Re­cha­zan ve­ci­nos ser re­ubi­ca­dos por nue­va are­na

Afir­man re­si­den­tes del Cen­tro que no fue­ron con­sul­ta­dos por pro­mo­to­res

El Diario de El Paso - - Portada - Luis Her­nán­dez/El Dia­rio de El Pa­so

Ve­ci­nos de una zo­na re­si­den­cial don­de el Ayuntamiento con­si­de­ra au­to­ri­zar la cons­truc­ción de una are­na mul­ti­usos se mos­tra­ron in­dig­na­dos ante la po­si­bi­li­dad de ser obli­ga­dos a re­ubi­car­se, y por no ha­ber si­do con­sul­ta­dos.

“Es­ta­mos muy de­cep­cio­na­dos del mo­do que se pre­sen­tó el plan. Ape­nas el jue­ves lo anun­cia­ron, el vier­nes es­tá ce­rra­do el Ayuntamiento y ya quie­ren vo­tar el mar­tes”, di­jo Gil­ber­to Gui­llén, je­fe de la Aso­cia­ción de Pro­pie­ta­rios de Union Plaza y coor­di­na­dor del plan de desa­rro­llo eco­nó­mi­co de esa área, en 1994.

La zo­na en cues­tión es un rec­tán­gu­lo al Sur del Cen­tro de Con­ven­cio­nes, de­li­mi­ta­do por la ave­ni­da San An­to­nio Oes­te, San­ta Fe, Pai­sano Dri­ve Oes­te y la ca­lle León.

En ese si­tio hay 41 pro­pie­da­des, que van des­de com­ple­jos de apar­ta­men­tos has­ta tien­di­tas y un par­que.

La cons­truc­ción de la are­na des­pla­za­ría a ve­ci­nos que son en su ma­yo­ría fa­mi­lias his­pa­nas o adul­tos ma­yo­res. Fun­cio­na­rios mu­ni­ci­pa­les in­di­ca­ron que los ve­ci­nos se­rían com­pen­sa­dos y re­ubi­ca­dos, pe­ro no han di­cho a dón­de.

La are­na mul­ti­usos es un pro­yec­to mul­ti­mi­llo­na­rio, con un pre­su­pues­to es­ti­ma­do en 180 mi­llo­nes de dó­la­res.

Los ve­ci­nos no só­lo es­tán sor­pren­di­dos por el anun­cio –al­gu­nos se en­te­ra­ron por me­dio de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción ape­nas ayer–, sino tam­bién por­que la zo­na ya ha­bía re­ci­bi­do un re­mo­za­mien­to mi­llo­na­rio unos años atrás, in­clu­yen­do la cons­truc­ción de una es­ta­ción de bom­be­ros y re­no­va­cio­nes a las áreas ver­des.

A la fe­cha se des­co­no­ce si se re­que­ri­rá te­rreno adi­cio­nal pa­ra cons­truir un es­ta­cio­na­mien­to pa­ra el com­ple­jo de en­tre­te­ni­mien­to. Con la pro­pues­ta de la are­na mul­ti­usos pa­ra 18 mil per­so­nas, se re­que­ri­rían al­re­de­dor de 6 mil ca­jo­nes de es­ta­cio­na­mien­to, los cua­les no exis­ten den­tro del área con­tem­pla­da.

Se sien­ten trai­cio­na­dos

“Tam­bién es­ta­mos de­cep­cio­na­dos con el al­cal­de Ós­car Lee­ser, ya que él anun­ció que ya ha­bían pla­ti­ca­do con to­dos en la co­mu­ni­dad y que ya ha­bían apro­ba­do, eso es una men­ti­ra”, afir­mó Gui­llén.

El sen­ti­mien­to es com­par­ti­do por al­gu­nos de los miem­bros de las comunidades que se ve­rán afec­ta­das, quie­nes en su ma­yo­ría co­men­ta­ron que ape­nas co­no­cie­ron es­tos pla­nes de cons­truc­ción el mis­mo día que fue­ron anun­cia­dos.

Es­to a pe­sar de que la abo­ga­da de la Ciu­dad, Syl­via Bo­run­da Firth, anun­cia­ra du­ran­te una con­fe­ren­cia de pren­sa que to­dos los due­ños de pro­pie­da­des ha­bían si­do no­ti­fi­ca­dos de la in­mi­nen­te ac­ción.

Víc­tor Bus­ti­llos, quien cui­da a su ma­dre Se­no­via Bus­ti­llos, de 87 años de edad, en su vi­vien­da en la ca­lle Over­land, des­co­no­cía por com­ple­to la pro­pues­ta de la Ciu­dad, al­go que los afec­ta­ría di­rec­ta­men­te a los dos.

“Mi ma­dre ha vi­vi­do to­da su vi­da aquí, en la es­qui­na de la ca­lle es don­de com­pra­ba dul­ces cuan­do era ni­ña, ella so­lía tra­ba­jar en el ne­go­cio que es­ta­ba en la San­ta Fe”, di­jo Bus­ti­llos, quien se mu­dó de Ca­li­for­nia pa­ra cui­dar de su ma­dre.

“Es­ta es la pri­me­ra vez que es­cu­cho to­do es­to, la gen­te que vi­ve aquí ha vi­vi­do por años y mu­chos son de la ter­ce­ra edad, ¿a don­de irán?, ¿se­rán re­ubi­ca­dos?, los que no quie­ran ven­der, ¿qué les va a pa­sar?”, pre­gun­tas que de­bie­ron ha­ber si­do con­tes­ta­das pre­via­men­te por la Ciu­dad an­tes de cual­quier pla­ni­fi­ca­ción de pro­yec­tos.

Pa­ra el pro­ce­so de ad­qui­si­ción, la Ciu­dad pon­drá en mar­cha un pro­gra­ma de re­ubi­ca­ción pa­ra los más de 200 in­qui­li­nos re­si­den­cia­les y co­mer­cia­les.

Ca­bil­do no quie­re es­pe­rar

El Ayuntamiento tie­ne pro­gra­ma­do vo­tar du­ran­te la pró­xi­ma se­sión regular del mar­tes pa­ra de­ter­mi­nar si se ac­ti­va la op­ción de ‘do­mi­nio emi­nen­te de la Ciu­dad’, lo que le da­ría a la mu­ni­ci­pa­li­dad el po­der de ex­pro­piar pro­pie­da­des con fi­nes de in­te­rés pú­bli­co.

La abo­ga­da Bo­run­da Firth men­cio­nó pre­via­men­te que no con­si­de­ra que se­rá ne­ce­sa­rio el uso de es­te po­der, ya que los due­ños de los te­rre­nos y edi­fi­cios en cues­tión pa­re­cen es­tar dis­pues­tos a ne­go­ciar.

Pe­ro no to­dos los re­si­den­tes com­par­ten la opi­nión de la abo­ga­da. Por su par­te, la señora Ro­me­lia, quien op­tó por no dar su ape­lli­do y es re­si­den­te de la ca­lle Chihuahua, co­men­tó que no es­tá de acuer­do con la pos­tu­ra de la Ciu­dad.

“Yo de mi par­te no es­toy de acuer­do en ven­der mi ca­sa, ni de mo­ver­me, ten­go más de 40 años vi­vien­do aquí y ya voy pa­ra vie­ji­ta. Pa­ra mí se­ría muy difícil por­que ya ten­go mi vi­da aquí, ten­go la far­ma­cia cer­ca, la clí­ni­ca a la que voy, se­ría un cam­bio muy drás­ti­co”, ex­pre­só.

ha­bi­tan­tes del sec­tor ma­ni­fes­ta­ron su in­con­for­mi­dad con el des­pla­zo

Newspapers in Spanish

Newspapers from USA

© PressReader. All rights reserved.