­por­tes de abu­so fí­si­co y ver­bal, y ex­plo­ta­ción fi­nan­cie­ra por par­te de los ope­ra­do­res de los al­ber­gues, así co­mo vio­len­cia y abu­so de dro­gas por par­te de los ocu­pan­tes.

El jefe de bom­be­ros de Las Vegas, Phillip Ma­res, di­ce que él está a fa­vor de las re­gu­la­cio­nes es­ta­ta­les, las cua­les exi­gen que es­tos re­fu­gios cuen­ten con cier­tas co­sas, co­mo de­tec­to­res de hu­mo, ex­tin­gui­do­res y otros re­cur­sos que pue­den sal­var vi­das.

El Departamento de Sa­lud del es­ta­do di­ce que no tie­ne la au­to­ri­dad para re­gu­lar a los al­ber­gues.

Sin em­bar­go, ya ha­ce al­gún tiem­po que es­te pro­ble­ma ha es­ta­do vi­gen­te.

El di­rec­tor y sub­di­rec­tor de la Di­vi­sión de Ser­vi­cios de Sa­lud Mental del Departamento de Sa­lud, ex­pre­sa­ron sus inquietudes en torno a los al­ber­gues en un me­mo­rán­dum di­ri­gi­do al se­cre­ta­rio del Departamento de Sa­lud en el 2014.

“La fal­ta de vi­vien­da ase­qui­ble y se­gu­ra para per­so­nas que su­fren de una se­ve­ra en­fer­me­dad mental es un pro­ble­ma de gran en­ver­ga­du­ra en Nue­vo Mé­xi­co y en otros es­ta­dos”, se­gún es­cri­bie­ron en el me­mo­rán­dum.

“Los al­ber­gues y asi­los pue­den en­fren­tar se­rios pro­ble­mas, en los que se in­clu­yen vio­la­cio­nes al có­di­go de se­gu­ri­dad de los edi­fi­cios; pro­ble­mas de sa­lud y de lim­pie­za; fal­ta de pri­va­ci­dad y dig­ni­dad para los ocu­pan­tes; co­mi­da nu­tri­cio­nal­men­te de­fi­cien­te, y con­di­cio­nes de so­bre­po­bla­ción.

She­la Sil­ver­man, di­rec­to­ra de la Aso­cia­ción no lu­cra­ti­va para la Sa­lud Mental de Nue­vo Mé­xi­co, di­ce que Las Vegas se ha con­ver­ti­do en un “gue­to de sa­lud mental”.

Vi­ven en con­di­cio­nes de­plo­ra­bles al lle­gar a al­ber­gues, su­fren de ham­bre y no cuen­tan con dre­na­je en Las Vegas, NM

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.