Hi­llary no pue­de con­fiar­se en las en­cues­tas

El Diario de El Paso - - OPINIÓN -

Mia­mi– Tras los sor­pre­si­vos re­sul­ta­dos del ple­bis­ci­to de paz en Colombia y el vo­to del Bre­xit en Reino Uni­do -en que casi to­das las en­cues­tas se equi­vo­ca­ron- hay que pre­gun­tar­se si al­go si­mi­lar po­dría ocu­rrir en las elec­cio­nes de Es­ta­dos Uni­dos. Y la res­pues­ta es sí. La ra­zón por la que si­go ner­vio­so an­te la po­si­bi­li­dad de que Do­nald Trump ga­ne a pe­sar de la ac­tual ven­ta­ja de 4 pun­tos de Hi­llary Clin­ton en las en­cues­tas -sí, adi­vi­na­ron bien, creo que Trump se­ría un Pre­si­den­te men­tal­men­te ines­ta­ble, errá­ti­co y pe­li­gro­soes sim­ple: las en­cues­tas no son lo que so­lían ser.

"Ca­da día es más di­fí­cil en­cues­tar cien­tí­fi­ca­men­te y con­se­guir re­sul­ta­dos que sean con­fia­bles, so­bre to­do cuan­do ha­bla­mos de en­cues­tas te­le­fó­ni­cas", me di­jo el ve­te­rano en­cues­ta­dor Ser­gio Ben­di­xen, fundador de la fir­ma Ben­di­xen & Aman­di.

"La gen­te es­tá har­ta de re­ci­bir lla­ma­das de en­cues­ta­do­res, y mu­chos ya no res­pon­den".

Ben­di­xen di­ce que el por­cen­ta­je de per­so­nas que con­tes­tan las lla­ma­das de los en­cues­ta­do­res ha dis­mi­nui­do dra­má­ti­ca­men­te en las ul­ti­mas dé­ca­das.

Mien­tras que un 80 por cien­to de los es­ta­dou­ni­den­ses res­pon­día a las lla­ma­das de los en­cues­ta­do­res ha­ce 50 años, só­lo un 30 por cien­to hoy res­pon­de a lla­ma­das rea­li­za­das por en­cues­ta­do­res de car­ne y hue­so, y só­lo un 10 por cien­to con­tes­ta lla­ma­das au­to­ma­ti­za­das, afir­ma.

"El pro­ce­so de las en­cues­tas es­tá en cri­sis en to­do el mun­do", me di­jo Ben­di­xen. "In­clu­so aque­llos que di­cen que son pro­ba­bles vo­tan­tes a me­nu­do no lo son. A mu­cha gen­te le da ver­güen­za de­cir­le a un en­cues­ta­dor que no va a vo­tar".

Na­te Sil­ver, el ex­per­to en es­ta­dís­ti­cas que pre­di­jo los re­sul­ta­dos de los 50 es­ta­dos en las elec­cio­nes del 2012 pa­ra el New York Ti­mes y que aho­ra es el editor de Fi­veThirt­yEight.com, ad­mi­tió el año pa­sa­do que "en­cues­tar se es­ta vol­vien­do ca­da vez más di­fí­cil".

"El por­cen­ta­je de gen­te que res­pon­de a en­cues­tas te­le­fó­ni­cas ha es­ta­do en de­cli­ve du­ran­te años, y es­tá a me­nu­do en me­nos de dos dí­gi­tos", es­cri­bió.

"Las re­la­ti­va­men­te po­cas per­so­nas que res­pon­den a las en­cues­tas pue­den no ser re­pre­sen­ta­ti­vas de la ma­yo­ría".

En Colombia, las más im­por­tan­tes fir­mas en­cues­ta­do­ras -Ga­llup, Ip­sos Na­po­león Fran­co y Ci­fras y Ten­den­cias- pro­nos­ti­ca­ron que el acuer­do de paz ga­na­ría por un margen de en­tre 24 y 30 pun­tos por­cen­tua­les.

Des­pués de la vo­ta­ción en Colombia, mu­chos ana­lis­tas di­je­ron que el vo­to en contra de los acuerdos ha­bía ga­na­do por­que la com­pla­cen­cia en­tre los vo­tan­tes de "Sí" con­du­jo a que mu­chos de ellos se que­da­ran en sus ca­sas el día de la vo­ta­ción.

Ade­más, un al­to abs­ten­cio­nis­mo, el he­cho de que los par­ti­da­rios del "no" es­ta­ban más motivados que sus ri­va­les y el mal tiem­po en las zo­nas cos­te­ras don­de el vo­to de "sí" era fuer­te, tam­bién con­du­jo al re­sul­ta­do ines­pe­ra­do, di­je­ron.

Pe­ro po­cos men­cio­na­ron que las en­cues­tas son ca­da vez me­nos fia­bles.

Cuan­do le pre­gun­té a Ben­di­xen si lo mis­mo po­dría ocu­rrir en Es­ta­dos Uni­dos, me di­jo: "Sí, aun­que la di­fe­ren­cia es que en Es­ta­dos Uni­dos hay mu­chas más en­cues­ta­do­ras pro­fe­sio­na­les que en otros paí­ses, que bus­can a mues­tras re­pre­sen­ta­ti­vas de la po­bla­ción".

Hay unas 15 gran­des fir­mas en­cues­ta­do­ras en Es­ta­dos Uni­dos y, cuan­do la ma­yo­ría de ellas mues­tra re­sul­ta­dos si­mi­la­res, uno pue­de su­po­ner que tie­nen ra­zón, agre­gó.

"Hoy, la ma­yo­ría de las en­cues­tas mues­tran que Clin­ton es­tá ade­lan­te," me di­jo Ben­di­xen, quien ha tra­ba­ja­do prin­ci­pal­men­te pa­ra can­di­da­tos de­mó­cra­tas. "¿Pe­ro, po­dría ga­nar Trump? No es pro­ba­ble, pe­ro es po­si­ble."

Mi opi­nión: Es­toy de acuer­do. Co­mo en Colombia, exis­te la po­si­bi­li­dad de que el 8 de no­viem­bre vea­mos una ta­sa de abs­ten­ción ma­yor que la nor­mal, y una com­pla­cen­cia ge­ne­ra­li­za­da de los vo­tan­tes de Clin­ton que lle­va­ría a mu­chos de ellos a que­dar­se en ca­sa.

A eso hay que su­mar­le el he­cho de que los par­ti­da­rios de Trump es­tán más motivados pa­ra sa­lir a vo­tar que los de Clin­ton, y que las en­cues­tas de hoy sean me­nos pre­ci­sas que en el pa­sa­do por­que hay me­nos per­so­nas que res­pon­dan a las lla­ma­das de los en­cues­ta­do­res.

A pe­sar de que Clin­ton es­ta arri­ba en las en­cues­tas, no se pue­de des­car­tar que ga­ne Trump, y que el pró­xi­mo Pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos sea un pa­ya­so ego­ma­nía­co y au­tó­cra­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.